Estás leyendo
Alfa Romeo Tonale 160 CV híbrido, un paso más hacia la electrificación

Alfa Romeo Tonale 160 CV híbrido, un paso más hacia la electrificación

  • Por Rafael Cerro
  • Raymond Loewy, la gran estrella del diseño del siglo XX, dijo que “Lo feo no se vende” y ese es también el título de un libro suyo. Esto coloca siempre a Alfa Romeo en una difícil situación: la de la marca que ha fabricado algunos de los modelos más hermosos de la historia del automóvil y no puede permitirse diseñar ninguno que no haga volver la cabeza a los aficionados a las cuatro ruedas. Creo que muchos de sus compradores piensan que están comprando un cuadro
+4
Ver galería

Después de los preciosos Giulia y Stelvio, le ha llegado la hora al Tonale mild hybrid de 160 caballos, 30 más que hasta ahora. El coche me ha hecho girar la cabeza y volver el pensamiento algunas décadas atrás, hasta cuando un amigo compró un Alfa 33 Quadrifolio Verde que hacía que a los demás se nos cayera la baba solo con verlo parado. Todo es visualmente destacable en el Tonale, pero lo más llamativo es que delante, a los lados de la parrilla en forma de V, haya seis faros. Y que también haya seis pilotos detrás. Y que cuatro pinzas de freno de color rojo pasión nos llamen a gritos a través de las llantas. Y que… Hablando de los frenos, forman un sistema llamado Integrated Brake System que dosifica y distribuye la frenada. Las pinzas son Brembo, puro prestigio, tanto para los discos macizos traseros como para los delanteros, autoventilados y por ello más potentes.

 

Transmisión automática TCT de siete velocidades y uso muy sincronizado y agradable, aceleración de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y velocidad máxima de 210 kilómetros por hora

 

Lo más llamativo es que delante, a los lados de la parrilla en forma de V, haya seis faros

El Tonale es la estrella de ventas de Alfa, que quiere probar su fiabilidad recurriendo a la tecnología blockchain. Lo hace a través de los NFT (Non Fungible Tokens), que son certificados, activos intangibles digitales que garantizan el producto. Otra particularidad del coche es que simboliza el camino hacia la electrificación de Alfa Romeo. A simple vista lo calificaríamos como un ‘mild hybrid’, un híbrido suave con un motorcito eléctrico que no puede mover el automóvil por sí solo, pero Alfa habla de un híbrido y probablemente tiene derecho a hacerlo. Porque este SUV microhíbrido de 48 voltios tiene un motor eléctrico que sí nos hace ir en modo solo eléctrico en determinadas circunstancias de baja exigencia. La realidad es que el coche puede moverse en eléctrico, sin emitir un microgramo de carbono, hasta a 30 km/h. Por encima de esa barrera, el motor de gasolina de cuatro cilindros y 160 caballos se pone en marcha espontáneamente. De manera que hablaríamos de un automóvil híbrido singular en el que el motor que quema gasolina es más importante que el motor movido por electricidad. El motorcito eléctrico está propulsado por una batería de iones de litio de 0,8 kWh, pequeña y situada donde está el cambio.

 

Todo es visualmente destacable en el Tonale, pero lo más llamativo es que delante, a los lados de la parrilla en forma de V, haya seis faros. Y que también haya seis pilotos detrás. Y que cuatro pinzas de freno de color rojo pasión nos llamen a gritos a través de las llantas

 

El motor de gasolina de cuatro cilindros y 160 caballos le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y alcanzar velocidad máxima de 210 kilómetros por hora.

Gracias al añadido del motor eléctrico, el Tonale tiene 160 CV en el acabado Veloce del auto que protagoniza esta prueba y también en el acabado Ti. Eso supone que usted disfrutará de la libertad de movimientos y, en muchos lugares, de los precios de aparcamiento oficial reducidos propios de la etiqueta Eco. No está nada mal haber conseguido este movimiento eléctrico, teniendo en cuenta que el automóvil pesa 1.525 kilos. El color verde oscuro recuerda a algunos Mini de tiempos actuales y remotos, sobre todo a aquellos con techo blanco. Transmisión automática TCT de siete velocidades y uso muy sincronizado y agradable, aceleración de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y velocidad máxima de 210 kilómetros por hora.

 

El coche me ha hecho girar la cabeza y volver el pensamiento algunas décadas atrás, hasta cuando un amigo compró un Alfa 33 Quadrifolio Verde que hacía que a los demás se nos cayera la baba solo con verlo parado

 

Ver también
Maserati GranCabrio; un descapotable con estilo

 

Su interior, enfocado al conductor, cuenta con un cuadro de instrumentos digital de  12,3” personalizable en tres modos (Evolved, Relax y Heritage) y, una pantalla 10,25″ en el salpicadero

No hay una gestión electrónica del motor, sino tres, pues se puede elegir más o menos deportividad o ahorro sencillamente apretando un botón. Esas diferentes configuraciones electrónicas actúan sobre la respuesta del acelerador, sobre el momento en el que actúa el cambio automático y sobre la dureza de la dirección. Más deportividad, más consumo y dirección más duraAlfa Romeo es una de las marcas de la gigantesca multinacional Stellantis, que en su momento confirmó que invertiría 30.000 millones de euros hasta el año 2025 para facilitar la electrificación de sus marcas. El Alfa Tonale, con la hibridación que les contamos hoy, es uno de los ejemplos.

 

Gracias al añadido del motor eléctrico, el Tonale tiene 160 CV en el acabado Veloce del auto que protagoniza esta prueba y también en el acabado Ti. Eso supone que usted disfrutará de la libertad de movimientos y, en muchos lugares, de los precios de aparcamiento oficial reducidos propios de la etiqueta Eco

 

Basado en el sado en el Tonale Concept Car que la marca presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019, el Tonale simboliza el camino hacia la electrificación de Alfa Romeo