Maserati anuncia sus planes de desarrollo y producción de su nueva gama eléctrica

Todos los nuevos modelos de Maserati se desarrollarán, diseñarán y fabricarán 100% en Italia y adoptarán sistemas de propulsión eléctrica, híbrida y enchufable, ofreciendo toda la innovación y  prestaciones excepcionales típicas del ADN de la marca.

Tras el anuncio del inicio de las pruebas experimentales de los nuevos sistemas de propulsión “full electric”, que montarán los futuros modelos de Maserati, ahora se dan a conocer los planes de desarrollo y producción de la gama electrificada de la marca del Tridente.

El programa de electrificación de Maserati comienza este año, y el primer automóvil híbrido que se fabricará será el nuevo Maserati Ghibli MHEV.

Durante el 2021 se iniciará la producción de los nuevos Maserati GranTurismo y GranCabrio, los primeros automóviles de la marca en adoptar soluciones 100% eléctricas. Maserati ha decidido construir GranTurismo y GranCabrio en el centro de producción de Mirafiori, con una inversión de 800 millones de euros. La última generación de GranTurismo y GranCabrio, dos iconos de la marca del Tridente, totalizaron más de 40,000 unidades vendidas de 2007 a 2019.

Durante el 2020, Mirafiori reforzará su posición como centro mundial dedicado a la electrificación y la movilidad del futuro y se destinará en gran parte para la producción de los nuevos automóviles electrificados de la marca.

El corazón  de Maserati seguirá siendo Módena con su sede, donde el desarrollo y experimentación de los vehículos actuales y ​​donde se construirá el nuevo superdeportivo. Para Maserati, Módena es el lugar donde se han producido automóviles extraordinarios durante más de 80 años, destacando por su lujo, elegancia, estilo, prestaciones y calidad, y que se venden en más de 70 mercados.

En el 2020, el primero de los nuevos modelos Maserati “made in Módena” en aparecer será el superdeportivo, repleto de tecnología y evocador de los valores tradicionales de la marca. Se están realizando importantes trabajos de modernización en la línea de producción de la planta de Módena destinados a la producción de la versión eléctrica del nuevo superdeportivo. En paralelo ya se han iniciado los trabajos de construcción de una línea de pintura, una elemento completamente nuevo en las instalaciones.

Módena es también el hogar del Innovation Lab, el corazón de la investigación tecnológica, del desarrollo y del diseño tecnológico de la marca. Es en esta instalación de excelencia donde se diseñan todos los modelos Maserati del hoy y del mañana. Aquí, los procesos digitales apoyan el desarrollo del producto, aplicando la fórmula exclusiva de Maserati que adopta un enfoque integrado para priorizar el factor humano desde las primeras fases: la atención hacia el cliente se incorpora en el mundo de la simulación virtual con una mezcla exclusiva de hardware y software. Los procesos digitales que respaldan el desarrollo de productos se concretan tres grandes áreas: el simulador estático, el nuevo simulador dinámico de última generación con tecnología DiM (Driver-in-Motion) y los laboratorios de desarrollo “User eXperience”.

Posteriormente llegará un nuevo Maserati  “utility vehicle”, que se construirá en Cassino y que pretende desempeñar un papel de liderazgo para la marca gracias a sus innovadoras tecnologías. Se invertirán cerca de 800 millones de euros en la construcción de la nueva línea de producción, programada para comenzar a fines del primer trimestre de 2020. Se espera que los primeros vehículos de preproducción salgan de la línea para el año 2021.

Síguenos:
error