Estás leyendo
Volvo XC 90 Recharge, lujo ecológico

Volvo XC 90 Recharge, lujo ecológico

  • Por Rafael Cerro
  • Cuando hace mucho que conseguiste el marchamo de producto señorial, planeas otro paso. Por eso decidió Volvo crear este mascarón de proa: un coche que permite viajar cómodo lejos… pero también circular a diario por ciudad sin emitir humo
+5
Ver galería

Un cuento estrella de la tradición del hinduismo es el del viajero que recorre India buscando la verdad hasta que encuentra a un anciano sentado bajo un árbol, tallando tranquilamente una flauta. El viajero le pregunta al anciano: “Señor, tenéis prestigio de sabio: ¿cómo puedo llegar a la verdad?”. Luego de un largo silencio, el venerable responde: “Si lo que buscas es realmente la verdad, hay algo que es indispensable que ejerzas por encima de todo”. El viajero, ansioso, interrumpe: “Lo sé, una pasión irresistible por ella”. El anciano responde: “No: una incesante disposición a reconocer que puedes estar equivocado”. En Occidente, el viejo genio Kant nos enseñó que solamente el sabio cambia de opinión.

 

Puedo circular como tal híbrido o sencillamente como un eléctrico puro, con derecho a etiqueta 0 y a estacionar gratis en las zonas azules y verdes. Mi diseñador se planteó el reto de construir un coche de 2.200 kilos, con todos los lujos y todos los sistemas de seguridad, que pudiera recorrer en modo solamente eléctrico un número razonable de kilómetros. Y lo logró: en carretera cubro 45 kilómetros sin echar humo. En ciudad, mi autonomía crece, al revés que la de los coches de combustible, porque recargo en las frecuentes frenadas

 

Estamos hablando del SUV tope de gama y por tanto del modelo más grande (4,95m de largo) y del el primer automóvil que se lanzó con la nueva plataforma Scalable Product Architecture (SPA)

Igual resulta que debes reflexionar y que lo mejor para tu familia no es un eléctrico. Soy el Volvo XC90 Recharge, un híbrido enchufable. Puedo circular como tal híbrido o sencillamente como un eléctrico puro, con derecho a etiqueta 0 y a estacionar gratis en las zonas azules y verdes. Mi diseñador se planteó el reto de construir un coche de 2.200 kilos, con todos los lujos y todos los sistemas de seguridad, que pudiera recorrer en modo solamente eléctrico un número razonable de kilómetros. Y lo logró: en carretera cubro 45 kilómetros sin echar humo. En ciudad, mi autonomía crece, al revés que la de los coches de combustible, porque recargo en las frecuentes frenadas. Así que, si instalas en casa poste eléctrico, probablemente te serviré para ir y volver de trabajar sin pisar una gasolinera en toda la semana. Mi secreto para intentar llegar a la verdad, como intentaba el protagonista del cuento, está en la flexibilidad. Porque, cuando agoto la electricidad, no me paro. Puedo seguir circulando solamente con la gasolina. Si no dispones de poste de recarga propio o siempre disponible, mejor piensa en otro coche. Si no tienes un presupuesto amplio, haz lo mismo. Soy caro, pero te ofrezco mucho por tu dinero. Pocos defectos más creo tener. Quizá, que mi pantalla panorámica central ofrece demasiadas posibilidades para distraernos. Quizá, que mi tamaño, volumen y peso impiden reducir más mi consumo.

 

Equipa toda la seguridad electrónica de 2022, en vanguardia mundial. Que equipa un tren motriz híbrido enchufable de última generación, lo que quiere decir una manera óptima y segura de transmitir en cada situación sus 455 caballos al suelo. Que elige, él solito, entre ocho velocidades gracias a un cambio automático de sincronía casi perfecta. Que emplea los mejores materiales y ajustes propios de un relojero

 

El volvo XC90 Recharge es un híbrido enchufable de 455 CV con una autonomía en modo eléctrico de 45 kilómetros

Si me eliges, tendrás un coche que a baja velocidad detecta a los peatones y frena solo sin atropellarlos. Que equipa toda la seguridad electrónica de 2022, en vanguardia mundial. Que equipa un tren motriz híbrido enchufable de última generación, lo que quiere decir una manera óptima y segura de transmitir en cada situación sus 455 caballos al suelo. Que elige, él solito, entre ocho velocidades gracias a un cambio automático de sincronía casi perfecta. Que emplea los mejores materiales y ajustes propios de un relojero. Que, si colaboras practicando una conducción ecológica adecuada, puede recorrer bastante más de cuarenta kilómetros sin arrojar humo por el tubo de escape. Soy el XC90 más avanzado y mi apellido es ese: Recharge.

 

Ver también
La híbridación llega al Porsche 911

Pocos defectos más creo tener. Quizá, que mi pantalla panorámica central ofrece demasiadas posibilidades para distraernos. Quizá, que mi tamaño, volumen y peso impiden reducir más mi consumo

 

Su interior, con capacidad para hasta 7 ocupantes combina diferentes materiales de alta gama y cuenta con una pantalla táctil con orientación vertical