Estás leyendo
F1 GP de Japón: Verstappen se proclama bicampeón en otro caótico Gran Premio de la FIA

F1 GP de Japón: Verstappen se proclama bicampeón en otro caótico Gran Premio de la FIA

+30
Ver galería

Al igual que Singapur, la F1 regresaba a Japón tras dos años de ausencia y la lluvia volvió a poner en evidencia la FIA, en una carrera que nos trajo situaciones muy parecidas a las vividas en 2014 con el trágico accidente de Bianchi. Por si esto fuese poco, un nuevo reglamento que se aprobó precisamente para evitar que se volviese a repetir lo sucedido en Bélgica el año pasado con el reparto de puntos, hizo que Verstappen se proclámese campeón por la puerta de atrás (tan atrás que ni él, ni el equipo tenían caro si lo era o no) debido a la letra pequeña del artículo en cuestión después de que tan sólo se hubiesen disputado 28 vueltas. Por otro lado y ya de cara la temporada que viene, Alpine hizo oficial el fichaje de Gasly y AlphaTauri el del belga De Vries así pues, sólo quedan por saber el segundo asiento de William y si Schumacher seguirá o no Haas.

 

Gasly, que finalmente optó por  salir desde el pitlane, se daba un gran susto al encontrarse en la pista un tractor que iba a quitar el Ferrari de Sainz y pasaba a pocos centímetros de él, pero ahí no quedó la cosa, pues el francés acabó con una publicidad suelta por el accidente de Sainz en su morro

 

La superioridad de Verstappen en Japón fue aplastante: 27 segundos en sólo 28 vueltas

La lluvia que, ya hizo acto de presencia en los libres del viernes, hizo una pausa el sábado y los entrenamientos se pudieron realizar en seco. Latifi, Stroll, Magnussen y Gasly fueron los pilotos eliminados en la Q1, donde Verstappen ya puso de manifiesto que iba a ser el hombre a batir. En la Q2, Pérez marcó el mejor tiempo, seguido y Alonso sorprendió a todos marcando el segundo mejor tiempo, por delante de Verstappen, mientras que Schumacher, Zhou, Tsunoda, Bottas y Ricciardo no lograron pasar el corte. En la definitiva Q3, Verstappen marcaba el mejor tiempo en el primer intento, seguido por Leclerc a 0,253 segundos y por Sainz, a 0,398 segundos. Así pues, todo parecía indicar que el holandés iba a lograr fácilmente su quinta pole de la temporada. En el segundo intento, Leclerc marcaba de morando el segundo parcial, pero finalmente se quedaba a sólo 0,010 segundos del holandés y Sainz que, venía mejorando sus tiempos, finalmente era tercero a sólo 0,057 segundos. Pérez terminaba cuarto, Ocon quinto, Hamilton sexto, Alonso fue séptimo, Russell octavo, Vettel noveno y Norris décimo.

 

Tras completar dos vueltas detrás del Safety Car y, a falta de 40 minutos, finalmente se mostró la bandera verde con Verstappen liderando la carrera, seguido por Leclerc, Pérez, Ocon, Hamilton, Alonso, Russell, Ricciardo, Tsunoda y Schumacher. Latifi y Vettel (15º y 16º), viendo que la pista se iba a ir secando y que no tenían nada que perder, optaron para parar y cambiar a intermedios, decisión que acabó siendo la acertada pues dos vueltas más tarde todos iban ya con intermedios, todos salvo Alonso,que llegó a liderar la carrera durante una vuelta y Schumacher, a quien desde el muro le hicieron esperar a un posible Safety Car que nunca llegó, por lo que cuando finalmente paró en la 11ª vuelta, pasó de liderar brevemente la carrera, a  la última posición

 

Sólo 0,010 segundos separaron a Verstappen de Leclerc en la lucha por la pole

El domingo, la lluvia volvía a hacer acto de presencia y todos optaban por montar el neumático intermedio. En la salida que, al menos esta vez se dio a su hora, Leclerc logró salir mejor que Verstappen y cuando parecía que se iba a poner primero, el holandés finalmente recuperó la primera posición adelantando al Ferrari por el exterior. Por detrás, Pérez adelantaba a Sainz que, victima de un aquaplaning, perdía el control de su Ferrari y acababa golpeando violentamente las protecciones, dañando toda la parte trasera. No sería el único en abandonar pues por problemas mecánicos, Albon también decía adiós a la carrera en la primera vuelta y Vettel hacía un trompo tras tocarse con Alonso en la salida y, aunque pudo continuar, lo hizo desde la última posición hasta que Zhou hizo otro trompo cuando estaba adelantando a Ocon. Gasly, que finalmente optó por  salir desde el pitlane, se daba un gran susto al encontrarse en la pista un tractor que iba a quitar el Ferrari de Sainz y pasaba a pocos centímetros de él, pero ahí no quedó la cosa, pues el francés acabó con una publicidad suelta por el accidente de Sainz en su morro. Finalmente, y tras sacar al Safety Car, Dirección de Carrera decidía parar la carrera con bandera roja.  El tiempo iba transcurriendo con el límite de las 3 horas desde la salida en la mente de todos, agravado por la posible falta de luz, lo que hacia presagiar lo peor. Afortunadamente no fue así y finalmente a falta de 45 minutos, los coches salieron de nuevo a la pista con neumáticos de lluvia extrema detrás del Safety Car.

 

Verstappen lograba su 12ª victoria de la temporada con la que, además, iguala a 32 con Alonso. 27 segundos más tarde lo hacía Leclerc y Pérez, sin embargo y con una rapidez desconocida en la F1 (sin ir más lejos el pasado GP de Singapur hubo que esperar a que unas horas una vez finalizada la carrera para que sancionasen a Pérez), Leclerc fue sancionado con 5 segundos por saltarse la última chicane, sanción que no sólo suponía que Pérez pasaba a ser segundo, sino que, además, automáticamente y supuestamente, Verstappen pasa a ser campeón. Decimos supuestamente, porque ni él, ni su equipo lo tenían claro ya que todos pensaban que sólo se otorgaban 19 puntos al ganador y no los 25 habituales al haberse disputado más del 50% y menos del 75% de la carrera

 

Tras la salida, paracía que Leclerc pasaría a liderar la carrera, pero Verstappen recuperó el liderato en un increible adelantamiento en la primera curva por el exterior

Tras completar dos vueltas detrás del Safety Car y, a falta de 40 minutos, finalmente se mostró la bandera verde con Verstappen liderando la carrera, seguido por Leclerc, Pérez, Ocon, Hamilton, Alonso, Russell, Ricciardo, Tsunoda y Schumacher. Latifi y Vettel (15º y 16º), viendo que la pista se iba a ir secando y que no tenían nada que perder, optaron para parar y cambiar a intermedios, decisión que acabó siendo la acertada pues dos vueltas más tarde todos iban ya con intermedios, todos salvo Alonso,que llegó a liderar la carrera durante una vuelta y Schumacher, a quien desde el muro le hicieron esperar a un posible Safety Car que nunca llegó, por lo que cuando finalmente paró en la 11ª vuelta, pasó de liderar brevemente la carrera, a  la última posición. Según se iban completando las vueltas, Verstappen iba aumentado su ventaja sobre Leclerc que, con 19 vueltas, era ya de 14 segundos. Por detrás la carrera se centró en la lucha entre Ocon y Hamilton por la cuarta posición y en la de Vettel y Alonso por la sexta, mientras que otros pilotos optaban por hacer una segunda parada para montar un nuevo juego de intermedios entre ellos Alonso, que salió en décima posición.

 

Al igual que Singapur, la F1 regresaba a Japón tras dos años de ausencia y la lluvia volvió a poner en evidencia la FIA, en una carrera que nos trajo situaciones muy parecidas a las vividas en 2014 con el trágico accidente de Bianchi. Por si esto fuese poco, un nuevo reglamento que se aprobó precisamente para evitar que se volviese a repetir lo sucedido en Bélgica el año pasado con el reparto de puntos, hizo que Verstappen se proclámese campeón por la puerta de atrás (tan atrás que ni él, ni el equipo tenían caro si lo era o no) debido a la letra pequeña del artículo en cuestión después de que tan sólo se hubiesen disputado 28 vueltas

 

Pese a salir tars la reanudación con neumáticos de lluvia extrema, en apenas tres vueltas los pilotos ooptaron por pasar a intermedios

Con sus neumáticos intermedios completamente degradados, Leclerc veía como por detrás, Pérez le iba recortando su ventaja hasta que finalmente lo tenía pegado a su alerón trasero, una lucha que no sólo era por una posición, sino que además, estaba en juego el poder alargar una carrera más el título de  Verstappen. Por detrás, Hamilton seguía sin poder adelantar a Ocon, mientras que Alonso remontaba hasta la séptima posición y se acercaba a la sexta de Vettel. Con una superioridad abrumadora, Verstappen lograba su 12ª victoria de la temporada con la que, además, iguala a 32 con Alonso. 27 segundos más tarde lo hacía Leclerc y Pérez, sin embargo y con una rapidez desconocida en la F1 (sin ir más lejos el pasado GP de Singapur hubo que esperar a que unas horas una vez finalizada la carrera para que sancionasen a Pérez), Leclerc fue sancionado con 5 segundos por saltarse la última chicane, sanción que no sólo suponía que Pérez pasaba a ser segundo, sino que, además, automáticamente y supuestamente, Verstappen pasa a ser campeón. Decimos supuestamente, porque ni él, ni su equipo lo tenían claro ya que todos pensaban que sólo se otorgaban 19 puntos al ganador y no los 25 habituales al haberse disputado más del 50% y menos del 75% de la carrera. Finalmente quedó aclarado el mal entendido del reparto de puntos del artículo 57.5 en el que se dice que “solo” es aplicable si la carrera se suspende, que no es el caso. Así pues, Verstappen en era ya oficialmente campéon de la F1 por segundo año consecutivo. Ocon lograba terminar cuarto, Hamilton quinto y Vettel, tras un final de foto finish con Alonso, era sexto por sólo 0,011 segundos. Russell terminó octavo, Latifi lograba sus primeros puntos en la F1 al terminar noveno y Norris fue décimo. Finalizada la carrera, vino de nuevo la polémica pues la FIA en vez de asumir su error con el Saferty Car y la grúa de Sainz, sancionó a Gasly con un “drive through” que, al no haber podido cumplirlo, se le añadirán 20 segundos a su tiempo, además de quitarle dos puntos, argumentando que el piloto de AlphaTauri había excedido la velocidad bajo bandera roja.

 

Ver también
F1 GP de Brasil: Mercedes está de vuelta

En la definitiva Q3, Verstappen marcaba el mejor tiempo en el primer intento, seguido por Leclerc a 0,253 segundos y por Sainz, a 0,398 segundos. Así pues, todo parecía indicar que el holandés iba a lograr fácilmente su quinta pole de la temporada. En el segundo intento, Leclerc marcaba de morando el segundo parcial, pero finalmente se quedaba a sólo 0,010 segundos del holandés y Sainz que, venía mejorando sus tiempos, finalmente era tercero a sólo 0,057 segundos. Pérez terminaba cuarto, Ocon quinto, Hamilton sexto, Alonso fue séptimo, Russell octavo, Vettel noveno y Norris décimo

 

Fianlmente quedó claro que Verstappen era bicamoéon de la F1

 

Clasifcación de pilotos

 

 

Clasificación constructores