Estás leyendo
Carlos “Lole” Reutemann, el llamado a suceder a Fangio

Carlos “Lole” Reutemann, el llamado a suceder a Fangio

+19
Ver galería

De padre argentino aunque con ascendencia germano-suiza y de madre italiana, el 12 de abril de 1942 nacía en una zona rural Carlos Alberto Reutemann, que con los años estaba llamado para ser el sucesor de Fangio en la F1, pero que finalmente se quedó a un punto de lograrlo y acabó dedicándose a la política. “Lole” como cariñosamente se le conocía desde pequeño cuando colaboraba con sus padres en el campo y les pedía ir al corral de los cerdos con la frase “Vamo’ a ver lolechones”, pronto empezó a tener sus contactos con el motor, primero con un Ford A modelo 29 cuando tenía 6 años y unos años más tarde con el tractor de su padre, al que tenía que trepar para subirse y al que a duras penas llegaba a los pedales para conducirlo para arar la tierra.

 

El terrible accidente de Niki Lauda en Alemania le abrió la puerta a Ferrari para sustituir al piloto austriaco para el GP de Italia, donde a pasar del regreso del austriaco, compitió con un tercer monoplaza

 

Reutemann debutó en la F1 en 1972 de la mano de Brabham

 

Su carrera como piloto comenzó a los 23 años en una carrera de Turismo Mejorado en su país con un Fiat 1500. Campeón de Turismo Nacional en Argentina durante varias temporadas, a fines de los ’60, pasó a competir en otras categorías con gran éxito, lo que le permitió viajar en Europa en 1970, con éxito inmediato: fue subcampeón del Europeo de Fórmula 2 en 1971 por detrás de Ronnie Peterson y ese mismo año consiguió una invitación para correr en la prueba no puntuable de F1 en Brands Hatch, donde gracias a su buena actuación fue contratado para el año siguiente por Brabham como compañero de todo un bicampeón del mundo como Graham Hill. Su primera carrera oficial con Brabham fue en Argentina en el Autódromo Municipal de Buenos Aires, donde sorprendió a todos logrando la pole con el Brabham BT34 por delante de Jackie Stewart, quien a la postre acabaría siendo el ganador de la carrera, en la que “Lole” logró acabar en la 7º posición. Tras buenos resultados parciales en 1972 y 1973, en 1974 ganó en Sudáfrica, Austria y Estados Unidos, sumando otra victoria en 1975 en Alemania. Ese año tuvo una serie de podios que le permitieron acabar tercero en el campeonato, tras Niki Lauda y Emerson Fittipaldi.

 

Su apode de “Lole” como cariñosamente se le conocía desde pequeño viene de cuando colaboraba con sus padres en el campo y les pedía ir al corral de los cerdos con la frase “Vamo’ a ver lolechones”

 

 

En 1976, Ferrari le contrató para sustituir al accidentado Lauda en Monza, donde terminó 9º

 

En 1976 la cosa cambió: el nuevo Brabham con motor Alfa Romeo no tenía buen rendimiento y Reutemann no estaba contento en el equipo. El terrible accidente de Niki Lauda en Alemania le abrió la puerta a Ferrari para sustituir al piloto austriaco para el GP de Italia, donde a pasar del regreso del austriaco, compitió con un tercer monoplaza ese y los otros tres grandes premios que faltaban para finalizar la temporada. El año siguiente, con la salida de Lauda de Ferrari Reutemann pasó a ser el primer piloto del equipo, con un joven canadiense llamado Gilles Villeneuve, temporada en la que lograría una victoria (la 5ª de su palmarés) y otros 5 podios. 1978 sería su última temporada en Ferrari, temporada en la que pese a sus cuatro victorias y tres terceros puestos que le permitieron acabar tercero en el Mundial, su relación con el equipo no fue muy buena, por lo que a la conclusión de la misma decidió irse a Lotus, equipo que había dominado la temporada ’78 y que había perdido al sueco Ronnie Peterson tras su muerte en Italia. Mientras que su sustituto en Ferrari, el sudafricano Jody Scheckter, ganaba el campeonato y Villeneuve fue el subcampeón, “Lole” se tuvo que conformar con 5 podios y el 7º puesto en el mundial.

 

En 1981 llegó a la última carrera del año, en Las Vegas, con un punto de ventaja sobre el Brabham de Nelson Piquet. En los entrenamientos tanto él como Jones rompieron el motor y pese a que el australiano ya no tenía opciones matemáticas de revalidar el título, el equipo optó por darle a él el único motor nuevo disponible. Mientras que Jones ganaba la carrera y anunciaba su retirada de la F1, Reutemann terminaba octavo y Piquet quinto, con lo que el brasileño se proclamó campeón por un sólo punto

 

Ver también
Elena Martin Echegarray “Nana”, el alma de los Comisarios del Jarama

La salida de Lauda de Ferrari le dejó como primer piloto junto a un joven Villeneuve

 

Frustrado, aceptó irse a Williams en 1980 para apoyar a Alan Jones, quien logró ganar el primer campeonato para el equipo británico. Reutemann fue tercero otra vez, con una buena victoria en Mónaco. Para 1981 Reutemann pensó que lucharía de igual a igual el campeonato con Jones, pero las cosas no salieron bien. El equipo le ordenó dejar ganar a Jones, pero Reutemann se negó y ganó la carrera y en la celebración no estuvo Jones, ni tampoco ningún mecánico de Williams y a partir de ahí se vivió un ambiente enrarecido durante todo el año. El argentino ganó en Bélgica y sacó una ventaja importante al frente de la clasificación, pero fue lentamente perdiéndola (entre rumores de que el equipo intentaba perjudicarlo secretamente) hasta que llegó a la última carrera del año, en Las Vegas, con un punto de ventaja sobre el Brabham de Nelson Piquet. En los entrenamientos tanto él como Jones rompieron el motor y pese a que el australiano ya no tenía opciones matemáticas de revalidar el título, el equipo optó por darle a él el único motor nuevo disponible. Mientras que Jones ganaba la carrera y anunciaba su retirada de la F1, Reutemann terminaba octavo y Piquet quinto, con lo que el brasileño se proclamó campeón por un sólo punto. Tras una conversación con Frank Williams y Patrick Head, “Lole” siguió el año siguiente en el equipo. Fue segundo en Sudáfrica, en la primera carrera de la temporada pero, tras abandonar en Long Beach, Reutemann anunció su retirada de la F1 con 40 años. Irónicamente, el campeón de ese año fue Keke Rosberg, contratado a última hora para reemplazar a Alan Jones tras su retiro, y promovido a primer piloto del equipo tras la retirada de Reutemann. En las 11 temporadas en las que estuvo en la F1, disputó 144 carreras puntuables en las que logró 12 victorias, 45 podios y 6 poles, además de además de dos victorias y una pole en carreras no puntuables.

 

Su primera carrera oficial con Brabham fue en Argentina en el Autódromo Municipal de Buenos Aires, donde sorprendió a todos logrando la pole con el Brabham BT34 por delante de Jackie Stewart, quien a la postre acabaría siendo el ganador de la carrera

 

1981 iba a sr su año, pero por una decisión del equipo, el título acabó siendo para Keke Rosbergpor sólo un punto

 

De la Fórmula 1 pasó al Mundial de rallys, donde se convirtió en el primer argentino en puntuar en ambas categorías. Una vez colgó definitivamente el casco, entró de lleno en la carrera política, donde fue elegido dos veces gobernador de Santa Fe, lo que le llevó a sonar como posible candidato a la presidencia de su país, sin embargo, renunció a ello y fue elegido senador hasta que el pasado mes de julio a los 79 años de edad fallecía a causa de un sangrado gastrointestinal y problemas renales relacionadas un cáncer de hígado que le fue diagnosticado en 2017.