Estás leyendo
Nuevo BMW Serie 4 cabrio, hasta 374 CV y con capota de lona

Nuevo BMW Serie 4 cabrio, hasta 374 CV y con capota de lona

Ver galería

Tras la presentación el pasado verano de la segunda generación del BMW Serie 4, llega ahora el turno de su versión cabrio, continuando así una larga tradición en esta clase de vehículos que nació hace 35 años con el lanzamiento del primer BMW Serie 3 Cabrio. Con nuevos motores, modificaciones específicas en su chasis y con una nueva capota de lona en lugar de una rígida, esta versión estará disponible a partir de marzo del año que viene.

 

Diseño exterior en consonancia con la versión coupé

 

Al igual que la versión coupé, el cabrio ha visto aumentado sus dimensiones y ahora, mide 4.768 milímetros, es decir, es 128 mm más largo que su predecesor, también es 27mm más ancho (1.852 mm), su distancia entre ejes ha aumentado 41mm (2.851mm) y el ancho de sus vías ha aumentado 28mm delante y 18mm detrás, de esta manera, el nuevo BW Serie 4 Cabrio ofrece un aspecto más musculoso y mejora sus cualidades deportivas. Así mismo, al igual que la versión coupé, el elemento distintivo es su gran parrilla con los riñones de BMW en disposición vertical con una pronunciada inclinación hacia delante así como con unas entradas de aire (con un diseño de malla) que responden a la elevada necesidad de refrigeración del potente motor. De serie viene con faros Full-LED, que opcionalmente se pueden sustituir por faros adaptativos LED con luz láser BMW con iluminación adaptativa en las curvas. El nuevo BMW Serie 4 Cabrio viene de serie con unas llantas de aleación de 17”o de 18” en la versión más alta y los frenos M Sport opcionales están disponibles con pinzas de freno azules o rojas.

 

Esta nueva generación del BMW Serie 4 cabrio supone el regreso a la capota de lona, que es un 40% más ligera que el techo duro retráctil de la anterior generación y que ha permitido aumentar la capacidad del maletero, que pasa de 300 a 385 litros

 

Al igual que la versión coupé, el elemento distintivo es su gran parrilla con los riñones de BMW en disposición vertical

 

Paquetes especiales

Opcionalmente, el BMW Serie 4 cabrio se puede equipar con paquete M Sport, que destaca por sus amplísimas entradas de aire delanteras, su llamativo faldón trasero, la suspensión M Sport, las llantas de aleación ligera M de 18”, los asientos deportivos tapizados en cuero Vernasca y las almohadillas para las rodillas de la consola central y otros elementos del interior especialmente diseñados. Otra opción superior es el paquete M Sport Pro, que incluye llantas de aleación ligera M de 19”, un sonido especial del motor en el habitáculo y un sistema de altavoces de alta fidelidad.

 

Tras la presentación el pasado verano de la segunda generación del BMW Serie 4, llega ahora el turno de su versión cabrio, continuando así una larga tradición en esta clase de vehículos que nació hace 35 años con el lanzamiento del primer BMW Serie 3 Cabrio

 

 

Nueva capota de lona

 

Esta nueva generación del BMW Serie 4 cabrio supone el regreso a la capota de lona, que es un 40% más ligera que el techo duro retráctil de la anterior generación y que ha permitido aumentar la capacidad del maletero, que pasa de 300 a 385 litros. Esta nueva capota de lona está compuesta por unos arcos con una ventana trasera de cristal enrasado, varias capas de aislamiento y una cubierta de tela disponible en negro de serie o en plata antracitacomo opción. Gracias a su motor eléctrico, puede abrirse o cerrarse en 18 segundos con sólo pulsar un botón, incluso en marcha si no superamos los 50 km/h. Para disfrutar aún más del placer de conducir a cielo abierto, opcionalmente se puede equipar con deflector de viento, que se puede guardar en la bolsa especialmente diseñada para ello tras el respaldo trasero. También, como opción, se puede equipar con calefacción para el cuello integrada en los reposacabezas delanteros.

 

El nuevo BMW Serie 4 cabrio tendrá la misma oferta de motores que la versión coupé con motores de gasolina de seis cilindros con tecnología mild hybrid y de cuatro cilindros y un motor diésel de cuatro cilindros

 

 

El regreso a la capota de lona, que es un 40% más ligera que el techo duro retráctil de la anterior generación ha permitido aumentar la capacidad del maletero

 

Motorzaciones de cuatro y seis cilindros de hasta 374 CV

 

Ver también
El Peugoet 3008 se pone al día

El nuevo BMW Serie 4 cabrio tendrá la misma oferta de motores que la versión coupé con motores de gasolina de seis cilindros con tecnología mild hybrid y de cuatro cilindros y un motor diésel de cuatro cilindros. El tope de gama es el BMW M440i xDrive Cabrio con un motor de seis cilindros de 374 CV con tecnología Mild Hybrid de 48 V, que proporciona 11 CV adicionales y tracción a las cuatro ruedas gracias al sistema xDrive de BMW. La oferta en gasolina la completan dos versiones de cuatro cilindros: el BMW 420i Cabrio de 184 CV y el BMW 430i Cabrio de 258 CV. Por último, la oferta en diésel se limita al BMW 420d Cabrio, que con un motor de cuatro cilindros desarrolla una potencia de 190 CV. Todos ellos cumplen con el estándar de emisiones Euro 6d y, por primera vez, todos estarán asociados a una caja de cambios Steptronic Sport de ocho velocidades.

 

Opcionalmente, el BMW Serie 4 cabrio se puede equipar con paquete M Sport, que destaca por sus amplísimas entradas de aire delanteras, su llamativo faldón trasero, la suspensión M Sport, las llantas de aleación ligera M de 18”, los asientos deportivos tapizados en cuero Vernasca y las almohadillas para las rodillas de la consola central y otros elementos del interior especialmente diseñados

 

El nuevo BMW Serie 4 cabrio tendrá la misma oferta de motores que la versión coupé con motores de gasolina de seis cilindros con tecnología mild hybrid y de cuatro cilindros y un motor diésel de cuatro cilindros

 

Mejora de la rigidez de la carrocería y del chasis

 

La extrema rigidez de la carrocería se ha visto reforzada para esta versión con un nuevo panel de aluminio enmarcado en la parte inferior del paragolpes delantero y unos largueros con una rigidez de torsión extremadamente alta, lo que ha incrementado la rigidez torsional del nuevo BMW Serie 4 Cabrio un 4% con respecto a su predecesor. En cuanto a las suspensiones, tanto la estándar como la M Sport incluyen amortiguadores con una puesta a punto específica y opcionalmente, se pueden equipar con la suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente.

 

Al igual que la versión coupé, el elemento distintivo es su gran parrilla con los riñones de BMW en disposición vertical con una pronunciada inclinación hacia delante así como con unas entradas de aire (con un diseño de malla) que responden a la elevada necesidad de refrigeración del potente motor

 

En el nuevo Serie 4 Cabrio se ha incrementado la rigidez torsional un 4% con respecto a su predecesor