Estás leyendo
F1 GP de EE.UU.: Red Bull acaba con la hegemonía de Mercedes en otro bochorno por parte de la FIA

F1 GP de EE.UU.: Red Bull acaba con la hegemonía de Mercedes en otro bochorno por parte de la FIA

+30
Ver galería

Tras lo ocurrido en Japón, la FIA sigue sin levantar cabeza y es que, en su intento de arreglar los errores de Japón, emitió un comunicado con un informe en el que además de culpar a Gasly, se saldó con el cese del portugués Eduardo Freitas como Director de Carrera, lo que deja ahora a Niels Wittich como Director único de la F1. Pero por si esto fuese poco, está también el tema del limite presupuestario de Red Bull y su negociación con el equipo de la posible sanción que le pueda caer, lo que está causando estupor e indignación en el resto de los equipos. Aunque sin duda, la gota que ha colmado el vaso ha sido la sanción impuesta a Alonso una vez acabada la carrera, en la que el piloto español remontó desde la última posición a la séptima después de sufrir un espectacular accidente con Stroll. En lo estrictamente deportivo, el GP de EE.UU. no sólo permitió ver a Alex Palau rodar en los libres 1 y a Red Bull lograr su quinto título mundial (el primero desde 2013), rompiendo así la hegemonía de Mercedes. Por último, Sainz que, había logrado la pole, vio como tenía que abandonar en la primera vuelta después de ser embestido por Russell en la primera curva.

 

La salida de Bottas en la vuelta 18ª hizo salir al Safety Car, lo que aprovecharon todos los que hasta ese momento no habína hecho su parada: Leclerc, Vettel, Alonso, Ocon, Schumacher y Magnussen. Tanto Leclerc como Ocon optaron por el duro, mientras que el resto se decantaron por el medio. Así, finalizadas las paradas, Verstappen lideraba el pelotón, con Hamilton segundo, Pérez tercero Leclerc cuarto, Russell quinto, Vettel séptimo, Stroll octavo, Gasly era noveno y Alonso décimo

 

Decimotercera victoria de Verstappen en la temporada, que iguala así el récord de Schumacher y de Vettel

En los libres del viernes pudimos ver caras nuevas, entre ellas, la del español Alex Palau que pudo completar un total de 21 vueltas con McLaren y terminó 17º. También debutó con Ferrari el alemán Robert Shwartzman, el francés Theo Pourchaire en Alfa Romeo y el norteamericano Logan Sargeant en Willimans, piloto que si finalmente consigue los puntos de la superlicencia, ocupará el asiento de Latifi la temporada que viene. Por último, tras su paso por la Formula E, el italiano Giovinazzi volvió a la F1 para disputar los libres 1 con Haas, pero el italiano no tuvo precisamente su día y sólo pudo completar 4 vueltas al golpear las protecciones y dañar la caja de cambios del Haas. Ya el sábado, Sainz marcó el mejor tiempo en la Q1, donde además de Ocon y Ricciardo sorprendentemente se quedaron fuera de la Q2, junto con Latifi, Schumacher y Magnussen. En la Q2, Leclerc fue el más rápido y en esta ocasión, Tsunoda, Gasly, Vettel, Albon y Norris fueron los eliminados. En la definitiva Q3, Leclerc marcó el mejor tiempo en el primer intento, seguido por Sainz, Hamilton y Verstappen. En el segundo y definitivo intento, el monegasco mejoraba su tiempo, pero Sainz que, venía detrás, mejoraba sus dos primeros parciales y marcaba el mejor tercer parcial, batiendo así a Leclerc por sólo 0,065 segundos, a la espera de ver que hacian Hamilton y de Verstappen. El holandés mejoraba el segundo parcial de Sainz, pero fallaba en el tercero y se tenía que conformar con el tercer mejor tiempo a 0,092 segundos de Sainz, mientras que Hamilton finalmente terminó quinto, por detrás de Pérez. Russell fue sexto, Stroll fue séptimo, Norris octavo, Alonso noveno y Bottas décimo. La parrilla de salida no obstante sufriría cambios debido a las penalizaciones de Leclerc (10 posiciones) y las de Pérez, Alonso y Zhou (5 posiciones), todos ellos por cambiar elementos de la unidad de potencia. Además, Ocon saldría desde el pitlane al romper el régimen de parque cerrado para cambiar elementos de su unidad de potencia.

 

Con diferentes compuestos (Hamilton duro Vs el medio de Verstappen), la carrera entró en una fase en la que el holandés iba recortando la ventaja de Hamilton hasta que finalmente, a falta de seis vueltas para el final, le adelantaba y pasaba a liderar la carrera si bien, no lograba abrir hueco con el Mercedes. Comenzó entonces la guerra psicológica de la radio y los límites de pista que acabó con los dos pilotos avisados de sanción

 

En EE.UU, Sainz lograba su tercera pole en la F1, por delante de Leclerc y de Verstappen

De cara a la salida, todos salvo Alonso, Magnussen, Ocon y Schumacher que, eligieron el compuesto duro, optaron por el compuesto medio.Al apagarse el semáforo,  Verstappen salío mejor que Sainz  y se puso primero, por lo que el español intentó una trazada diferente para atacar a la salida de curva 1 al holandés, pero un optimista Russell se llevó por delante al Ferrari que, si bien pudo llegar a boxes, acabó abandonando la carrera. Este incidente que le costaría SOLO 5 segundos al piloto de Mercedes, permitió a Verstappen abrir un ligero hueco con Hamilton. Russell era tercero, Stroll cuarto, Pérez era quinto con su alerón delantero dañado, Vettel era sexto, Leclerc remontaba desde la 12ª posición a la 6ª, Norris era séptimo, Gasly octavo, Bottas noveno y Alonso décimo. Hamilton fue el primero en parar y optó por el compuesto duro, incorporándose en 7º posición, por lo que Verstappen paró una vuelta más tarde y optó también por los duros. La salida de Bottas en la vuelta 18ª hizo salir al Safety Car, lo que aprovecharon todos los que hasta ese momento no habína hecho su parada: Leclerc, Vettel, Alonso, Ocon, Schumacher y Magnussen. Tanto Leclerc como Ocon optaron por el duro, mientras que el resto se decantaron por el medio. Así, finalizadas las paradas, Verstappen lideraba el pelotón, con Hamilton segundo, Pérez tercero Leclerc cuarto, Russell quinto, Vettel séptimo, Stroll octavo, Gasly era noveno y Alonso décimo.

 

La gota que ha colmado el vaso ha sido la sanción impuesta a Alonso una vez acabada la carrera, en la que el piloto español remontó desde la última posición a la séptima después de sufrir un espectacular accidente con Stroll

 

En la salida, Verstappen fue más rápido que Sainz, que vio además como Russell le golpeaba y tenía que abandonar

Cuando finalmente se retiró el Safety Car en la vuelta 22ª, Alonso que, ya había pasado a Gasly, fue a adelantar a Stroll y ambos se tocaron. Stroll fue el peor parado, pues su Aston Martin quedó destrozado en la pista, mientras que Alonso, milagrosamente pudo llegar a boxes con el alerón roto después de haber volado y de haber golpeado el guardarraíl. Esto hizo volver a salir al Safety Car hasta la 26ª vuelta, tras lo cual, Leclerc comenzó a atacar a Pérez, hasta que finalmente logró adelantarle en la vuelta 30ª. Hamilton volvió a intentar un undercut a Verstappen y hacía su segunda parada en la vuelta 34ª para montar de nuevo un juego de duros. Como era de esperar, en Red Bull llamarón a Verstappen una vuelta más tarde, pero sorprendentemente, la parada no fue buena (11,1 segundos) por un problema en la rueda delantera izquierda lo que, no sólo le hizo perder la posición con Hamilton, sino también con Leclerc, que paró en la misma vuelta que el holandés. Cuatro vueltas más tarde, Verstappen lograba adelantar al Ferrari y se ponía tercero tras la parada de Pérez, lo que dejó a Vettel liderando la carrera durante dos vueltas, hasta que Hamilton logró adelantarle.

 

En la definitiva Q3, Leclerc marcó el mejor tiempo en el primer intento, seguido por Sainz, Hamilton y Verstappen. En el segundo y definitivo intento, el monegasco mejoraba su tiempo, pero Sainz que, venía detrás, mejoraba sus dos primeros parciales y marcaba el mejor tercer parcial, batiendo así a Leclercpor sólo  y a la espera de ver que hacian Hamilton y de Verstappen

 

Ver también
WEC 8 horas de Bahréin: Toyota y Ferrari campeones

Merceddes siguió una estartegía diferente a la de Red Bull y optó por medio-duro-duro

Con diferentes compuestos (Hamilton duro Vs el medio de Verstappen), la carrera entró en una fase en la que el holandés iba recortando la ventaja de Hamilton hasta que finalmente, a falta de seis vueltas para el final, le adelantaba y pasaba a liderar la carrera si bien, no lograba abrir hueco con el Mercedes. Comenzó entonces la guerra psicológica de la radio y los límites de pista que acabó con los dos pilotos avisados de sanción. Alonso lograba remontar hasta la sexta posición tras adelantar a Magnussen, momento en el cual, su espejo derecho que, estaba medio suelto tras el accidente con Stroll, se desprendió. Vettel, que tambín perdió mucho tiempo en su segunda parada (16,8 segundos), remontaba desde la 13ª posición a la Verstappen, que quería logar la victoria para dedicársela a Dietrich Mateschitz, dueño de Red Bull que falleció el día anterior y, de paso, logar el título para Red Bull, fue abriendo hueco con Hamilton y finalmente lograba su 13ª victoria de la temporada, igualando así el record de Schumacher y de Vettel de 2004 y 2013. Hamilton era segundo a 5 segundos y Leclerc que, a priori parecía que iba a poder llegar al británico, finalmente fue tercero a 2,5 segundos y con Pérez pegado a él. Russell fue quinto, Norris fue sexto tras pasar a Alonso, que terminó séptimo, Vettel adelantaba a Magnussen en las últimas curvas y terminaba octavo y Tsunoda terminó décimo. Finalizada la carrera vendría de nuevo la polémica pues Alonso fue sancionado con 30 segundos porque su Alpine volvió a pista en condiciones inseguras tras parar para arreglar su alerón y cambiar las ruedas tras su accidente con Stroll. Lo curioso de esto, es que el Alpine había pasado las verificaciones con el visto bueno por parte del delegado técnico de la FIA, lo curioso del caso es que la reclamación de Haas fue aceptada fuera de plazo. Con esta sanción, Vettel terminaba séptimo, Magnussen octavo, Tsunoda noveno, Ocon décimo y Alonso bajaba hasta la 15ª posición.

 

Cuando finalmente se retiró el Safety Car en la vuelta 22ª, Alonso que, ya había pasado a Gasly, fue a adelantar a Stroll y ambos se tocaron. Stroll fue el peor parado, pues su Aston Martin quedó destrozado en la pista, mientras que Alonso, milagrosamente pudo llegar a boxes con el alerón roto después de haber volado y de haber golpeado el guardarraíl

 

 

Quinto título de Red Bull, el priemro desde el logrado en 2013

 

Clasifcación de pilotos

Clasificación constructores