Estás leyendo
Formula E e-Prix Sao Paulo: triplete de Jaguar en una carrera loca

Formula E e-Prix Sao Paulo: triplete de Jaguar en una carrera loca

+17
Ver galería

Por primera vez en su historia, la Formula E se disputaba en Brasil, concretamente en un atípico circuito de 2,93 Km de longitud con largas rectas situado en Sao Paulo, donde los tres primeros llegaron separados por solo medio segundo y donde Jaguar logró el triplete con la primera victoria de Evans, el segundo puesto de Cassidy, cuyo Envision Racing está equipado con el motor Jaguar y, el tercer puesto de un Bird que, tras lo sucedido en la India, pensó más en el equipo que en la victoria y se conformó con el tercer puesto. Wehrlein mantiene el liderato gracias que pudo remontar desde el 18º puesto a la 7ª posición y,  al abandono de Dennis.

 

Por detrás, Mortara, perdía el morro de su Maserati y se veía obligado a entrar en boxes, con lo que decía adiós a sus opciones de lograr una posición que aliviase un poco la crisis por la que pasa el equipo. Así mismo, Nato volaba tras tocarse con el McLaren de Hughes y tenía que abandonar. Buemi fue el siguiente en decir adiós a sus opciones de lograr un buen resultado al pasarse de frenada en la curva 2 y golpear la parte trasera del Maserati de Guenther, lo que le hizo pasar de la 10ª a la 19ª posición

 

Sao Paolo y Brasil debutaban en la Formula E con un espectacular circuito

Vandoorne no rompió la tradición que se venía cumpliendo en las tres últimas pruebas y, tras ser el piloto más rápido en el Grupo A, logró la pole tras imponerse en la Final a Da Costa,  logrando así su primera pole de la temporada y la primera para su equipo desde 2016. Por su parte y por extraño que parezca, el portugués lograba por primera vez en la temporada que un monoplaza con motor Porsche (tanto TAG Heuer Porsche como Avalanche Andretti eran primero y segundo en la clasificación por equipos) estuviese en la primera línea de la parrilla de salida. Wehrlein (TAG Heuer Porsche), líder de la clasificación, se tuvo que conformar con la 18ª posición al no lograr el pase a los quartos de final y, además, tuvo que cumplir la sanción de 3 posiciones en la parrilla por su incidente en el anterior e-Prix disputado en Ciudad del Cabo. Esto, sumado al 14º puesto de Dennis, segundo en la clasificación, daba tanto a Da Costa como a Vergne (7º en la parrilla), cuarto y tercero en la clasificación respectivamente, una gran oportunidad para intentar reducir su desventaja.

 

El Safety Car tuvo que volver a salir a la pista en la vuelta 16ª, esta vez para retirar el Andretti de Dennis tras tocarse con el Porsche de Wehrlein en la curva 3 (tercera carrera consecutiva de Dennis sin sumar puntos). Una vez reiniciada la carrera en la vuelta 18º, Da Costa recuperó el liderato aprovechando el segundo Attack Mode de Cassidy y de Vandoorne, lo que les hizo caer la tercera y a la sexta posición respectivamente

 

Vandoorne, el vigente campeón de la categoría, logró su primera polé de la temporada

Tras apagarse el semáforo, Vandoorne mantuvo la primera posición, mientras que, una mala salida, a punto estuvo de costarle a Da Costa la segunda posición con Evans. Por detrás, Mortara, perdía el morro de su Maserati y se veía obligado a entrar en boxes, con lo que decía adiós a sus opciones de lograr una posición que aliviase un poco la crisis por la que pasa el equipo. Así mismo, Nato volaba tras tocarse con el McLaren de Hughes y tenía que abandonar. Buemi fue el siguiente en decir adiós a sus opciones de lograr un buen resultado al pasarse de frenada en la curva 2 y golpear la parte trasera del Maserati de Guenther, lo que le hizo pasar de la 10ª a la 19ª posición. Transcurridas las cinco primeras vueltas, pronto se vio que iba a ser una carrera en la que la gestión de la batería era crucial, por lo que el lento ritmo de carrera hizo que los 18 primeros clasificados estuviesen sólo separados por ocho segundos.

 

Bird, pese a tener más batería,  prefería no arriesgar y esperar a ver si cualquiera de los otros dos se veía obligado a tener que levantar el pie para poder llegar hasta el final, lo que no llegó a suceder por muy poco (tanto Evans como Cassidy se tuvieron que parar una vez terminada la carrera) y, finalmente, Evans lograba la victoria por sólo 0,284 segundos de ventaja sobre Cassidy y 0,507 segundos sobre Bird

 

La salida fue limpia en las primera s pasiones, pero no así de la mitad para atrás

 El líder de la carrera, Vandoorne, junto con Vergne (sexto) y Bird (séptimo) fueron los primeros en activar el primer Attack Mode, lo que dejó provisionalmente a Da Costa liderando la carrera, hasta que dos vueltas más tarde, tanto Vandoorne como Evans lo adelantaron antes de que el Safety Car tuviese que salir para poder retirar al Nissan de Fenestraz que había golpeado el muro. Tras la reanudación en la 12ª vuelta quedó claro que Vandoorne iba a tener problemas, pues a estas alturas tenía ya un 3% menos de batería que, Evans, Cassidy o Da Costa que, comenzaron a alternarse al frente de la clasificación con continuos adelantamientos entre ellos. El Safety Car tuvo que volver a salir a la pista en la vuelta 16ª, esta vez para retirar el Andretti de Dennis tras tocarse con el Porsche de Wehrlein en la curva 3 (tercera carrera consecutiva de Dennis sin sumar puntos). Una vez reiniciada la carrera en la vuelta 18º, Da Costa recuperó el liderato aprovechando el segundo Attack Mode de Cassidy y de Vandoorne, lo que les hizo caer la tercera y a la sexta posición respectivamente. Una vuelta más tarde lo activaron Da Costa y Evans, con lo que Cassidy volvió a liderar la carrera, seguido por Da Costa, Vandoorne y Evans que, con su Attack Mode de tres minutos, no tardó en ponerse primero.

 

Vandoorne no rompió la tradición que se venía cumpliendo en las tres últimas pruebas y, tras ser el piloto más rápido en el Grupo A, logró la pole tras imponerse en la Final a Da Costa,  logrando así su primera pole de la temporada y la primera para su equipo desde 2016. Por su parte y por extraño que parezca, el portugués lograba por primera vez en la temporada que un monoplaza con motor Porsche (tanto TAG Heuer Porsche como Avalanche Andretti eran primero y segundo en la clasificación por equipos) estuviese en la primera línea de la parrilla de salida

 

Ver también
FE E-Prix de Tokio: Maserati amarga la fiesta Nissan y Wehrlein nuevo líder

 

El Safety Car que, tuvo que salir en dos ocasiones, hizo que se aumentasen cuatro vueltas a al carrera

Da Costa se autoeliminó de la lucha por la victoria cuando en la vuelta 25ª se pasó de frena en la curva 1 y se saltó la chicane, lo que le costó perder tres posiciones y pasar a ser sexto, justo por delante de su compañero Wehrelin que, sorprendentemente, todavía no había activado ninguno de sus dos Attack Mode. Los dos periodos de Safety Car hicieron que la se añadiesen cuatro vueltas más a la carrera y Bird que, era el piloto con más porcentaje de batería disponible pasó al ataque y no sólo adelantó a Vandoorne, sino que, además, se unió a lucha entre Cassidy y Evans por la primera posición. En la vuelta 32ªEvans vio la oportunidad para adelantar a Cassidy a final de recta y pasó a liderar la carrera, mientras que Da Costa lograba remontar hasta la cuarta posición tras adelantar a los dos DS Penske. En la ultima vuelta, Evans se defendía como podía de Cassidy, mientras que Bird, pese a tener más batería,  prefería no arriesgar y esperar a ver si cualquiera de los otros dos se veía obligado a tener que levantar el pie para poder llegar hasta el final, lo que no llegó a suceder por muy poco (tanto Evans como Cassidy se tuvieron que parar una vez terminada la carrera) y, finalmente, Evans lograba la victoria por sólo 0,284 segundos de ventaja sobre Cassidy y 0,507 segundos sobre Bird. Da Costa fue cuarto a 3,4 segundos, quinto fue Vergne, sexto Vandoorne, Wehrelin logró terminar séptimo, por delante de los McLaren de Hughes y de Rast, mientras que Buemi lograba remontar hasta la decima posición. La Fórmula E continuará con una doble cita en Berlín los días 22 y 23 de abril.

 

Por primera vez en su historia, la Formula E se disputaba en Brasil, concretamente en un atípico circuito de 2,93 Km de longitud con largas rectas situado en Sao Paulo, donde los tres primeros llegaron separados por solo medio segundo y donde Jaguar logró el triplete con la primera victoria de Evans, el segundo puesto de Cassidy, cuyo Envision Racing está equipado con el motor Jaguar y, el tercer puesto de un Bird

 

En la vuelta 32ª Evans adelantó a Cassidy y ya no perdería esta posición

Clasificación pilotos

Clasificación equipos