Estás leyendo
Formula E e-Prix de Yakarta: histórica victoria de Maserati en el resurgir de Porsche

Formula E e-Prix de Yakarta: histórica victoria de Maserati en el resurgir de Porsche

+19
Ver galería

Si en Mónaco, se confirmó el cambio de tendencia con Cassidy y Envision Racing pasando a liderar el Mundial, en Yakarta, la unidad de potencia Porsche recuperó el dominio que ejerció en las primeras pruebas. La victoria de Wehrlein en la primera de las dos citas, sumado al mal fin de semana de Cassidy y de Evans, han permitido al alemán y a Porsche recuperar ambos lideratos. Pero sin duda, el gran protagonista del fin de semana ha sido Günther y Maserati, que no sólo lograron la primera pole de la marca, sino también la primera victoria desde 1958 en la categoría de monoplazas. El piloto español Roberto Mehri, que debutaba en la Formula E con el equipo Mahindra en sustitución de Rowland, logró acabar las dos carreras, la primera en la 18ª posición y la segunda, en la 17ª  posición.

 

En las últimas vueltas, los tres primeros volvían a distanciarse del resto y, pese a que tanto Dennis como Günther tenían algo más de energía que Wehrlein, el piloto de Porsche logró la victoria, la primera desde la lograda en Hyderabad, con sólo 0,4 segundos de ventaja sobre Dennis y 1,4 sobre Günther. Con estos resultados, Cassidy seguía liderando el Mundial, pero con sólo con 2 puntos de ventaja sobre Wehrlein, mientras que TAG Heuer Porsche adelantaba a Envision Racing en la clasificación por equipos con nueve puntos de ventaja

 

Günther logró una histórica victoria para Maserati, la primera en un monoplaza en 65 años

En la carrera del sábado, Günther logró la pole tras imponerse en la final a Dennis, mientras que Wehrlein fue tercero y Vergne cuarto. Cassidy, líder del Mundial sólo pudo ser décimo, justo por delante de Evans, cuarto en la clasificación y, en su primera sesión Mehri, terminó vigesimo segundo, por detrás de su compañero di Grassi. Así pues, a priori, tanto Wehrlein como Dennis tenían una muy buena oportunidad para reducir considerablemente la ventaja de Cassidy. En la salida, Gúnther logró mantener la primera posición, pese al ataque de Wehrlein, que se puso segundo, mientras que Vandoorne se puso tercero. En la cuarta vuelta, Wehrlein pasó a liderar la carrera y Vandoorne fue el primero en activar 6 minutos de los 8 disponibles del Attack Mode para esta carrera. Le siguieron Wehrlein, que lo hizo por dos minutos, Vergne y Günther.

 

La carrera cambió radicalmente en la vuelta 26ª cuando Günther logró abrir un hueco de casi tres segundos con Dennis, mientras que Evans se había descolgado y estaba ya a 9 segundos de Dennis y se defendía de Vandoorne, Wehrelin Fenestraz, Nato y da Costa

 

Gran salida de Wehrelin, que adelantó a Denis y atacó a Günther en la primera curva

 

Finalizada la primera ronda de activaciones, Wehrlein recuperó el liderato, Günther era segundo, Vandoorne tercero, Dennis cuarto, quinto era Mortara, Vergne era sexto, Cassidy había logrado subir hasta la séptima posición, Frijns era octavo, Evans era noveno y Mueller décimo, todos ellos separados por sólo siete segundos. La segunda activación no tardó mucho en llegar y en esta ocasión Wehrlein fue el primero en hacerlo, lo que le hizo bajar al tercer puesto. Vandoorne fue el segundo en activarlo, lo que permitió al piloto de Porsche ponerse segundo hasta que Günther lo activó, mientras que Dennis se ponía tercero tras un gran adelantamiento a Vandoorne y junto con Wehrlein y Günther, abrían hueco con el resto.

 

Al igual que el sábado, Günther logró la pole, esta vez tras imponerse a Dennis en la final, Evans logró recuperarse del desastre del día anterior y logró terminar tercero, Mortara fue cuarto, Vandoorne quinto y Wehrlein sexto. Cassidy sólo pudo ser décimo y Merhi vigesimoprimero. Bird, que el día anterior dejó fuera de los puntos a su compañero Evans, completó un fin de semana negro al no poder tomar la salida por problemas mecánicos

 

Tras ser superados en las últimas carreras por las unidades de potencia Jaguar, en Yakarta Porsche a estar liderando una carrera

A 12 vueltas para el final, Dennis adelantaba a Günther, pero la lucha entre ambos por la segunda posición, permitió no sólo que Wehrelin lograse un segundo de ventaja, sino que, además, Vandoorne, Vergne y Cassidy se acercasen a Günther, con los siete primeros en un margen de más o menos un punto porcentual de energía. En la vuelta 35 y, al igual que en Hyderabad, Buemi golpeó a su compañero de equipo Evans cuando luchaban por la octava posición y le mandaba al final de la clasificación.  En las últimas vueltas, los tres primeros volvían a distanciarse del resto y, pese a que tanto Dennis como Günther tenían algo más de energía que Wehrlein, el piloto de Porsche logró la victoria, la primera desde la lograda en Hyderabad, con sólo 0,4 segundos de ventaja sobre Dennis y 1,4 sobre Günther. Vandoorne fue cuarto, a 3,8 segundos, su compañero Vergne fue quinto, sexto fue Mortara, séptimo Cassidy, octavo Da Costa, noveno Frijns, décimo Hughes y el español Merhi logró terminar decimoctavo. Con estos resultados, Cassidy seguía liderando el Mundial, pero con sólo con 2 puntos de ventaja sobre Wehrlein, mientras que TAG Heuer Porsche adelantaba a Envision Racing en la clasificación por equipos con nueve puntos de ventaja.

 

Con el 0% de batería, Günther cruzaba la meta con 2,8 segundos de ventaja sobre Dennis, logrando para Maserati la primera victoria con un monoplaza en 65 años, mientras que Evans lograba aguantar la tercera posición por algo menos de un segundo de ventaja sobre Fenestraz y Nato, que lograba así el mejor resultado de la temporada para Nissan

 

En Yakarta, Wehrlein volvió a lo más alto del podio

Al igual que el sábado, Günther logró la pole, esta vez tras imponerse a Dennis en la final, Evans logró recuperarse del desastre del día anterior y logró terminar tercero, Mortara fue cuarto, Vandoorne quinto y Wehrlein sexto. Cassidy sólo pudo ser décimo y Merhi vigesimoprimero. Bird, que el día anterior dejó fuera de los puntos a su compañero Evans, completó un fin de semana negro al no poder tomar la salida por problemas mecánicos. En la salida, Günther volvió a mantener la primera posición y ya en la cuarta vuelta activó su primer Attack Mode, lo que le mandó a la tercera posición, por detrás de Dennis y de Evans. Una vuelta más tarde lo activó Evans, que logró reincorporarse en segunda posición, por delante de Günther, mientras que Evans, el último de los tres primeros en activarlos, pasó a la tercera posición.

 

En la carrera del sábado, Günther logró la pole tras imponerse en la final a Dennis, mientras que Wehrlein fue tercero y Vergne cuarto. Cassidy, líder del Mundial sólo pudo ser décimo, justo por delante de Evans, cuarto en la clasificación y, en su primera sesión Mehri, terminó vigesimo segundo, por detrás de su compañero di Grassi. Así pues, a priori, tanto Wehrlein como Dennis tenían una muy buena oportunidad para reducir considerablemente la ventaja de Cassidy

 

Günther, Dennis y Evans mantuvieron sus posiciones en la salida

En la novena vuelta, Evans lograba adelantar a Günther y se ponía segundo, pero en la siguiente vuelta, el piloto de Maserati recuperaba la segunda posición, Mortara era cuarto, Vandoorne quinto, Fenestraz sexto, da Costa séptimo, Wehrlein octavo, Cassidy noveno y Nato décimo, todos ellos separados por sólo tres segundos. La segunda ronda de activaciones del Attack Mode comenzó con Vandoorne, Fenestraz y Wehrlein. Por su parte, los líderes aguantaron una vuelta más y Dennis fue el primero en activarlo y cuando Günther lo activó, logró reincorporares en segunda posición por delante de Dennis y a la espera de que lo hiciese Evans, mientras que Cassidy decía adiós a sus opciones de puntuar tras golpear las protecciones en la 19ª vuelta como consecuencia de un toque con Wehrelin.  Cuando finalmente Evans activó su segundo Attack Mode en la vuelta 21ª, Günther recuperó el liderato, seguido por Dennis y con Evans tercero.

Ver también
F1 GP de China: doble victoria de Verstappen

 

Si en Mónaco, se confirmó el cambio de tendencia con Cassidy y Envision Racing pasando a liderar el Mundial, en Yakarta, la unidad de potencia Porsche recuperó el dominio que ejerció en las primeras pruebas. La victoria de Wehrlein en la primera de las dos citas, sumado al mal fin de semana de Cassidy y de Evans, han permitido al alemán y a Porsche recuperar ambos lideratos

 

Dennis y Günther protagoizaron una bonita lucha durante todo ala carrera hasta que el piloto de Maserati logró distanciarse

La carrera cambió radicalmente en la vuelta 26ª cuando Günther logró abrir un hueco de casi tres segundos con Dennis, mientras que Evans se había descolgado y estaba ya a 9 segundos de Dennis y se defendía de Vandoorne, Wehrelin Fenestraz, Nato y da Costa. Las vueltas iban pasando y Günther veía como su ventaja era lo suficientemente amplia como para comenzar a soñar en la victoria, mientras que Evans cogía un poco de aire beneficiado por la lucha entre Vandoorne y los Nissan de Fenestraz y Nato, que finalmente adelantaban al DS Penske, al igual que los Porsche de Wehrlein y da Costa, el Maserati de Mortara y el Nio 333 de Ticktum. Con el 0% de batería, Günther cruzaba la meta con 2,8 segundos de ventaja sobre Dennis, logrando para Maserati la primera victoria con un monoplaza en 65 años, mientras que Evans lograba aguantar la tercera posición por algo menos de un segundo de ventaja sobre Fenestraz y Nato, que lograba así el mejor resultado de la temporada para Nissan. El sexto puesto de Wehrlein le permitía pasar a liderar la clasificación por sólo un punto de diferencia con Dennis, da Costa fue séptimo, Mortara fue octavo, noveno Vandoorne y décimo Buemi.

 

El gran protagonista del fin de semana ha sido Günther y Maserati, que no sólo lograron la primera pole de la marca, sino también la primera victoria desde 1958 en la categoría de monoplazas

 

Günter, en lo más alto de podio, junto a Dennis y Evans

 

Clasificación pilotos

Clasificación equipos