Estás leyendo
WRC Rally de Finlandia: Evans mantiene viva la lucha por el título

WRC Rally de Finlandia: Evans mantiene viva la lucha por el título

+10
Ver galería

Tras la confirmación de que el Rally de Monza sustituirá por segundo año consecutivo al de Japón, cancelado por el Covid-19, el WRC llegaba a Finlandia (prueba que el año pasado también se canceló) para disputar la antepenúltima prueba de la temporada con el primer “matchball” de Ogier para lograr su octavo título, pero en esta ocasión, el francés nunca tuvo el ritmo necesario para estar cerca de los de cabeza y para colmo, fue sancionado el sábado por la noche con 60 segundos por no haberse abrochado correctamente la correa del casco en un tramo de la mañana. Hyundai a punto estuvo de amargar la fiesta a Toyota, que al igual que Rovanperä y Lappi (ganador en 2017 y que regresaba al WRC desde diciembre del año pasado) corría en casa y es que su sede está cerca de la ciudad anfitriona de Jyväskylä. Evans, cuya única alternativa de mantener vivas sus opciones de luchar por el título pasaba por lograr la victoria, no perdió su oportunidad y en una gran segunda etapa (se impuso en 6 de los 9 tramos disputados) se puso al frente de la clasificación, logrando su segunda victoria de la temporada y reducía de 44 a 24 puntos la ventaja de Ogier a falta de dos pruebas para que termine la temporada.

 

El sábado fue Evans quien realmente marcó el ritmo, imponiéndose en los cuatro tramos de la mañana, lo que le permitió pasar a liderar la prueba con 5,6 segundos de ventaja sobre Breen

 

Lo que en un principio parecía que iba a ser una lucha por la victoria entre los Hyundai, acabó siendo una nueva victoria de Toyota

 

La prueba comenzó con un doblete de Hyundai tras la victoria de Tänak en el Shakedown, seguido por su compañero Breen, mientras que Ogier era el primero de los Toyota al terminar tercero, a 0,9 segundos de Tänak, si bien, el japonés Katsuta fue el primer líder la prueba la imponerse en el primer tramo de sólo 2,1 Km por sólo 0,2 segundos de ventaja sobre Neuville, un liderato que como era de esperar fue muy efímero. En los siguientes 4 tramos, Tänak y Breen se repartieron las victorias en su lucha por liderar la prueba, con Evans como invitado, que acabó tercero a sólo 6,1 segundos tras imponerse en el sexto y último tramo del día, el primero nocturno desde 1994 y en el que Breen logró arrebatar el liderato a su compañero Tänak por 2,8 segundos. En su regreso al WRC, Lappi terminaba cuarto, por delante de su compatriota Rovanperä, Neuville fue sexto y Ogier séptimo, pero ya a 33,6 segundos de Breen.

 

Con esta victoria, sumado a los puntos extra del Power Stage, reduce a 24 puntos la ventaja de Ogier y con la que pasa a ser el único piloto que tiene opciones de luchar por el título a Ogier, además, permite a Toyota permanecer invicto en esta prueba desde su regreso al WRC en 2017

 

El viernes Breen acabó liderando la prueba tras una intensa lucha con su compañero Tänak

 

El sábado, la etapa reina del rally con 151,95 km cronometrados (más de la mitad de la distancia del rallye) repartidos en 9 tramos, incluyendo las pistas de la icónica especial de Ouninpohja comenzó con Breen aumentando su ventaja sobre Tänak a 4 segundos. Pero Evans fue quien realmente marcó el ritmo, imponiéndose en los cuatro tramos de la mañana, lo que le permitió pasar a liderar la prueba con 5,6 segundos de ventaja sobre Breen. Rovanperä, que ganaba la lucha entre finlandeses, acabó antes de lo esperado al chocar contra un talud de piedras en el tramo 10 (el último de la mañana) cuando era cuarto a 18,6 segundos de Evans y con 4 segundos de ventaja sobre su compatriota Lappi. Por la tarde, Tänak logró imponerse en tres de los cuatro tramos, lo que le valió para ponerse segundo a 9,1 segundos de Evans, ventaja con la que acabaría el día tras marcar los dos el mismo tiempo en el último tramo del día. Breen fue incapaz de seguir el ritmo de sus rivales y tras ceder por la mañana el liderato a Evans, cayó por detrás de Tänak en el primero de la tarde y terminó el día a 19,5 segundos de la cabeza. Favorecido por el abandono de Rovanperä, Lappi terminó el día en cuarta posición, mientras que Ogier fue quinto, a 38,9 segundos, favorecido por los abandonos de Rovanperä y de Neuville, que rompió su radiador en el tramo 14 cuando aventajaba en 13,1 segundos al francés. Más tarde saltaba la noticia de que Ogier era sancionado con un minuto de penalización por no abrocharse correctamente la correa del casco en el tramo TC12, a pesar de los cual, mantuvo la quinta posición.

 

Hyundai a punto estuvo de amargar la fiesta a Toyota, que al igual que Rovanperä y Lappi (ganador en 2017 y que regresaba al WRC desde diciembre del año pasado) corría en casa y es que su sede está cerca de la ciudad anfitriona de Jyväskylä

 

Evans estuvo intratable el sábado por la mañana: ganó los 4 tramos disputados y acabó por delante de los Hyundai

 

El domingo sólo se disputaban 45,74 km cronometrados, repartidos en cuatro tramos, entre ellos, los grandes saltos de Ruuhimäki, tramo que en su segunda pasada era además el Power Stage. Tának, que aspiraba a lograr su tercera victoria consecutiva en Finlandia se impuso en el primero de ellos, dejando la ventaja de Evans en 8,7 segundos, pero en los otros tres, Evans marcó el mejor tiempo y acabó logrando la victoria, la segunda de la temporada con 14,1 segundos de ventaja sobre Tänak. Victoria que sumada a los puntos extra del Power Stage, reduce a 24 puntos la ventaja de Ogier y con la que pasa a ser el único piloto que tiene opciones de luchar por el título con Ogier, además, permite a Toyota permanecer invicto en esta prueba desde su regreso al WRC en 2017. Breen, que fue tercero a 42,2 segundos, lograba su tercer podio en sus tres últimas salidas, igualando asó lo logrado en 2016. Lappi, ganador en 2017, lograba terminar cuarto en su regreso al WRC con un Yaris privado tras 10 meses en el dique seco. Ogier terminó quinto (suma ya cuatro pruebas sin ganar), tendrá que esperar a España, penúltima prueba de la temporada para cantar el alirón.  En el apartado de constructores, Toyota aventaja ya en 61 puntos y ya es prácticamente campeón.

 

Tras la confirmación de que el Rally de Monza sustituirá por segundo año consecutivo al de Japón, cancelado por el Covid-19, el WRC llegaba a Finlandia (prueba que el año pasado también se canceló) para disputar la antepenúltima prueba de la temporada con el primer “matchball” de Ogier para lograr su 8º título, pero en esta ocasión, el francés nunca tuvo el ritmo necesario para estar cerca de los de cabeza y para colmo, fue sancionado el sábado por la noche con 60 segundos por no haberse abrochado correctamente la correa del casco en un tramo de la mañana

Ver también
F1 GP de Hungría: Bottas juega a los bolos y Ocon logra su victoria en la F1

 

 

Segunda victoria de la temporada para Evans, que reduce a 24 puntos la ventaja de Ogier

 

 

Clasificación pilotos

 

Clasificación constructores