Estás leyendo
F1 GP de Italia: ¡Porca miseria!, lo que pudo ser y no fue

F1 GP de Italia: ¡Porca miseria!, lo que pudo ser y no fue

+61
Ver galería

La F1 se despedía de Europa en Monza que este año celebraba su centenario lo que sumado al 75º aniversario de Ferrari, hizo que el Ferrari F1-75 luciese una decoración especial y que tanto los monos como los cascos de Sainz y de Leclerc fuesen amarillos, un color ligado a la ciudad de Modena. Al igual que en Bélgica, hubo muchas penalizaciones en la parrilla de salida por cambiar la unidad de potencia o varios de sus componentes (Tsunoda, Hamilton, Sainz, Verstappen, Pérez y Bottas) y debido a que Albon tuvo que ser ingresado por cuadro de apendicitis, Nick de Vries, que el viernes rodó en los libres 1 con Aston Martin, hizo su debut oficial en la F1 con Williams sumando dos puntos y siendo elegido como piloto del día. Si bien el sábado Leclerc alegró a los tifosi logrando el mejor tiempo, Verstappen se  encargó devolverles a la realidad en un final de carrera deslucido al terminar detrás del Safety Car. Alonso no tuvo su día y puso fin a su racha de 10 carreras consecutivas puntuando, justo en la carrera en la que igualaba las 350 de Raikkonen, el piloto con más  Grandes Premios disputados.

 

El abandono de Vettel provocó un periodo de VSC en el cual, viendo que con la misma estrategia Leclerc no iba a poder defenderse del ritmo de Verstappen, en Ferrari optaron por pararle  y montarle un juego de medios (fue el único que hizo una parada durante el VSC) de esta manera, Verstappen pasaba a liderar la carrera seguido de Russell que estaba ya a 4,8 segundos, Leclerc era tercero a 12 segundos del Mercedes y Sainz era ya cuarto

 

Ferrari lució de amarillo con motivo el centenario de Monza y del 75ª aniversario de la marca

 

A pesar de que se esperaba el dominio de Red Bull, tanto en libres 1 como el en los libres 2, un Ferrari estuvo al frente de los tiempos, pero ya en los libres 3, Verstappen marcó el mejor tiempo aventajando a Leclerc en 0,347 segundos. El holandés también marcó el mejor tiempo en la Q1, donde Schumacher, Magnussen, Stroll, Vettel y Latifi fueron los pilotos eliminados. En la Q2Sainz sorprendió a todos marcando el mejor tiempo, seguido por Leclerc y Verstappen, mientras que Tsunoda, Zhou, de Vries, Bottas y Ocon fueron los eliminados. Sainz volvía a marcar el mejor tiempo en su primer intento de la Q3, superando a Leclerc por 0,186 segundos y a Verstappen en 0,275 segundos. Dado que ni Sainz ni Verstappen iban a salir desde la pole, Leclerc quería salir desde la primera posición habiendo marcado el mejor tiempo y, en un bonito duelo con Verstappen, hizo rugir a los tifosi  aventajando a Verstappen en 0,145 segundos, mientras que Sainz fue tercero a 0,268 segundos. Pérez fue cuarto, Hamilton quinto, Russell sexto, Norris fue séptimo, Ricciardo séptimo, Gasly fue noveno y Alonso fue décimo sin haber marcado un tiempo, pues se le anuló el de su primer intento por  superar los límites de pista y abortó en el segundo. Una vez más, las sanciones desvirtuaron por completo la parrilla de salida en la que sólo Leclerc mantuvo su posición. Russell subía hasta la segunda posición, Noris saldría desde la tercera posición, Ricciardo desde la cuarta, Gasly pasaba a la quinta posición, Alonso subía hasta el sexto puesto, Verstappen saldría séptimo, de Vries pasaba a ser octavo, Zhou noveno y Latifi décimo. En cuanto a Sainz, el español saldría desde la 18ª posición, por delante de Hamilton.

 

Con neumáticos nuevos, Verstappen volaba sobre la pista e iba recortando casi un segundo por vuelta la ventaja de Leclerc que, como era de esperar, tuvo que hacer una segunda parada en la que optaron por el compuesto blando y pudo mantener la segunda posición, pero ya a 19 segundos de Verstappen

 

Pese a tener la pole en el bolsillo debido a las sanciones de Verstappen y de Sainz, Leclerc quiso lograrla marcando el mejor tiempo en la Q3

 

En una carrera a una sola parada, Leclerc, Russell, Verstappen, de Vries y Ocon optaron por el compuesto blando y el resto de la parrilla se decantó por el medio mientras que la gran pregunta en el aire era cuántas vueltas iba a tardar Verstappen en remontar desde la séptima posición. Al apagarse el semáforo, Russell atacó a Leclerc, pero el monegasco logró pararle y acabó saltándose la primera variante y Verstappen, que   ya en la salida subió dos posiciones, era ya tercero al acabar la primera vuelta y no tuvo problema alguno en pasar a Russell en la quinta vuelta. Por detrás Sainz también iba ganado posiciones y, en la sexta vuelta, ya era décimo acercándose al grupo formado por Ricciardo que era cuarto, Gasly Norris, Alonso y de Vries. En seguida se vio que, a igualdad de neumáticos, el Red Bull era mucho más rápido que el Ferrari de Leclerc, que sólo contaba con algo más de un segundo de ventaja, por lo que estaba claro que en una o dos vueltas, los dos iban a estar pegados, mientras que Sainz seguía remontando y en la 12ª vuelta era ya quinto y pegado a Ricciardo. El abandono de Vettel provocó un periodo de VSC en el cual, viendo que con la misma estrategia Leclerc no iba a poder defenderse del ritmo de Verstappen, en Ferrari optaron por pararle  y montarle un juego de medios (fue el único que hizo una parada durante el VSC) de esta manera, Verstappen pasaba a liderar la carrera seguido de Russell que estaba ya a 4,8 segundos, Leclerc era tercero a 12 segundos del Mercedes y Sainz era ya cuarto.

 

La F1 se despedía de Europa en Monza, el templo de la velocidad que este año, celebraba su centenario lo que, sumado al 75º aniversario de Ferrari, hizo que no sólo el Ferrari F1-75 luciese una decoración especial, sino que además,  tanto los monos como los cascos de Sainz y de Leclerc fuesen amarillos, un color ligado a la ciudad de Modena

 

Russell fue a por Leclerc en la salida y acabó saltándose la primera variante

 

La buena degradación de los neumáticos permitió a Verstappen alargar su parada hasta la 25ª vuelta (dos mas que Russell), lo que le permitió salir segundo a sólo 10 segundos de Leclerc y con 7,6 segundos de ventaja sobre Sainz que, cuando finalmente hizo su parada en la vuelta 30ª para montar los blandos, se reincorporó en la octava posición. Con neumáticos nuevos, Verstappen volaba sobre la pista e iba recortando casi un segundo por vuelta la ventaja de Leclerc que, como era de esperar, tuvo que hacer una segunda parada en la que optaron por el compuesto blando y pudo mantener la segunda posición, pero ya a 19 segundos de Verstappen. Russel era tercero a 2,2 segundos de Leclerc, pero con neumáticos duros, Sainz volvía a ser cuarto a 18 segundos del Mercedes. Pérez era quinto Ricciardo sexto, Hamilton era séptimo tras un doble adelantamiento a Norris y a Gasly y  de Vries era décimo por delante de Zhou.

 

El abandono de Vettel provocó un periodo de VSC en el cual, viendo que con la misma estrategia Leclerc no iba a poder defenderse del ritmo de Verstappen, en Ferrari optaron por pararle parar montarle un juego de medios (fue el único que hizo una parada durante el VSC) de esta manera, Verstappen pasaba a liderar la carrera seguido de Russell que estaba ya a 4,8 segundos, Leclerc era tercero a 12 segundos del Mercedes y Sainz era ya cuarto

 

Ver también
F1 GP de China: doble victoria de Verstappen

Gran remontada de Sainz que después de haber salido 18º,  terminó cuarto y pudo haber terminado tercero de no haber sido porque la carrera no se reanudó

 

A diez vueltas para el final, los 18 segundos de ventaja de Verstappen sobre Leclerc eran un jarro de agua fría para los tifosi que veían como a pesar de ir con blandos, el monegasco era incapaz de recortarle la ventaja. Al menos, les quedaba el consuelo de ver como Sainz si que iba recortando la ventaja de Russell que, en la vuelta 45, era ya de sólo 8,2 segundos. Cuando todos daban por hecho la victoria de Verstappen, el abandono de Ricciardo en la vuelta 48ª puso algo de esperanzas ante la salida del Safety Car  una vuelta más tarde, situación que aprovecharon los cuatro primeros para hacer una nueva parada y montar neumáticos blandos de cara a la reanudación a falta de muy pocas vueltas. Desgraciadamente no fue así, pues los comisarios tardaron mucho tiempo en retirar el McLaren y además, tanto Bottas como Tsnuda, que estaban entre Verstappen y Leclerc, no llegaron a desdoblarse, lo que hubiese evitado una posible lucha final entre el Red Bull y el Ferrari. De esta manera, Verstappen logró la victoria, la quinta consecutiva que le permitirá proclamarse campeón en Singapur, Leclerc fue segundo y Russell, que fue tercero, adelanta a Sainz en la clasificación de pilotos. Sainz terminó en la cuarta posición, Hamilton fue quinto, Pérez sexto, Norris séptimo, Gasly fue octavo, de Vries fue noveno y Zhou décimo.

 

Al igual que en Bélgica, hubo muchas penalizaciones en la parrilla de salida por cambiar la unidad de potencia o varios de sus componentes (Tsunoda, Hamilton, Sainz, Verstappen, Pérez y Bottas) y debido a que Albon tuvo que ser ingresado por cuadro de apendicitis, Nick de Vries, que el viernes rodó en los libres 1 con Aston Martin, hizo su debut oficial en la F1 con Williams sumando dos puntos y siendo elegido como piloto del día

 

La quinta victoria consecutiva de Verstappen le permite llegar a Singapur con opciones de proclamarse campeón por segundo año consecutivo

 

Clasifcación de pilotos

Clasificación constructores