Estás leyendo
WRC Acrópolis Rallye de Grecia: histórico triplete de Hyundai

WRC Acrópolis Rallye de Grecia: histórico triplete de Hyundai

+34
Ver galería

Tras sus dos victorias consecutivas, Tänak llegaba a Grecia con el objetivo de continuar su racha y recortar lo máximo posible los 72 puntos de ventaja de Rovanperä para cual, contaba con la ayuda del español Sordo que en sus dos anteriores participaciones de esta temporada había terminado el podio, además de su habitual compañero, el belga Neuville, el tercer aspirante con opciones matemáticas para logar el título. Por su parte, Rovanperä que, ya dejó escapar en Bélgica la primera oportunidad de proclamarse campeón, necesitaba 18 puntos más de Tänak para dejar sentenciado el campeonato, para lo cual tendrá que esperar al menos hasta el próximo rally. La victoria fue para Neuville, que de esta manera logró su primera victoria de la temporada, mientras que Tänak terminó segundo y Sordo fue tercero. Hyundai conseguía así un histórico triplete (el primero en sus 107 apariciones en el WRC hasta la fecha) con el que a falta de 3 pruebas para que acabe la temporada, los títulos de pilotos y de constructores vuelven a estar en juego cuando prácticamente parecían sentenciados.

 

Rovanperä al menos lograba el segundo puesto en el Power Stage y sumaba 4 puntos que le permitirán proclamarse campeón si en la próxima cita logra ocho puntos más que Tänak

 

Por fin Neuville logró su priemra victoria de la temporada, la priemra con los nuevos Rally1

 

El shakendown del jueves en el que Tänak marcó el mejor tiempo, seguido por Neuviile, con Sordo cuarto y Rovanperä séptimo fue un presagio de lo que acabaría sucediendo. Al día siguiente tuvo lugar una espectacular súper especial en un abarrotado Estadio Olímpico de Atenas en la que se impuso Neuville, que pasó así a líderar la prueba por sólo 0,1 segundos sobre el Hyundai Rally2 de Suninen, mientras que Sordo fue tercero a 1 segundo y Tänak cuarto a 1,1 segundos. El viernes tuvo lugar una agotadora etapa de 108,31Km cronometrados repartidos en seis tramos sin asistencia hasta la tarde. El día nos dejó una nueva demostración de la veteranía y buen hacer de Loeb que, una década después de su última participación esta prueba y en su cuarta participación esta temporada, lideraba la prueba con 1,7 segundos de ventaja sobre su compañero Loubet, convirtiéndose así en el piloto de mayor edad (48 años) en liderar una prueba de WRC, superando así a Waldegard cuando en 1991 y con 47 años lideró el Rally Safari. El francés, que no pudo completar el shakedown del jueves por un problema eléctrico en su Ford Puma, comenzó el día ganado los tres primeros tramos de la mañana, lo que le permitió liderar la prueba con 6,4 segundos de ventaja sobre Neuville, mientras que su compañero Loubet era tercero, a 8 segundos. Por la tarde, un error de Loeb en el primer tramo, sumado a que su compañero Loubet se impuso en dos de los tres tramos hicieron que Loeb no sólo perdiese el liderato, sino que bajase hasta la tercera posición, a 8,3 segundos de su compañero y a 0,5 segundos de Lappi, que era segundo. Sin embargo, el ocho veces Campeón del Mundo sacó a relucir su clase y experiencia en el último tramo del día y aventajó  a su aprendiz en 10 segundos, recuperando así el liderato con 1,7 segundos de ventaja, mientras que Lappi bajaba a la tercera posición, a 8,7 segundos. Neuville era cuarto a 16 segundos de Loeb, y con 22,2 segundos e ventaja sobre Sordo, que terminó el día en quinta posición. Tänak, que completó la mayor parte de la etapa con una unidad híbrida defectuosa fue sexto, por delante del Ford de Greensmith y del Toyota de Evans, mientras que Rovanperä, perjudicado por el hecho de tener que abrir los tramos, se tuvo que conformar con la novena posición.

 

La victoria fue para Neuville, que de esta manera logró su primera victoria de la temporada, mientras que Tänak terminó segundo y Sordo fue tercero. Hyundai conseguía así un histórico triplete (el primero en sus 107 apariciones en el WRC hasta la fecha) con el que a falta de 3 pruebas para que acabe la temporada, los títulos de pilotos y de constructores vuelven a estar en juego cuando prácticamente parecían sentenciados

 

Esta edición recuperó la espectacular súper especial en el  Estadio Olímpico de Atenas

 

La etapa del sábado no sólo fue la más larga y dura de la prueba con 147,98 Km cronometrados repartidos en 6 tramos, entre ellos las dobles pasadas por Pyrgos y Tarzán de 33,2 Km y 23,37 Km respectivamente, sino que, además, puso de manifiesto la reputación de ser el “Rallye de los Dioses” por la dureza de sus tramos de tierra. El día comenzó con Tänak imponiéndose en el primer tramo, mientras que su compañero Neuville ascendía hasta la segunda posición, a 19 segundos de Loeb y con 1,4 segundos de ventaja sobre Lappi. Sin embargo, la clasificación sufriría un cambio de líder antes de disputarse el siguiente tramo y es que, una vez terminado el tramo, Loeb sufrió un problema con la correa del alternador del Ford y tuvo que abandonar. Esta no fue la única mala noticia de Ford, que en el tramo siguiente vio como Loubet decía adiós a sus esperanzas de acabar en el podio cuando un pinchazo en la rueda delantera izquierda le hizo caer a la novena posición. Peor le fueron las cosas a Rovanperä, que en ese mismo tramo chocó contra un árbol, lo que además de provocar graves daños en la parte trasera de su Yaris, perdió más de seis minutos, dejándole en la 19º posición. A Partir de ese momento, los Hyundai impusieron su ritmoy ganaron todos los tramos del día (Neuville 3 y Sorso y Tänak uno cada uno), dejando a los tres pilotos de Hyundai liderando la prueba, con Neuville primero, Tänak segundo a 27,9 segundos y Sordo tercero a 52,9 segundos. Evans, cuarto, era el mejor de los Toyota y Loubet terminaba el día en quinta posición, a 2 minutos y 40 segundos de Neuville.

 

El día nos dejó una nueva demostración de la veteranía y buen hacer de Loeb que, una década después de su última participación esta prueba y en su cuarta participación esta temporada, lideraba la prueba con 1,7 segundos de ventaja sobre su compañero Loubet, convirtiéndose así en el piloto de mayor edad (48 años) en liderar una prueba de WRC, superando así a Waldegard cuando en 1991 y con 47 años lideró el Rally Safari

 

Un magistral Ooeb volvía por cuarta vez esta temporada y se convirtió en el piloto de mayor edad (48 años) en liderar una prueba de WRC hasta que tuvo que abandonar el sábado

 

Con sólo tres tramos cronometrados (dos pasadas por Eleftherochori de 16,90 Km y una por el tramo de Elatia-Rengini de 11,26 Km) y estaba claro que Hyundai no iba a permitir dejar escapar la ocasión de lograr un histórico triplete con el que recortar un importante número de puntos en las dos clasificaciones. Así, tras la victoria de Tänak en el primer tramo en el que recuperó 2,9 segundos, llegaron las órdenes de equipo. Neuville se impuso en el siguiente tramo, dejando su ventaja en 29,3 segundos a falta del Power Stage donde se impuso Tänak. De esta manera, Neuville por fin lograba su primera victoria de la temporada con 15 segundos de ventaja sobre Tänak y Sordo una vez más, terminaba en el podio, a 1 minuto y 49 segundos de Neuville. Rovanperä al menos lograba el segundo puesto en el Power Stage y sumaba 4 puntos que le permitirán proclamarse campeón si en la próxima cita logra ocho puntos más que Tänak. Loubet finalmente fue cuarto, su compañero Breen quinto y Katsuta, que terminó sexto, fue el único Toyota que logró terminar entre los puntos.

Ver también
Nuevo Porsche 911 GT3 R para los equipos cliente de Porsche

 

La clasificación sufriría un cambio de líder antes de disputarse el siguiente tramo y es que, una vez terminado el tramo, Loeb sufrió un problema con la correa del alternador del Ford y tuvo que abandonar. Esta no fue la única mala noticia de Ford, que en el tramo siguiente vio como Loubet decía adiós a sus esperanzas de acabar en el podio cuando un pinchazo en la rueda delantera izquierda le hizo caer a la novena posición. Peor le fueron las cosas a Rovanperä, que en ese mismo tramo chocó contra un árbol, lo que además de provocar graves daños en la parte trasera de su Yaris, perdió más de seis minutos, dejándole en la 19º posición

 

Histórico triplete de Hyundai que anima un campeonato que parecía sentenciado

Clasificación pilotos

 

Clasificación constructores