Estás leyendo
FE E-Prix de Tokio: Maserati amarga la fiesta Nissan y Wehrlein nuevo líder

FE E-Prix de Tokio: Maserati amarga la fiesta Nissan y Wehrlein nuevo líder

+28
Ver galería

La Formula E debutó en Japón con el E-Prix de Tokio, un circuito de 2.585 km muy estrecho, donde Rowland (Nissan) se llevó la pole y, después de haber liderado gran parte de la carrera, se vio superado en los compases finales por la estrategia de Maserati que, de la mano de Günther logró su segunda victoria en la FE tras la lograda en Yakarta la pasada temporada. Así, tras las cinco primeras carreras, la décima temporada suma cinco ganadores diferentes de cinco equipos distintos y, pese a terminar quinto, Wehrelin pasa a liderar el campeonato eso sí, con sólo dos puntos de ventaja sobre Cassidy, que terminó octavo después de remontar desde la 19º posición.

 

En las últimas vueltas, Rowland hizo todo lo que pudo para presionar a Günther y hasta en tres ocasiones intentó adelantar a Günther en la última vuelta, pero el alemán no cometió ningún error y, además, contaba con el factor energía a su favor, lo que le permitió lograr la victoria, la quinta en su palmarés, por sólo 0,245 segundos

 

Günther que, todavía no había logrado subir al podio, se llevó la victoria en la primera edición del E-Prix de Tokio

Los entrenamientos nos dejaron la anulación de la vuelta de Cassidy en el grupo A debido a una infracción técnica, con lo que el líder del campeonato tomaría la salida desde el fondo de la parrilla. Por su parte, los duelos nos dejaron un adelanto de lo disputada que sería la carrera, pues se enfrentaron ocho pilotos de ocho equipos diferentes. A la final se clasificaron Rowland y Günther tras eliminar a Mortara y a Sette Camara respectivamente en las semifinales y, a pasar de que el piloto de Maserati fue más rápido en los dos últimos sectores, la pole fue Rowland por sólo 0,021 segundos. Mortara saldría desde la tercera posición. Sette Camara desde la cuarta, Dennis fue quinto, Evans sexto, por delante de Wehrlein, octavo terminó Müller, noveno Da Costa y décimo Frijns. En la salida, Rowland mantuvo la primera posición, mientras que Mortara ganó una posición y se puso segundo tras adelantar a Günther, Dennis se puso cuarto tras adelantar a Sette Camara y Wehrlein adelantó a Evans y se puso sexto todo ello, con los 22 coches separados por menos de 10 segundos en las primeras vueltas.

 

Tras la reanudación de la carrera, en la 24º vuelta Günther adelantaba a Rowland que, a la espera de la segunda activación del Attack Mode de Günther, se pegaba al Maserati para poder ahorrar algo de energía. Sin embargo, el piloto de Maserati, lograba abrir un hueco de 1,7 segundos, lo que le permitió mantener el liderato cuando en la 28º vuelta activó su segundo Attack Mode

 

Rowland dio a Nissan la primera polé de la Formula E en Japón

Wehrlein fue el primero del grupo de cabeza en activar el primer Attack Mode, que en esta ocasión se podía dividir de tres modos diferentes: dos y seis, seis y dos o cuatro y cuatro minutos y, gracias a la sexta posición de su compañero Da Costa, el alemán mantuvo la quinta posición. Por su parte, Rowland abrió un hueco de algo más de un segundo, lo que le permitió mantener el liderato cuando activó su primer Attack Mode en la 10ª vuelta si bien, lo acabaría perdiendo provisionalmente cuando dos vueltas más tarde activó el segundoGünther pasó entonces a liderar la carrera hasta que activó su primer Attack Mode, lo que permitió a Rowland recuperar el liderato. Con Cassidy fuera de los puntos, en la 18ª vuelta Jaguar vio como Evans dañaba su alerón delantero tras intentar adelantar a Frijns con lo que, por primera vez en la temporada, ninguno de sus pilotos iba a puntuar.  Mientras tanto, Rowland seguía liderando la carrera, Günther era segundo y con algo más de energía, Mortara era tercero, Da Costa cuarto, Dennis quinto, Nato sexto, Frijns séptimo, octavo era Wehrlein noveno y décimo Sette Camara, cuando en la 20º vuelta, Dirección de Carrera se vio obligado a sacar el Safety Car para poder limpiar la pista de restos.

 

Los duelos nos dejaron un adelanto de lo disputada que sería la carrera, pues se enfrentaron ocho pilotos de ocho equipos diferentes. A la final se clasificaron Rowland y Günther tras eliminar a Mortara y a Sette Camara respectivamente en las semifinales y, a pasar de que el piloto de Maserati fue más rápido en los dos últimos sectores, la pole fue Rowland por sólo 0,021 segundos

 

Ver también
F1 GP de Australia: veni, vidi, vinci de Sainz, el anti-Red Bull

Rowland lideraba la carrera tras su dos activaciones de Attack Mode, pero Günther era asegundo y con más energía que el piloto de Nissan

Tras la reanudación de la carrera, en la 24º vuelta Günther adelantaba a Rowland que, a la espera de la segunda activación del Attack Mode de Günther, se pegaba al Maserati para poder ahorrar algo de energía. Sin embargo, el piloto de Maserati, lograba abrir un hueco de 1,7 segundos, lo que le permitió mantener el liderato cuando en la 28º vuelta activó su segundo Attack Mode. Mortara, tercero, aguantaba la presión de Da Costa, Dennis, Nato y Wehrlein hasta que, en la 29º vuelta, activó su segundo Attack Mode y cayó a la quinta posición. La salida del Safety Car supuso que se añadiesen dos vueltas más a la carrera, con los tres primeros separados por menos de un segundo. Da Costa, que era tercero, vio la posibilidad de subir un puesto más y, en la 33ª vuelta intentó adelantar a Rowland por el exterior de la curva 15, pero acabó perdiendo la tercera posición en favor de Dennis. Por detrás, Frijns que, era octavo, se tocó con Nato cuando éste activó su segundo Attack Mode y caía a la décima posición, con lo que Muller y Cassidy subían una posición y eran octavo y noveno respectivamente. En las últimas vueltas, Rowland hizo todo lo que pudo para presionar a Günther y hasta en tres ocasiones intentó adelantar a Günther en la última vuelta, pero el alemán no cometió ningún error y, además, contaba con el factor energía a su favor, lo que le permitió lograr la victoria, la quinta en su palmarés, por sólo 0,245 segundos. Pese a los ataques de Da Costa, Dennis terminaba tercero y, el portugués se quedaba a las puertas de su primer podio de la temporada. Quinto era Wehrlein, Mortara fue sexto, pero, posteriormente, fue descalificado por utilizar más energía de la permitida, con lo que Nato fue sexto, Müller séptimo, octavo fue Cassidy, noveno Frijns y décimo Sette Camara. La próxima cita de la Fórmula E será la doble prueba del E-Prix de Misano, que se celebrará los días 13 y 14 de abril.

 

La Formula E debutó en Japón con el E-Prix de Tokio, un circuito de 2.585 km muy estrecho, donde Rowland (Nissan) se llevó la pole y, después de haber liderado gran parte de la carrera, se vio superado en los compases finales por la estrategia de Maserati que, de la mano de Günther logró su segunda victoria en la FE tras la lograda en Yakarta la pasada temporada

 

El E-Prix de Tokio nos dejó a Günther, Rowland y Dennis, un podio atípico esta temporada

Clasificación pilotos

Clasificación equipos