Estás leyendo
Aston Martin Valhalla, un súperdeportivo híbrido de 950 CV

Aston Martin Valhalla, un súperdeportivo híbrido de 950 CV

+2
Ver galería

Presentado por primera vez en 2019 como un prototipo bajo la denominación concept AM-RB 003,  Aston Martin acaba de dar a conocer la versión definitiva del Valhalla que, basado en el Aston Martin Valkyrie, viene a ser el producto más reciente y más significativo de la estrategia Project Horizon de la marca, inmersa en un momento de profunda transformación, como lo refleja el hecho de que se trata del primer superdeportivo con motor central de producción en serie. Su precio estará en torno a los 700.000€ y sus primeras entregas están previstas para 2023.

 

El Valhalla desarrolla una potencia combinada de 950 CV, lo que combinado con una nueva transmisión DCT de 8 velocidades (sin marcha atrás, de ello se encargan los motores eléctricos), alcanza una velocidad máxima de 330 Km/h y acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,5 segundos

 

Basado en el Aston Martin Valkyrie, el Valhalla que, basado en el  el primer superdeportivo con motor central de producción en serie

 

Si bien originalmente estaba previsto que estuviese equipado con un motor V6, finalmente el Valhalla contará con el motor V8 biturbo de 4.0 litros de AMG del Mercedes-AMG GT Black Series, de 750 CV, capaz de girar a un máximo de 7200 rpm, que envía la potencia al eje trasero. Este motor se complementa con otros dos eléctricos, uno en cada eje que alimentados por una batería de 400 voltios y 150 kW de potencia, desarrollan una potencia conjunta de 204 CV, con lo que el Valhalla desarrolla una potencia combinada de 950 CV, lo que combinado con una nueva transmisión DCT de 8 velocidades (sin marcha atrás, de ello se encargan los motores eléctricos), alcanza una velocidad máxima de 330 Km/h y acelera de 0 a 100 Km/h en 2,5 segundos, unas prestaciones con las que Aston Martin se ha puesto como objetivo de completar una vuelta a Nürburgring Nordschleife en 6’30’‘, lo que supondría batir el nuevo récord establecido recietemente por un Porsche 911 GT2 RS. En modo eléctrico, el Valhalla puede circular a una velocidad máxima de 130 Km/h y tiene una autonomía de 15 Km. En este caso, la energía de la batería se dirige exclusivamente al eje delantero y en función del modo de conducción pude variar enviado a cada eje según la necesidad, hasta entregar el 100% de la energía al eje trasero. En cuanto a las ayudas a la conducción, cuenta con el frenado automático de emergencia, advertencia de colisión frontal, control de crucero activo, control de ángulo muerto y cámara de visión trasera (con opción perimetral).

 

En el apartado aerodinámico, el Valhalla es capaz de generar 600 kilos de carga aerodinámica a 240 Km/h gracias a unas superficies aerodinámicas activas en el eje delantero y en su alerón trasero, combinado con una gestión de del flujo de aire debajo de la carrocería

 

Si bien originalmente estaba previsto que estuviese equipado con un motor V6, finalmente el Valhalla contará con el motor V8 biturbo de 4.0 litros de AMG del Mercedes-AMG GT Black Series, de 750 CV

 

Su chasis de fibra de carbono ayuda a que su peso sea de 1.550 Kg, mientras que sus llantas de 20” en el eje delantero y de 21” en el trasero calzan unos neumáticos Michelin especialmente desarrollados para el Valhalla, tras los cuales hay unos frenos carbocerámicos con gestión electrónica (tecnología brake-by-wire). En el apartado aerodinámico, el Valhalla es capaz de generar 600 kilos de carga aerodinámica a 240 Km/h gracias a unas superficies aerodinámicas activas en el eje delantero y en su alerón trasero, combinado con una gestión de del flujo de aire debajo de la carrocería. Por último, la suspensión delantera  push-rod  está inspirada en la F1 y la trasera es multibrazo, mientras que los resortes y los amortiguadores son adaptativos Multimatic, lo que permite variar la altura del coche, desde lo más bajo posible en el modo “Track” para los circuitos, hasta elevar el eje delantero para elevar el moro a la hora de poder superar rampas o pendientes.

Ver también

 

Aston Martin se ha puesto como objetivo de completar una vuelta a Nürburgring Nordschleife en 6’30”,lo que supondría batir el nuevo récord establecido recietemente por un Porsche 911 GT2 RS

 

la suspensión delantera  push-rod  está inspirada en la F1 y la trasera es multibrazo, mientras que los resortes y los amortiguadores son adaptativos Multimatic

 

En cuanto a su interior, lo único que ha trascendido es que contará con asientos fijos, mientras que tanto la columna de dirección como los pedales, que estarán algo elevados para simular la posición de conducción de un coche de Fórmula 1, son ajustables, así como que contará con un sistema multimedia HMI con pantalla táctil central, compatible con Apple Car Play y Android Auto.