Estás leyendo
WRC Rally Acrópolis: Rovanperä tocado por los dioses

WRC Rally Acrópolis: Rovanperä tocado por los dioses

+57
Ver galería

Tras su victoria en el pasado Rally de Finlandia, Evans llegaba a Grecia con el objetivo de seguir recortando puntos a Rovanperä, pero el piloto finlandés estaba tocado por los dioses y, en un prueba en la que su máxima aspiración parecía ser terminar tercero, acabó ganado gracias a los abandonos de Neuville y de Ogier. Evans se tuvo que conformar con la segunda posición por lo que, a falta de sólo tres pruebas y 90 puntos en juego, ve como su compañero está ya a 33 puntos de diferencia. De esta manera, Toyota no sólo se sobrepone a una de sus derrotas más humillantes de la temporada pasada, ya que Hyundai Motorsport logró el triplete, sino que, además, ve ampliada su ventaja en la clasificación a 91 puntos. Sordo que, llevaba cinco pruebas sin competir, salvó el honor de la marca coreana al lograr terminar tercero y, por lo tanto, su segundo podio de la temporada.

 

Todo esto daría un inesperado giro por la tarde, cuando Neuville tuvo que abandonar en el primer tramo de la tarde al romper la suspensión de delantera derecha de su Hyundai por culpa de un agujero en el tramo. Esto dejaba el liderato del rally en manos de Ogier con 12,6 segundos de ventaja sobre Rovanperä, mientras que Sordo subía a la tercera posición, pero en el último tramo del día, Ogier golpeaba una piedra y destrozaba la suspensión trasera izquierda

 

Gran rally de Sordo que, en su quinta participación de la temporada, logró un nuevo podio

Las fuertes lluvias caídas en la zona los días previos a la prueba, obligaron a cancelar el Shakedown del jueves por la mañana, por lo que los participantes pasaron directamente a disputar el primer tramo, una superespecial en la capital griega de 1,48 km, en la que los cinco primeros terminaron separados por menos de un segundo, con Rovanperä primero, seguido por Lappi a sólo tres décimas, Neuville a cuatro décimas, Sordo a cinco décimas y Tänak a siete décimas. Al  siguiente día, Neuville fue el más rápido en el primero de los tres tramos de la mañana y pasó a liderar el rally con 4,2 segundos de ventaja sobre Tänak, pero al llegar a la asistencia, Rovanperä logró reducirla a 2 segundos, mientras que Ogier era tercero a 2,6 segundos de su compañero. Tänak era cuarto y Evans, en un irregular inicio, era quinto a 12,5 segundos de la cabeza. Por a tarde se disputaron otros tres tramos tras los cuales y, pese a no ganar ninguno de ellos, Neuville logró terminar la etapa en primera posición con 2,8 segundos de ventaja sobre Ogier, que perdió su alerón trasero por culpa de unas ramasRovanperä, que abría los tramos, finalmente se tuvo que conformar con la tercera posición, a 25,5 segundos de Neuville y con sólo 5,5 segundos de ventaja sobre Evans. Quinto y, a sólo 1,1 segundos, terminó Lappi, que sufrió una fuga de agua durante toda la tarde. A 9,6 segundos terminó Katsuta, mientras que Sordo terminó el día en la séptima posición a 7,6 segundos del piloto japonés. Tänak que, hasta la llegada a la asistencia era cuarto, tuvo un problema mecánico y salió de la zona de montaje de neumáticos con 22 minutos de retraso, por lo que fue sancionado con 3 minutos 40 segundos, pero al menos pudo continuar y ganar dos tramos por la tarde, no como su compañero Loubet, que se tuvo que retirar por un problema similar antes del primer tramo del día.

 

Tras su victoria en el pasado Rally de Finlandia, Evans llegaba a Grecia con el objetivo de seguir recortando puntos a Rovanperä, pero el piloto finlandés estaba tocado por los dioses y, en un prueba en la que su máxima aspiración parecía ser terminar tercero, acabó ganado gracias a los abandonos de Neuville y de Ogier. Evans se tuvo que conformar con la segunda posición por lo que, a falta de sólo tres pruebas y 90 puntos en juego, ve como su compañero está ya a 33 puntos de diferencia

 

Pese a un problema mecánico con la transmisión, Neuville logró terminar el día liderando la prueba

El sábado comenzó con Ogier como nuevo líder de la prueba, con 7,8 segundos de ventaja sobre Neuville, pero un error del francés, que se pasó un cruce en el segundo tramo, devolvió el liderato a Neville con 2 segundos de ventaja que, tras el último tramo de la mañana, aumentó hasta los 10,9 segundos. Rovanperä que, ganó dos de los tres tramos, logró reducir a la mitad la ventaja de Ogier, mientras que Sordo subía hasta la cuarta posición, a más de un minuto del finlandés. Un sobrecalentamiento de su Toyota durante el tercer tramo hizo que Evans llegara a la meta en modo eléctrico y que, por tanto, bajase a la quinta posiciónNo fue el único con problemas, pues Katsuta hizo un trompo y Lappi se tuvo que detener para cambiar una rueda, lo que les hizo bajar a la sexta y séptima posición respectivamente. Todo esto daría un inesperado giro por la tarde, cuando Neuville tuvo que abandonar en el primer tramo de la tarde al romper la suspensión de delantera derecha de su Hyundai por culpa de un agujero en el tramo. Esto dejaba el liderato del rally en manos de Ogier con 12,6 segundos de ventaja sobre Rovanperä, mientras que Sordo subía a la tercera posición, pero en el último tramo del día, Ogier golpeaba una piedra y destrozaba la suspensión trasera izquierda de su Toyota GR Yaris y, aunque pudo llegar a la meta, perdió casi cuatro minutos. Así pues, Rovanperä se encontró no sólo con un inesperado liderato, sino que además, con una cómoda ventaja de algo más de dos minutos sobre Sordo, mientras que Evans era tercero a 5,5 segundos del piloto español. Pese a su penalización, Tänak logró subir hasta la cuarta posición, con una cómoda ventaja sobre Lappi, mientras que Katsuta era sexto.

 

Por a tarde se disputaron otros tres tramos tras los cuales y, pese a no ganar ninguno de ellos, Neuville logró terminar la etapa en primera posición con 2,8 segundos de ventaja sobre Ogier, que perdió su alerón trasero por culpa de unas ramas. Rovanperä, que abría los tramos, finalmente se tuvo que conformar con la tercera posición, a 25,5 segundos de Neuville y con sólo 5,5 segundos de ventaja sobre Evans

 

Los errores de Neuville y de Ogier dejaron en bandeja el liderato a Rovanperä

Con sólo tres tramos por delante y una cómoda ventaja de dos minutos y cuatro segundos sobre Sordo, Rovanperä podía relajarse algo en la última etapaEvans que no se podía permitir el lujo de perder más puntos con Rovanperä, por lo que ya en el primer tramo arrebató la segunda posición a Sordo con 4 segundos de ventaja. En el segundo tramo, fue Sordo el que marcó el mejor tiempo, dejando en sólo 2,7 segundos la ventaja de Evans a falta del último tramo. Pese a tener asegurada su tercera victoria de la temporada, Rovanperä no dejó escapar la oportunidad de sumar el mayor número de puntos posibles y se impuso en el Power Stage, donde Evans fue segundo, Tänak Tercero, Sordo cuarto y Lappi quinto. De esta manera, Rovanperä logró la victoria con un minuto y treinta y un segundos de ventaja sobre Evans y Sordo fue tercero, a 4,2 segundos. Tänak fue cuarto, Lappi quinto y Katsuta sexto. El WRC se dirige ahora a Chile, para disputar la 11ª prueba de la temporada.

Ver también
El Audi RS Q e-tron se enfrenta a su tercer Dakar

 

Las fuertes lluvias caídas en la zona los días previos a la prueba, obligaron a cancelar el Shakedown del jueves por la mañana, por lo que los participantes pasaron directamente a disputar el primer tramo, una superespecial en la capital griega de 1,48 km, en la que los cinco primeros terminaron separados por menos de un segundo, con Rovanperä primero, seguido por Lappi a sólo tres décimas, Neuville a cuatro décimas, Sordo a cinco décimas y Tänak a siete décimas

 

Doblete de Toyota, con victoria de Rovanperä que amplia su ventaja al frente de la clasificación

Clasificación pilotos

Clasificación constructores