Estás leyendo
Hyundai Bayon, el héroe discreto

Hyundai Bayon, el héroe discreto

  • Por Rafael Cerro
  • El martillo no sierra tablones. El sabio le exige a cada herramienta solo aquello para lo que fue diseñada. El Bayon 1,2 no es un cohete, pero sí un gran invento: una estrella en eficacia en ciudad, aspecto moderno y relación precio-calidad.
+5
Ver galería

Un cuento noruego narra la historia de un rey que no encontró médico ni tratamiento que pudieran curarle una enfermedad mortal. Acudió al anciano más preparado, un hombre que hablaba despacio: “Majestad, solo podréis curaros si os ponéis la camisa del hombre más dichoso del reino. La de quien esté satisfecho con lo que tiene, sin pedirle nada más a la vida”. Los emisarios del rey buscaron al campeón de la felicidad sin hallarlo, pero en un bar encontraron a un súbdito remendado que, sonriente y sobrio, decía que no le pedía a la vida nada más que su pinta de cerveza. Le ofrecieron cubrirlo de oro por auxiliar al monarca, pero él contestó que tenía todo lo que quería y no deseaba viajar hasta palacio. Los cortesanos lo secuestraron y lo llevaron al castillo. El rey ordenó que le quitasen la camisa, pero el hombre pobre y feliz no tenía: solamente llevaba chaleco. El rey murió y los consejeros entendieron al sabio: no existe ninguna persona que tenga todo lo que necesita, pero algunastienen todo lo que desean.

 

Algunos critican mi aspecto, pero soy estrictamente original, tanto por mi morro futurista con cuatro faros como por mi zaga, que no se parece a la de ningún otro auto. Solamente mido dos centímetros de longitud menos que mi hermano el Kona y muchos me preguntan si voy a canibalizar sus ventas, pero creo que no se han fijado bien: somos distintos en todo. Por ejemplo, aunque sea más corto yo tengo más maletero. En realidad, voy dirigido a otro comprador, a un cliente europeo y de ciudad

 

El Hyundai Bayon es un SUV de cuatro metros y 18 centímetros construido sobre la plataforma dei i20

Soy el Hyundai Bayon con motor de 1,2 litros y te dejaré satisfecho si tienes claro qué es exactamente lo que necesitas para ser feliz. Mis 84 caballos no me permiten acelerar como en el mundial de rallies, pero sí ser el monarca de la ciudad. Te llevaré a todas partes por poco dinero. Si conduces con esmero, mi consumo medio estará por debajo de los 6 litros cada 100 kilómetros. Algunos critican mi aspecto, pero soy estrictamente original, tanto por mi morro futurista con cuatro faros como por mi zaga, que no se parece a la de ningún otro auto. Solamente mido dos centímetros de longitud menos que mi hermano el Kona y muchos me preguntan si voy a canibalizar sus ventas, pero creo que no se han fijado bien: somos distintos en todo. Por ejemplo, aunque sea más corto yo tengo más maletero. En realidad, voy dirigido a otro comprador, a un cliente europeo y de ciudad. Puedo no ser el  automóvil más llamativo del mundo, pero dejo indiferentes a muy pocos y soy uno de los que más ofrecen a cambio de lo que cuestan. Te prometo acabados decentes, ajustes sin sonidos molestos, aroma moderno por todas partes, una pantalla digital grande y un climatizador con botones mecánicos, más seguros porque los encontrarás sin desviar la vista de la calzada. No me venden en opciones electrificadas, algo que sí ocurre con el Kona. Mi caja de cambios es manual, de cinco velocidades.

 

Ver también
BYD Dolphin: de repente, un extraño

El rey murió y los consejeros entendieron al sabio: no existe ninguna persona que tenga todo lo que necesita, pero algunas sí tienen todo lo que desean

 

El Hyundai Bayon equipado con el motor de 1,2 litros de 84, está asociadoa. un cambio manual decinco velocidades

En resumen: soy un SUV de cuatro metros y 18 centímetros y puedo llevar motores más grandes, pero con este de 84 caballos efectivamente gastaré poco y no te costaré un gran desembolso. Equipo la plataforma del i20, pero soy más robusto que él y presento un aspecto algo campero. Puede que no tenga todo lo que existe, pero sí exactamente lo que tú deseas.