Estás leyendo
WRC Rally de Monza: victoria y 8º título para Ogier

WRC Rally de Monza: victoria y 8º título para Ogier

+14
Ver galería

Al igual que el año pasado, el WRC llegaba a Italia para poner punto y final a la temporada (y a los actuales WRC que darán paso a los nuevos WRC Rally1híbridos)  con los mismos protagonistas jugándose el campeonato: Ogier y Evans, pero en esta ocasión era el francés el que llegaba al frente de la clasificación con 17 puntos de ventaja frente a los 14 con los que llegaba Evans el año pasado, cuyo error acabó dejando en bandeja el título a Ogier. Este año sin embargo y después de una increíble lucha entre los dos en la que se intercambiaron varias veces el liderato de la prueba, Ogier logró la quinta victoria de la temporada (la 54 de su carrera) en la que ha sido su última temporada como piloto oficial (seguirá, pero alternando el tercer Toyota con Lappi) y, con ello, su octavo título mundial. Gran actuación del español Dani Sordo que logró su tercer podio de la temporada. En el apartado de constructores, Toyota se llevó el título en una temporada en la que ha sido muy superior a Hyundai, imponiéndose en 9 de las 12 pruebas.

 

El sábado fue sin duda una de las etapas más entretenidas de toda la temporada, pues en los 6 tramos disputados, hubo cinco cambios de líder

 

Tras una impresionante lucha, Ogier logró la victoria y su 8º título

 

Tras la disputa del Shakedown en el que se impuso el Toyota de Rovanperä, el viernes se disputaron siete tramos en los que, si bien Ogier fue superior a Evans, imponiéndose en tres de los cuatro tramos disputados con 6,5 segundos de ventaja sobre Evans, el británico terminó el día en primera posición con una ventaja de 1,4 segundos tras ganar el primer tramo de la tarde y superar en los dos siguientes a Ogier, que tuvo problemas de frenos en el tramo de Monza, tramo que puso fin al día. Tal fue la superioridad de los dos Toyota, que Neuville fue el mejor del resto ya a 20,2 segundos.

 

Pese a que a Ogier le bastaba con terminar entre los tres primeros para asegurarse matemáticamente el titulo, el piloto francés no se relajó y en el primer tramo del domingo marcó el mismo tiempo que Evans en el tramo de Monza. La primera pasada por el tramo de Serraglio,  penúltimo tramo del rally, decantó la victoria del lado de Ogier que vio como su compañero hacía un trompo que le costó 7,3 segundos, dejando la ventaja de Ogier en 7,6 segundos a falta de la Power Stage en la que se impuso Neuville y donde Ogier terminó quinto, justo por detrás de Evans

 

Evans ha luchado hasta el final con Ogier por el título

 

El sábado fue sin duda una de las etapas más entretenidas de toda la temporada, pues en los 6 tramos disputados, hubo cinco cambios de líder. Ogier comenzó el día recuperando el liderato con 1,5 segundos de ventaja, pero tras la disputa del segundo tramo era Evans el que lideraba la clasificación con 2,3 segundos de ventaja. En el tercer tramo del día, Ogier volvía a liderar la prueba, esta vez con 1,1 segundos de ventaja que, tras disputarse el cuarto tramo, aumentaba a 5,2 segundos. En el primer tramo de la tarde, Evans volvía a ser primero con 0,3 segundos de ventaja y finalmente, tras disputarse el último tramo del día en le que Sordo marcó el mejor tiempo, Ogier pasaba de nuevo a liderar la prueba con sólo 0,5 segundos de ventaja. Al margen de esta increíble lucha, Sordo lograba terminar el día tercero beneficiado por un error de Neuville que le costó 30 segundos al golpear una barrera, que dejó con daños estéticos y aerodinámicos su Hyundai que no le impidieron seguir marcando buenos tiempos y acabar el día a 18,5 segundos de Sordo.

 

Al igual que el año pasado, el WRC llegaba a Italia para poner punto y final a la temporada (y a los actuales WRC que darán paso a los nuevos WRC Rally1híbridos)  con los mismos protagonistas jugándose el campeonato: Ogier y Evans, pero en esta ocasión era el francés el que llegaba al frente de la clasificación con 17 puntos de ventaja frente a los 14 con los que legaba Evans el año pasado

 

Gran actuación del español Dani sordo, que logró su tercer podio de la temporada

 

Pese a que a Ogier le bastaba con terminar entre los tres primeros para asegurarse matemáticamente el titulo, el piloto francés no se relajó y en el primer tramo del domingo marcó el mismo tiempo que Evans en el tramo de Monza. La primera pasada por el tramo de Serraglio, penúltimo tramo del rally, decantó la victoria del lado de Ogier que vio como su compañero hacía un trompo que le costó 7,3 segundos, dejando la ventaja de Ogier en 7,6 segundos a falta de la Power Stage en la que se impuso Neuville y donde Ogier terminó quinto, justo por detrás de Evans. De esta manera, Ogier lograba la victoria con 7,3 segundos de ventaja sobre Evans a pesar del susto que se llevó al final de la mañana, cuando golpeó con uno de sus neumáticos contra una barrera de hormigón en una de las chicanes que había sobre el circuito de Monza (afortunadamente, el neumático aguantó el impacto y pudo seguir sin problemas). El doblete daba además la victoria a Toyota en el apartado de constructores por primera vez desde 2018. Sordo lograba terminar tercero a 21,3 segundos de Ogier y con 10,7 segundos de ventaja sobre Neuville.

 

Ver también
F1 GP de EE. UU: la impotencia de Hamilton

Gran actuación del español Dani Sordo que logró su tercer podio de la temporada y terminó sexto en el Mundial

 

Finalmente, Toyota se llevó también el título en el apartado de constructores

 

Clasificación pilotos

Clasificación constructores