Estás leyendo
F1 GP de la Emilia Romaña: Red Bull agua la fiesta a Ferrari

F1 GP de la Emilia Romaña: Red Bull agua la fiesta a Ferrari

+33
Ver galería

Con la renovación hasta 2025, el circuito de Imola acogió la primera prueba de la temporada en Europa y la primera de las tres con el formato de “Carrera al Sprint”. Lo hacia además con unas gradas repletas de unos entusiasmados tifosi dispuestos a ver ganar a Ferrari, pero no contaron con Red Bull, que se fue de Italia con el Verstappen sumando el mayor número de puntos posibles  (pole, victoria en la carrera al sprint del sábado y victoria el domingo)  y con su primer doblete desde el GP de Malasia de 2016. Por si esto no fuese suficiente, Leclerc se quedó fuera del podio, mientras que Sainz, que llegaba a Imola con la renovación con Ferrari por dos años más, abandonó por segunda vez consecutiva a las primeras de cambio, esta vez por culpa de Ricciardo que le dio un toque por detrás en la primera curva. Alonso tampoco tuvo su fin de semana y pese a terminar 5º en los entrenamientos, en la carrera al sprint sólo pudo terminar , mientras que el domingo tuvo que abandonar debido a los daños que su sufrió su Alpine como consecuencia de un toque de Schumacher en la salida.

 

Pérez provocó que el piloto de Ferrari cometiese un error en la Variante Alta y acabase contra las protecciones, dañando su alerón delantero. Leclerc tuvo que hacer una nueva parada que le hizo bajar hasta la novena posición y comenzó entonces una carrera al sprint para remontar el mayor  numero posible de posiciones. El primero en caer fue Magnussen en la vuelta 56ª, tres vueltas más tarde adelantó a Vettel y el último en caer sería Tsunoda, con lo que Leclerc finalmente se tuvo que conformar con la sexta posición

 

 

El doblete de Red Bul enmudeció a los tifosi que esperan ver una victoria de Ferrari

 

Las cosas comenzaron bien para Ferrari, con sus pilotos Leclerc y Sainz marcando los mejores tiempos en la sesión de libres pasada por agua y con Verstappen tercero a 1,4 segundos. Con la pista seca, pero con amenaza de lluvia comenzó la Q1 en la que los Mercedes a punto estuvieron de no pasar, con Stroll 15º y Hamilton 13º. Albon, Ocon, Latifi y, sorprendentemente, los dos AlphaTauri fueron los eliminados. La amenaza de lluvia hizo que todos saliesen muy pronto en la Q2 con la intención de dar el mayor número posible de vueltas con la pista seca y a falta de 10 minutos para el final, Sainz, que en ese momento era segundo, se salió en Rivazza y acabó golpeando las protecciones, rompiendo la suspensión de su Ferrari, lo que provocó la segunda bandera roja de la sesión (la primer fue por el abandono de Albon en la Q1). Esta interrupción hizo que la lluvia volviese a hacer acto de presencia así que ya nadie pudo mejorar los tiempos, con lo que Stroll, Zhou, Hamilton, Schumacher y Russell quedaron fuera de la Q3 (por primera vez desde el GP de Japón de 2012, ningún Mercedes estaba presente en la Q3). Magnussen provocó una nueva nabandera roja en la Q3 si bien, pudo continuar. A falta de tres minutos para el final, Leclerc tenía la pole provisional y parecía que la iba a conservar gracias a la bandera amarrila que provocó Bottas cuando Verstappen estaba en vuelta sin embargo, el holandés logró rebajar el tiempo de Leclerc antes de que se mostrase la tercera y definitiva bandera roja para retirar el Alfa Romeo.  Norris lograba terminar tercero, Magnussen volvía sorprender marcando el cuarto mejor tiempo, Alonso terminó quinto, Ricciardo fue sexto, Pérez séptimo, Bottas octavo, Vettel noveno y Sainz décimo.

 

Dado que la pista se iba secando, la gran incógnita era saber quién sería el primero en parar y cambiar a slicks y fue Ricciardo, que tras su toque con Sainz iba último y por lo tanto, no tenía nada que perder. Sus tiempos demostraban que ya había llegado el momento de parar y de los de arriba, Pérez fue el primero en hacerlo y aunque el overcut de Leclerc funcionó y logró salir por delante del mexicano, poco pudo hacer con sus neumáticos medios fríos y no pudo mantener la segunda posición

 

Por segunda vez consecutiva, Sainz acabó la carrera de manera muy precipitada y contra las protecciones

 

De cara la carrera al sprint del sábado, todos excepto los dos Haas y Latifi, que eligieron el neumático medio, optaron por salir con el compuesto blando. Los tifosi enloquecieron cuando en la salida, Leclerc lograba ponerse primero y Norris a punto estuvo de adelantar a Verstappen, que finalmente pudo mantener la segunda posición. Por detrás, mientras que Sainz lograba recuperar dos posiciones, Alonso perdía dos posiciones y era séptimo, justo delante de Sainz y el toque entre Gasly y Zhou hizo salir al Safety Car para retirar el Alfa Romeo. La carrera se reanudó en la quinta vuelta, tras lo cual, Sainz lograba pasar a Alonso y Leclerc lograba una ventaja de 1,5 segundos sobre Verstappen. Ya con el DRS permitido, Pérez lograba pasar a Magnussen y se ponía cuarto, mientras que Bottas se ponía noveno tras adelantar a Vettel. A mitad de carrera, Leclerc parecía tener controlada la carera, mientras que, por detrás, Pérez lograba pasar a Norris y Sainz continuaba su remontada y era ya cuarto tras adelantar a Magnussen, Ricciardo y Norris, quien no sólo no lograba progresar, sino que además perdía una posición era Alonso, que era adelantado por Bottas. A falta de cuatro vueltas para el final, las gradas enmudecieron a ver como la ventaja de Leclerc desaparecía debido al desfallecimiento de sus neumáticos y veían como a falta de una vuelta, el holandés le adelantaba y lograba la victoria con casi tres segundos de ventaja sobre Leclerc, que afortunadamente pudo mantener la segunda posición pues Pérez se estaba acercando ya peligrosamente a él. Sainz lograba terminar cuarto, el quinto y el sexto puesto de Norris y Ricciardo ponían de manifiesto la mejora de McLaren, Bottas terminó séptimo, Magnussen se llevó el último punto en juego en el nuevo sistema de puntuación de la Sprint Race, noveno fue Alonso y Schumacher décimo.

 

Las gradas repletas de unos entusiasmados tifosi estaban dispuestos a ver ganar a Ferrari, pero no contaron con Red Bull, que se fue de Italia con el Verstappen sumando el mayor número de puntos posibles  (pole, victoria en la carrera al sprint del sábado y victoria el domingo)  y con su primer doblete desde el GP de Malasia de 2016

 

 

Cuando todo parecía que Lecler iba a lograr la victoria, su neumáticos comenzaron a degradarse y poco pudo hacer para evitar que Verstappen le adelantase

 

Al día siguiente la lluvia volvió a hacer acto de presencia, por lo que todos optaron por salir con el neumático intermedio. Esta vez Leclerc no sólo no pudo adelantar a Verstappen, sino que bajó hasta la cuarta posición, claro que peor le fueron las cosas a Sainz, que tuvo que abandonar en la variante de Tamburrello como consecuencia de un toque por detrás de Ricciardo, que hizo salir al Safety Car. Tras la reanudación en la quinta vuelta, Verstappen lideraba la carrera, con Pérez segundo, Norris tercero y Leclerc cuarto, ya a 4 segundos del holandés. Alonso, que desde la resalida fue perdiendo posiciones, acabó abandonando en la 7ª vuelta con el laterla derecho y el fondo plano de su Alpina dañado como consecuencia de un toque de Schumacher en la primera salida.

 

Con Russell 11 y Hamilton 13º, por primera vez desde el GP de Japón de 2012, ningún Mercedes estaba presente en la Q3

 

Ver también
WRC Rally de Suecia: victoria y liderato para Rovanperä

La mala salida de los Ferrari, permitió a Red Bull pasar a lidera la carrera de manera más fácil de lo esperado

 

La emoción de la carrera se centró en la remontada de Leclerc, que lograba pasar a Norris y en la lucha entre Magnussen y Norris por el quinto puesto, lucha del que finalmente salió victorioso el de Mercedes y que permitió además que Bottas también adelantase al piloto de Haas. Dado que la pista se iba secando, la gran incógnita era saber quién sería el primero en parar y cambiar a slicks y fue Ricciardo, que tras su toque con Sainz iba último y por lo tanto, no tenía nada que perder. Sus tiempos demostraban que ya había llegado el momento de parar y de los de arriba, Pérez fue el primero en hacerlo y aunque el overcut de Leclerc funcionó y logró salir por delante del mexicano, poco pudo hacer con sus neumáticos medios fríos y no pudo mantener la segunda posición. Por detrás, Hamilton vivía su particular calvario, que 14º era incapaz de adelantar a Gasly, que se beneficiaba de tener DRS con Albon y que encima veía como Verstappen le doblaba en la vuelta 40ª. A 14 vueltas para el final, Leclerc optó por hacer una nueva parada para montar blandos y aunque perdía la tercera posición con Norris, no tardo en recuperarla. Como era de esperar en Red Bull mandaron parar a Pérez en la siguiente vuelta para defender su posición y no sólo lo hizo, sino que provocó que el piloto de Ferrari cometiese un error en la Variante Alta y acabase contra las protecciones, dañando su alerón delantero. Leclerc tuvo que hacer una nueva parada que le hizo bajar hasta la novena posición y comenzó entonces una carrera al sprint para remontar el mayor  numero posible de posiciones. El primero en caer fue Magnussen en la vuelta 56ª, tres vueltas más tarde adelantó a Vettel y el último en caer sería Tsunoda, con lo que Leclerc finalmente se tuvo que conformar con la sexta posición, su peor resultado hasta la fecha. Por su parte, Verstappen lograba su segunda victoria en las dos carreras en las que ha logrado acabar, con 16 segundos de ventaja sobre Pérez, mientras que Norris tercero, repetía el resultado logrado el año pasado. Russell fue cuarto, Bottas fue quinto, su mejor resultado esta temporada, sexto fue Leclerc, Tsunoda fue séptimo, Vettel octavo, lograba sus primeros puntos de la temporada, Magnussen fue noveno y Stroll fue décimo.

 

Sainz tuvo que abandonar en la variante de Tamburrello como consecuencia de un toque por detrás de Ricciardo, lo que hizo salir al Safety Car. Tras la reanudación en la quinta vuelta, Alonso fue perdiendo posiciones y acabó abandonando en la 7ª vuelta con el laterla derecho y el fondo plano de su Alpina dañado como consecuencia de un toque de Schumacher en la primera salida.

 

Red Bul lograba su primer doblete des el Gran Premio de Malasia de 2016

 

Clasifcación de pilotos

 

Clasificación constructores