Estás leyendo
WRC Rally de Montecarlo: Ogier vuelve a ser el rey

WRC Rally de Montecarlo: Ogier vuelve a ser el rey

+43
Ver galería

El año pasado Ogier y Loeb protagonizaron una bonita lucha de la que Ogier salió victorioso por sólo 10,5 segundos, victoria con la que, además, igualaba a las 8 logradas por Loeb en esta mítica prueba. El Dakar impidió que de nuevo, los dos pilotos que han dominado esta especialidad en los últimos 20 años volviesen a verse las caras, pero al menos, nos ha dejado la novena victoria de Loeb, seguido por el vigente campeón, el joven finlandés Rovanperä. Hyundai, que estrenaba al francés Abiteboul como jefe de equipo, poco pudo hacer para hacer frente a los Toyota y se tuvo que conformar con el tercer puesto de Neuville. En cuanto a la participación española, cara y cruz: la cruz fue Sordo, que no tuvo un buen rally y sólo pudo terminar séptimo, a 3 minutos y 47 segundos, mientras que la cara fue Pepe López y Borja Rozada que, con su Hyundai i20 N R2 del equipo Teo Martín Motorsport, terminaron en la tercera posición de la categoría WRC2 (11ª en la general), en la que, finalmente, el ganador fue el francés Rossel (Citroën C3) tras la penalización de 5 segundos al ruso Gryazin (Skoda Fabia RS) por acortar una curva en los 13,2 km del TC14 el sábado por la tarde.

 

Rovanperä logró reducir 6 segundos la ventaja de Ogier tras imponerse en dos de los tres tramos en su intento de asegurarse la segunda posición que, a la llegada a la zona de cambio de neumáticos de Puget-Théniers, era ya de 12,4 segundos. Por la tarde, Neuville salió al ataque y se impuso en los dos primeros tramos, reduciendo a 9,3 segundos la diferencia con Rovanperä, pero el piloto de Toyota reaccionó en el último tramo del día logrando el mejor tiempo, lo que no sólo le permitió terminar el día con una ventaja de 16 segundos sobre Neuville, sino que, además, redujo la ventaja de Ogier a la mitad, dejándola en 16 segundos a falta de los últimos cuatro tramos del domingo

 

Gran actuación de Pepe López y Borja Rozada que, que, con su Hyundai i20 N R2 del equipo Teo Martín Motorsport, terminaron en la tercera posición de la categoría WRC2

Ya el jueves, Ogier dejó claro que quería lograr su noveno Montecarlo y, para empezar, por la mañana se impuso en el Shakedown de 2,29 Km y, por la noche se impuso en los dos tramos cronometrados, lo que le permitió acabar el día en primera posición con 6 segundos de ventaja sobre su compañero Evans, mientras que Tänak, que debutaba con el Ford Puma de M-Sport y, a pesar de unos problemas eléctricos que le dejaron sin quinta velocidad, terminó tercero a 15,4 segundos del francés y, una décima por delante de Neuville. Rovanperä, que tuvo que luchar contra el sobrecalentamiento de los neumáticos blandos de la parte delantera de su Toyota, terminó quinto a 17,1 segundos de Ogier, pero con 15 segundos de ventaja sobre Dani Sordo. El viernes se disputaron 105,34 Km cronometrados divididos en dos bucles de tres tramos sin asistencia hasta la llegada a Mónaco. Por la mañana, Ogier que, gestionó el desgaste de sus de neumáticos blandos y superblandos, se impuso en los tres tramos disputados, lo que le permitió llegar a la zona de cambio de neumáticos de Puget-Théniers con una ventaja de 32,7 segundos sobre el segundo clasificado, Neuville, mientras que Rovanperä terminó tercero a 1,8 segundos del Hyundai, pese a tener un encontronazo con un guardarraíl. Evans que, comenzó la etapa en segunda posición, bajó hasta la cuarta posición debido a un pinchazo en el último tramo de la mañana. Ya por la tarde y pese a asumir menos riesgos (sólo se impuso en uno de los tres tramos restantes), Ogier logró aumentar su ventaja hasta los 36 segundos sobre Rovanperä que, tras la intensa lucha por la mañana con Neuville, ya en el primer tramo de la tarde se hizo con la segunda posición y terminó aventajando al piloto de Hyundai en 1,9 segundos. Tänak bajaba hasta el cuarto puesto, a 16,3 segundos de Neuville. Evans era quinto y un frustrado Sordo, terminó sexto, pero ya a un minuto y treinta segundos de Ogier y a, 27,89 segundos de Evans.

 

En la mente de Ogier seguía todavía el recuerdo del pinchazo que sufrió en el penúltimo tramo y que le privó el año pasado de lograr su novena victoria, a pesar de los cual, el francés se impuso en el primero de los cuatro tramos disputados, lo que le permitió aumentar a 18,7 segundos su ventaja. Rovanperä lo redujo a  segundos tras ganar el segundo tramo, pero Ogier se impuso en el tercero y sentenció la prueba dejando su ventaja en 23,5 segundos. Rovanperä ganó el Power Stage y con ello se llevó los 5 puntos extra, mientras que Ogier se conformó con el quinto puesto, a 4,7 segundos de su compañero

 

Ogier comenzó la 91ª edición del Rally de Montecarlo dominado la jornada del jueves

Al igual que el viernes, la etapa del sábado constó de dos bucles de tres tramos sin asistencia hasta la llegada a Mónaco, pero con un total de 111,78 Km cronometrados. Por la mañana, Rovanperä logró reducir 6 segundos la ventaja de Ogier tras imponerse en dos de los tres tramos en su intento de asegurarse la segunda posición que, a la llegada a la zona de cambio de neumáticos de Puget-Théniers, era ya de 12,4 segundos. Por la tarde, Neuville salió al ataque y se impuso en los dos primeros tramos, reduciendo a 9,3 segundos la diferencia con Rovanperä, pero el piloto de Toyota reaccionó en el último tramo del día logrando el mejor tiempo, lo que no sólo le permitió terminar el día con una ventaja de 16 segundos sobre Neuville, sino que, además, redujo la ventaja de Ogier a la mitad, dejándola en 16 segundos a falta de los últimos cuatro tramos del domingo. Evans, aprovechó los problemas en la dirección asistida del Ford Puma de Tänak para subir hasta la cuarta posición, mientras que Katsuta logró superar a un desconcertado Sordo por su falta de competitividad, lo que le hizo terminar a 53 segundos del japonés. Lappi que, realizó unos ajustes de puesta a punto durante la noche, se sintió mucho más cómodo con su nuevo i20 N, pero sufrió un pinchazo en la parte trasera derecha en el TC12, a pesar de lo cual, pudo mantener el octavo puesto.

 

Ya el jueves, Ogier dejó claro que quería lograr su noveno Montecarlo y, para empezar, por la mañana se impuso en el Shakedown de 2,29 Km y, por la noche se impuso en los dos tramos cronometrados, lo que le permitió acabar el día en primera posición con 6 segundos de ventaja sobre su compañero Evans, mientras que Tänak, que debutaba con el Ford Puma de M-Sport y, a pesar de unos problemas eléctricos que le dejaron sin quinta velocidad, terminó tercero a 15,4 segundos del francés y, una décima por delante de Neuville

 

Tras una dura lucha con Neuville, finalmente Rovanperä se hizo con la segunda posición

En la mente de Ogier seguía todavía el recuerdo del pinchazo que sufrió en el penúltimo tramo y que le privó el año pasado de lograr su novena victoria, a pesar de los cual, el francés se impuso en el primero de los cuatro tramos disputados, lo que le permitió aumentar a 18,7 segundos su ventaja. Rovanperä lo redujo a  segundos tras ganar el segundo tramo, pero Ogier se impuso en el tercero y sentenció la prueba dejando su ventaja en 23,5 segundos. Rovanperä ganó el Power Stage y con ello se llevó los 5 puntos extra, mientras que Ogier se conformó con el quinto puesto, a 4,7 segundos de su compañero. De esta forma, Ogier lograba su novena victoria a lo largo de tres décadas, victorias que además las ha logrado con cinco marcas diferentes. Como era de esperar Loeb no sólo no tardó en felicitar a su compatriota a través de las redes sociales, sino que, además, en tono de humor le “retó” para ver cuando podría igualarle las nueve victorias. Rovanperä que, finalmente se quedó a 18,8 segundos de su compañero, esa consciente de que su segundo puesto era como una victoria, pues afortunadamente para él, el francés no participará en todas las pruebas. Neuville que, sufrió un fuerte desgaste de los neumáticos, finalmente se tuvo que conformar con la tercera posición, a 25,8 segundos de Rovanperä, pero 27,8 segundos por delante de Evans. En su debut con Ford, Tänak terminó quinto. Katsuta, pese a sufrir daños en la suspensión trasera en la parte final del rally, fue sexto  y aventajó en 14,9 segundos a Sordo, cuyo Hyundai sufrió un fallo en la unidad híbrida durante todo el domingo. Un discreto Lappi terminó octavo en su debut con Hyundai, mientras que los pilotos de WRC2, Rossel y Gryazin, completaron el top 10. El campeonato se traslada a Suecia el mes que viene para la única prueba puramente invernal de la temporada que tendrá lugar del 9 al 12 de febrero.

Ver también
F1 GP de México: Hannah Schmitz vuelve a ganar a Mercedes

 

En cuanto a la participación española, cara y cruz: la cruz fue Sordo, que no tuvo un buen rally y sólo pudo terminar séptimo, a 3 minutos y 47 segundos, mientras que la cara fue Pepe López y Borja Rozada que, con su Hyundai i20 N R2 del equipo Teo Martín Motorsport, terminaron en la tercera posición de la categoría WRC2 (11ª en la general)

 

Novena victoria de Ogier en el Montecarlo, el piloto más laureado en esta mítica prueba

Clasificación pilotos

 

Clasificación constructores