Estás leyendo
F1 GP de España: Red Bull da la vuelta al campeonato

F1 GP de España: Red Bull da la vuelta al campeonato

+54
Ver galería

Tras dos años de pandemia, la afición europea está con ganas de volver a los circuitos y prueba de ello es el “lleno hasta la bandera” del Circuito de Cataluña, un circuito que por su ubicación siempre ha recibido muchos aficionados europeos, a los que en esta ocasión se sumaron muchos españoles con ganas de animar a Alonso y a Sainz. Prueba de todo lo anterior es el hecho de que, a lo largo del fin de semana, casi 300.000 espectadores acudieron al circuito a ver en directo el Gran Premio, cifra que puso en evidencia a una organización que se vio desbordada con grandes colas, no ya sólo en los accesos al circuito tanto en coche como en tren, sino también en los puestos de avituallamiento.

 

Con la carrera controlada, Leclerc fue el último del grupo de cabeza en hacer su primera parada y cuando lo hizo, aún tenía 6 segundos de ventaja sobre Russell, sin embargo, la carrera daría un giro inesperado cuando, en la 27ª vuelta, Leclerc tuvo que abandonar por problemas en su motor

 

El Circuito de Cataluña colgó el cartel de lleno con casi 300.000 personas a lo largo del fin de semana

 

En lo deportivo, la mayoría de los equipos llegaron a Barcelona con muchas actualizaciones y de ellas, a destacar dos: Aston Martin, que se presentó con una nueva versión del AMR22 con un concepto muy similar parecido al RB18 de Red Bull. Por otro lado, el W13 de Mercedes trajo mejoras para mejoras el porpoising, mejoras que sin duda funcionaron muy bien y permitieron que, por primera vez en la temporada, sus dos pilotos tuviesen buen ritmo. Pero sin duda, lo más destacado del Gran Premio fue el doblete de Red Bull y el primer abandono de Leclerc en la temporada, abandono que además fue por problemas de motor cuando lideraba la carrera. Esto, sumado al decepcionante cuarto puesto de Sainz que falló en la salida y cometió un error en la 7ª vuelta, hace que Verstappen y Red Bull pasen a liderar la clasificación de pilotos y de constructores. Por cierto, mientras tanto y sin hacer mucho ruido, Russell es el único piloto que ha logrado puntuar en las cinco carreras disputadas y es cuarto en el Mundial.

 

En Red Bull echaron mano de la calculadora y pensando en el Campeonato, ordenaron a Pérez que se dejase pasar, el cual aceptó, aunque a regañadientes y es que, en ese momento, el holandés tenía mejor ritmo de carrera con un neumático medio seis vueltas más jóvenes

 

Aston Martin se presentó con un nuevo concepto del AMR22 que era“demasiado parecido” al RB18 de Red Bull

 

Caras nuevas en los libres del viernes, como el vigente campeón de la Formula E, el holandés de Vries con Williams que, por cierto, superó a Latifi y, el joven piloto de la F2, el estonio Juri Vips con el Red Bull de Pérez, además de Kubica con Alfa Romeo, unos libres que pusieron de manifiesto la mejoría de Mercedes,  El sábado amaneció con la noticia de que Ferrari se tuvo que saltar el toque de queda para cambiar el chasis del Ferrari F1-75 de Sainz al detectarle un fallo en el sistema de combustible. En la Q1 vino la primera decepción para los aficionados españoles, que vieron como Alonso no lograba pasar a la Q2 y se unía a los dos Williams y a los dos Aston Martin. En la Q2, la sorpresa daban los dos Haas, por primera vez  lograban pasar a la Q3, siendo Zhou, Gasly Tsunoda, Ocon y Norris los pilotos eliminados. Ya en la Q3, Verstappen marcaba el mejor tiempo en el primer intento, seguido por Sainz y Pérez, mientras que Leclerc era décimo después de hacer un trompo en la chicane. Pese a ello, la presión no pudo con el piloto monegasco y en su segundo y único intento lograba la pole (la cuarta de la temporada y la primera de un no Mercedes en España desde 2013), con Verstappen segundo y Sainz tercero. Russell lograba terminar cuarto, Pérez fue quinto, Hamilton sexto, Bottas fue séptimo, Magnussen terminó octavo, Ricciardo fue noveno y Schumacher en su primera Q3 fue décimo.

 

A lo largo del fin de semana, casi 300.000 espectadores acudieron al circuito a ver en directo el Gran Premio, cifra que puso en evidencia a una organización que se vio desbordada, lo que dio  lugar a grandes colas, no ya sólo en los accesos al circuito tanto en coche como en tren, sino también en los puestos de avituallamiento

 

Leclerc lograba su cuarta pole de la temporada y aprimera de un “no Mercedes” en Barcelona desde 2013

 

Si el sábado la noticia estuvo en el box de Ferrari con el cambio del chasis de Sainz, el domingo le tocó el turno a Alpine que, dado la posición tan retrasada en la parrilla de Alonso, optó por cambiarle la unidad de potencia, aprovechando que tampoco suponía perder muchas posiciones. La otra noticia fue la elección de neumáticos de cara a la salida y es que, todos optaron por el compuesto blando, salvo Hamilton que eligió el medio. En la salida, Leclerc pudo mantener la primera posición, mientras que Sainz se quedaba clavado y bajaba hasta la quinta posición, una salida en la que el más perjudicado fue Hamilton, que tuvo que parar en boxes para cambiar una rueda pinchada por un toque con Magnussen, lo que le mandó al fondo del pelotón. Las cosas fueron de mal a peor para Sainz, que en la 7ª vuelta se salió en curva 4 y aunque lograba reincorporarse en la 14ª posición, dañaba algún elemento aerodinámico del Ferrari, pero no fue el único, pues dos vueltas más tarde fue Verstappen el que se salió y bajó hasta la cuarta posición, por detrás de Pérez.  Esto dejaba a Leclerc con 8 segundos de ventaja sobre Russell y a Pérez tercero, si bien, el piloto mexicano se dejaba pasar por su compañero, pero los problemas en el DRS del holandés y la mayor velocidad punta del Mercedes, impidieron a Verstappen adelantar a Russell.

 

En lo deportivo, la mayoría de los equipos llegaban a Barcelona con muchas actualizaciones y de ellas, a destacar dos: Aston Martin, que se presentó con una nueva versión de su AMR22 con un concepto miy similar al RB18 de Red Bull.

 

Mala salida de Sainz, que se quedó clavado y bajó hasta el quinto puesto

 

Con la carrera controlada, Leclerc fue el último del grupo de cabeza en hacer su primera parada y cuando lo hizo, aún tenía 6 segundos de ventaja sobre Russell sin embargo, la carrera dio un giro inesperado cuando, en la 27ª vuelta, Leclerc tuvo que abandonar por problemas en su motor, con lo que Russell pasaba a liderar la carrera, seguido por Pérez y por Verstappen, que ante la imposibilidad de pasar al Mercedes, optó por hacer un undercut y montar neumáticos blandos. El piloto mexicano, al que si le funcionaba el DRS, no tardó en adelantar a Russell, mientras que Verstappen lograba adelantar a Bottas y se ponía tercero a 13 segundos de Russell, diferencia que poco a poco fue recortando hasta pegarse a al Mercedes al que adelantó cuando éste optó por parar para montar neumáticos medios. En Red Bull echaron mano de la calculadora y pensando en el campeonato, ordenaron a Pérez que se dejase pasar, el cual, aceptó aunque a regañadientes. Mientras tanto, por detrás Bottas era cuarto, pero con unos neumáticos medios con muchas vueltas, por lo que estaba claro queera cuestión de tiempo que, tanto Sainz como Hamilton con blandos con menos vueltas le iban a adelantar, lo que ocurrió en la vuelta 58ª,  lo malo es que el ritmo de Hamilton era también superior al de Sainz y dos vueltas más tarde, el de Mercedes lograba adelantar al piloto español, que se tenía que resignar con la quinta posición.

 

Ver también
F1 GP de EE.UU.: Verstappen también sabe sufrir

El abandono de Leclerc, sumado al decepcionante cuarto puesto de Sainz que falló en la salida y cometió un error en la 7ª vuelta, hace que Verstappen y que Red Bull pasen a liderar la clasificación de pilotos y de constructores. Por cierto, mientras tanto y sin hacer mucho ruido, Russell es el único piloto que ha logrado puntuar en las cinco carreras disputadas y es cuarto en el Mundial

 

 

Aunque con estrategías diferentes, Pérez tuvo que obedecer las órdenes de equipo cuando lideraba la carrera

 

Con Verstappen liderando cómodamente la carrera, en Red Bull trataron de compensar a Pérez dejándole hacer la vuelta rápida de carrera tras hacer su tercera parada y montar blandos, mientras que Russell era tercero a 7 segundos del mexicano. Cuando parecía que ya estaba todo decidido y que ya no podía nada más, Hamilton se vio obligado a bajar su ritmo debido a una fuga de agua que hizo aumentar la temperatura de la unidad de potencia, lo que permitió a Sainz recuperar la cuarta posición a falta de una vuelta. Finalmente, Verstappen lograba su tercera victoria consecutiva (la primera de un no Mercedes desde 2017 en España) con 13 segundos de ventaja sobre Pérez y Russell lograba su segundo podio de la temporada, a 19 segundos del mexicano. Pese a todos los percances, Sainz finalmente era cuarto, el quinto puesto de Hamilton le valía para ser nombrado “piloto del día”, Bottas fue sexto, Ocon fue séptimo, Norris fue octavo, Alonso remontaba hasta la novena posición y Tsunoda fue décimo.

 

Caras nuevas en los libres del viernes, como el vigente campeón de la Formula E, el holandés de Vries con Williams que, por cierto, superó a Latifi y, el joven piloto de la F2, el estonio Juri Vips con el Red Bull de Pérez, además de Kubica con Alfa Romeo, unos libres que pusieron de manifiesto la mejoría de Mercedes

 

 

Tercera victoria de la temporada para Verstappen, que pasa a liderar el campeonato

Clasifcación de pilotos

Clasificación constructores