Estás leyendo
F1 GP de Austria: Leclerc vuelve a lo más alto ocho carreras después

F1 GP de Austria: Leclerc vuelve a lo más alto ocho carreras después

+33
Ver galería

Sin tiempo para digerir la histórica victoria de Sainz en Silverstone, la F1 llegaba al Red Bull Ring para disputar la segunda carrera al sprint de la temporada. Si bien Verstappen logró el mejor tiempo en los entrenamientos y se impuso en la carrera corta del sábado, todo cambió de cara al domingo cuando los Ferrari demostraron que tenían mejor ritmo y sobre todo, que conservaban mucho mejor sus neumáticos que Red Bull. Al final, si bien es cierto que Leclerc por fin volvió a lo más alto el podio, lo hizo con incertidumbre y nerviosismo (el propio Binotto no aguantó en el muro las últimas vueltas) debido a un problema en las vueltas finales con el acelerador, claro que, peor le fueron las cosas a Sainz, que con mejor ritmo que Verstappen y a punto de adelantarle, vio como su motor se rompía y tenía que abandonar por cuarta vez en la temporada. Al menos Alonso logró remontar hasta la décima posición después dehaber salido el último la no haber podido tomar la salida en la carrera del sábado.

 

Mal empezaron las cosas para Alonso, que debido a un problema eléctrico vio como mientras el resto de los pilotos comenzaban la vuelta de formación, el suyo seguía con las mantas puestas y en el aire y acabó siendo llevado a su box donde se confirmó su abandono

 

Por fin, tras ocho carreras seguidas, Leclerc volvía a sonreir desde lo más alto del podio

 

En los entrenos cronometrados que tuvieron lugar el viernes, como era de esperar dado las características del circuito, las diferencias fueron mínimas entre los 5 primeros y para delirio de la marea naranja que llenaba el circuito, la pole fue para Verstappen, que aventajó en 0,029 segundos a Leclerc y en 0,082 segundos a Sainz. Los limites de pista fueron decisivos, pues dejaron a Pérez sin su vuelta buena en al Q2  si bien pasó a disputar la Q3 en perjuicio de Gasly que no pudo pasar el corte. Ya en la Q3, Russell y Hamilton protagonizaron sendas banderas rojas. Hamilton fue el primero en salirse, concretamente en la curva 7 y, una vez reanudada la sesión y a falta de 2 minutos y 23 segundos para que terminase la sesión, Russell se salió en la curva 10, la última del circuito. Tras la reanudación, Leclerc lograba batir el tiempo de Verstappen y Sainz se colocaba segundo, pero en una gran vuelta, Verstappen marcaba el mejor tiempo. Pérez, a falta de ser investigado por lo ocurrido en la Q2 terminó cuarto, Russell, pese a su accidente, fue quinto, Ocon sexto, Los Haas de Magnussen y Schumacher fueron séptimo y octavo respectivamente, noveno fue Alonso y décimo Hamilton. Posteriormente, los comisarios anularon el tiempo de Pérez por exceder los límites de la pista en la Q2, con lo que, de cara a la carrera al sprint del sábado, el mexicano saldría desde el 13º puesto, con lo que todos subían un puesto en la parrilla, incluido Gasly, ascendía a la décima posición.

 

De cara a la carrera del domingo, el compuesto medio volvió a ser el elegido por todos salvo por Alonso que salía último, Vettel, Zhou y Tsunoda y bajo una inmensa humareda naranja se dio la salida en la que Sainz se fue por fuera en la primera curva, lo que no sólo le dejó descolgado de la lucha entre Verstappen y Leclerc, sino que además, tanto Russell como Pérez , que estaban luchando entre ellos por la cuarta posición, pasaron a ser una seria amenaza para el piloto español

 

El color naranja inundó el circuito y festejó el mejor tiempo de Verstappen en los entrenamientos de cara a la sprint race

 

Mal empezaron las cosas para Alonso, que debido a un problema eléctrico vio como mientras el resto de los pilotos comenzaban la vuelta de formación, él seguía con las mantas puestas y en el aire y acabó siendo llevado a su box donde se confirmó su abandono. Zhou vio como su Alfa Romeo se quedaba parado cuando estaba terminando la vuelta de formación y si bien pudo seguir, obligó a dar una segunda vuelta de formación. De cara a la salida, los 10 primeros optaron por el compuesto medio y al pagarse el semáforo Sainz salió muy bien, pues no sólo adelantó a Leclerc, sino que, además, a punto estuvo de pasar a Verstappen si bien, antes de que concluyese la primera vuelta, Leclerc recuperó la segunda posición. Por su parte, Hamilton se vió envuelto en un toque con Gasly y Albon que afortunadamente no tuvo consecuencias para el piloto de Mercedes. Mientras que Verstappen lideraba la carrera con casi tres segundos de ventaja, por detrás los dos Ferrari peleaban por la segunda posición, Russell era cuarto, Ocon quinto, los Haas de Magnussen y Schumacher eran sexto y séptimo respectivamente, octavo era Pérez, Bottas noveno y Hamilton décimo. Gracias al DRS, Pérez lograba adelantar a los dos Haas y en la 12ª vuelta lograba pasar a Ocon y era ya quinto. Hamilton peleaba por la séptima posición con los dos Haas hasta que a falta de dos vueltas para el final y ya sin la ayuda del DRS de Magnussen, Scumacher no pudo aguantar mas a Hamilton y se quedaba sin puntos en la carrera al sprint (puntúan sólo los 8 primeros). Verstappen lograba la victoria con 1,6 segundos de ventaja sobre Leclerc y Sainz finalmente era tercero a 5,6 segundos. Russell fue cuarto, Pérez quinto, Ocon sexto Magnussen séptimo y Hamilton octavo.

 

Sin todavía tiempo para digerir la histórica victoria de Sainz en Silverstone, la F1 llegaba al Red Bull Ring para disputar la segunda carrera al sprint de la temporada. Si bien Verstappen logró el mejor tiempo en los entrenamientos y se impuso en la carrera corta del sábado, los Ferrari, todo cambió de cara al domingo cuando los Ferrari demostraron calmamente que tenían mejor ritmo y sobre todo, que conservaban mucho mejor sus neumáticos que Red Bull

 

Victoria fácil de Verstappen en la sprint race que le ponía en la pole de cara al domingo

 

De cara a la carrera del domingo, el compuesto medio volvió a ser el elegido por todos salvo por Alonso que salía último, Vettel, Zhou y Tsunoda y bajo una inmensa humareda naranja se dio la salida en la que Sainz se fue por fuera en la primera curva, lo que no sólo le dejó descolgado de la lucha entre Verstappen y Leclerc, sino que además, tanto Russell como Pérez, que estaban luchando entre ellos por la cuarta posición, pasaron a ser una seria amenaza para el piloto español. Todavía no había terminado la primera vuelta cuando Pérez acabó en la grava mientras intentaba adelantar al piloto de Mercedes por el exterior de la curva 4, a pesar de lo cual, el mexicano pudo volver a la pista y cambio sus neumáticos medios por duros con la idea de no volver a parar. Poco a poco, Leclerc se fue acercando a Verstappen hasta que finalmente logró adelantarle por el interior de la curva 4 en la 12ª vuelta y ante la imposibilidad de seguir el ritmo de Leclerc, en Red Bull optaron por parar a Verstappen una vuelta más tarde. Leclerc lideraba así la carrera con 2,6 segundos de ventaja sobre Sainz, Ocon era tercero ya a 12 segundos y Hamiltonera cuarto después de verselas de nuevo con los Haas. Con neumáticos nuevos, Verstappen lograba ponerse tercero tras adelantar a Ocon y a Hamilton, que la igual que los Ferrari, estaba retrasando su parada en boxes (en Red Bull comenzaban a pensar que el equipo italiano iba a ir a una única parada). Por detrás Magnussen, Norris, Alonso, Zhou y Schumacher protagonizaba una espectacular lucha por la 8ª posición.

 

Ver también
F1 GP de Italia: ¡Porca miseria!, lo que pudo ser y no fue

Si bien es cierto que Leclerc por fin volvió a lo más alto el podio, lo hizo con incertidumbre y nerviosismo (el propio Binotto no aguantó en el muro las últimas vueltas) debido a un problema en las vueltas finales con el acelerador, claro que, peor le fueron las cosas a Sainz, que con mejor ritmo que Verstappen y a punto de adelantarle, vio como su motor se rompía y tenía que abandonar por cuarta vez en la temporada

A diferencia del sábado, el ritmo de Lecler era claramente superior al de Vertappen por un tema de degradación de neumáticos

 

La carrera de Pérez terminó en la 24ª vuelta cuando sin opciones de remontar desde la última posición le llamaron a boxes para que se retirase. Dos vueltas más tarde, Leclerc hacía por fin su parada en boxes para montar un juego de duros y la parada de Sainz devolvía el liderato a Verstappen con 3 segundos de ventaja sobre Leclerc y 6,6 segundos sobre Sainz, mientras que Hamilton era tercero tras adelantar a Ocon. Con neumáticos más frescos, era cuestión de tiempo de que Leclerc volviese a adelantar a Verstappen, lo que ocurrió en la vuelta 33ª, cuando el holandés comenzaba ya a quejarse de sus neumáticos, lo que hizo que parase de nuevo tres vueltas más tarde para montar otro juego de duros dejando a los dos Ferrari liderando la carrera. La parada de Leclerc en la vuelta 49ª dejó a Sainz liderando la carrara hasta que una vuelta más tarde, el español hizo su segunda parada. Esto volvió a dejar a Verstappen liderando la carrera hasta que una vez más, Leclerc le adelantó en la vuelta 53ª. Por detrás, Sainz venía haciendo vuelta rápida y recortando la ventaja de Verstappen, que era ya de sólo 1,3 segundos, pero en la vuelta 57ª el motor de su Ferrari comenzó a echar humo blanco. El españolo aparcó como pudo su Ferrari que comenzó a ser pasto de las llamas, lo que dio lugar a un periodo de VSC que aprovecharon Leclerc, Verstappen y Alonso para hacer una nueva parada en boxes. Una vez finalizado el periodo de VSC, Leclerc lideraba la carrera, seguido por Verstappen, mientras que Hamilton era tercero. A falta de 10 vueltas para el final, cuando parecía que Leclerc tenía la carrera controlada y que por fin iba a volver a ganar una carrera, el piloto de Ferrari comenzó a decir que tenía problemas con el acelerador de su Ferrari, que se quedaba atascado, dificultando así las reducciones. Pese el nerviosismo en el equipo (Binotto acabó reconociendo que no pudo ver las últimas vueltas), finalmente Leclerc pudo cruzar la meta en primera posición eso sí, con sólo 1,5 segundos de ventaja sobre Verstappen y con 41 segundos sobre Hamilton, que lograba a sí su tercer podio consecutivo. Russell fue cuarto, Ocon quinto, Schumacher lograba ser sexto, su mejor resultado hasta la fecha (acabó siendo elegido “piloto del día”), séptimo fue Norris, octavo Magnussen, noveno Ricciardo y después de haber salido último, Alonso logró remontar hasta la décima posición.

 

En los entrenos cronometrados que tuvieron lugar el viernes, como era de esperar dado las características del circuito, las diferencias fueron mínimas entre los 5 primeros y para delirio de la marea naranja que llenaba el circuito, la pole fue para Verstappen, que aventajó en 0,029 segundos a Leclerc y en 0,082 segundos a Sainz

 

La victoria de Lecler no estuvo excenta de incertidumbre debido a un probema con el acelerador

Clasifcación de pilotos

Clasificación constructores