Estás leyendo
El 50% de los propietarios de mascotas tienen dudas sobre las normas de cómo viajar con su animal

El 50% de los propietarios de mascotas tienen dudas sobre las normas de cómo viajar con su animal

Según datos de la ANFAAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía) en 2019 habia en España más de 28 millones de mascotas, de las cuales, 6,7 millones eran perros, y 3,8 millones corresponden a gatos, así miemo, dicho informe también señala que en más del 40% de los hogares españoles hay un animal doméstico. No cabe duda que nuestras mascotas  son un miembro más de la familia y ahora que llegan las vacaciones y por tanto, los desplazamientos, el RACE y Royal Canin han presentado el informe “Animales de compañía y Seguridad Vial”, que ofrece datos sobre seguridad animal y desplazamientos y consejos a las familias para viajar con ellos con seguridad. La encuesta ha sido realizada por el departamento de Estudios Sociológicos del RACE durante el mes de junio y julio de 2021 a casi  1.400 dueños de mascotas entre los cuales, un 82,7% tenía perro, un 8,9% tenía gato y un 8,4% ambos.

 

 

Para empezar, llevar bien a nuestro animal de compañía es vital para evitar daños no solo en el propio animal, sino también para el resto de los ocupantes y es que, sin duda, uno de los peligros con el que nos podemos encontrar es cuando la mascota viaja como ocupante de un vehículo y no va sujeta correctamente. En caso de colisión, o solamente ante un incidente que nos obligue a realizar un frenazo brusco, podría salir despedida y sufrir daños importantes por el impacto contra los elementos del vehículo o contra las personas que viajen junto a ella. Las lesiones que se podría ocasionar podrían ser mortales, pero además podría provocar lesiones también importantes o incluso mortales (dependiendo de la fuerza de la colisión y del tamaño de la mascota) a otros pasajeros del vehículo al salir proyectado y es que, en el caso de un choque frontal a unos 50 kilómetros por hora, las mascotas sin retención podrán producir altas cargas de impacto, ejerciendo fuerzas equivalentes a multiplicar hasta por 35 veces su peso. Esto significa que un perro de 20 kg de peso tendrá una carga de impacto que superará la media tonelada, lo cual es una carga adicional para los pasajeros del vehículo y puede reducir o anular la protección de sistemas de seguridad, como asientos, cinturones de seguridad o airbags. Así pues, la sujeción de las mascotas no sólo está destinada a garantizar la seguridad del animal, sino también la de los pasajeros.

 

 

A la hora de conocer los sistemas de seguridad y la normativa que lo regula, el 47% de los dueños cree que la legislación no es clara a la hora de llevar a los animales en los desplazamientos, lo que puede generar dudas y riesgos a la hora de colocar o sujetar a nuestra mascota dentro del vehículo. No hay que olvidar que la norma no especifica el sistema que debemos utilizar con nuestra mascota, tan solo que no debe interferir con el conductor. Precisamente sobre las posibles situaciones de riesgo, a tres de cada cuatro conductores les preocupa llevar a su mascota sin retención por el peligro que puede suponer para el resto de los ocupantes, seguido por el riesgo que corre el propio animal de sufrir daños (un 67%) y en tercer lugar,por la posibilidad de ser sancionado por un agente de tráfico (50%). Teniendo en cuenta la necesidad de proteger a los ocupantes y a los animales, ¿qué sistema/s utilizan los dueños para trasnportar a las mascotas en sus desplazamientos? Aunque las opciones son varias, destaca entre todas el uso de los arneses con un solo enganche (43%), seguido de los arneses con doble anclaje (25%), y en tercer lugar las barras / redes de separación (17%). En este punto, es importante destacar que los crash test realizados por el RACE, en colaboración con otros clubes automóvilísticos como el ADAC alemán, han demostrado que los arneses de doble anclaje, utilizados por dos fijaciones al vehículo, ofrecen más seguridad, al evitar el desplazamiento del animal, reduciendo el riesgo de rotura del sistema. Otro sistema que ofrece una mejor seguridad es el transportín en el suelo, entre los dos asientos. Si fijamos el trasportín con el cinturón de seguridad del vehículo, estaremos reteniendo la caja, pero el animal “atravesará” las paredes del transportín al impactar con fuerza, produciéndose daños graves en el animal,y un aumento del riesgo de impacto con el resto de los ocupantes.

 

 

Ver también
Agosto profundiza el descenso en las matriculaciones

Otro de los aspectos fundamentales cuando viajamos con nuestras mascotas son las parada y los descansos. Según este estudio, los dueños de las mascotas sí tienen en cuenta las necesidades de los animales en sus desplazamiento o, al menos para el 57% de los conductores que hace su descanso en zonas especiales para sus mascotas para que puedan estirar sus patas y beber agua con seguridad. Uno de cada cuatro solo lo hace en viajes muy largos, y un 15% reconoce que no piensa en la mascota cuando para, siendo indiferente esta situación. El lugar mayoritariamente elegido por los conductores para efectuar la parada de descanso con la mascota, con un 78,5% de los casos, es el área de servicio,a pesar de que dos de cada tres dueños de mascotas (un 68% de los encuestados) suspenden la adaptación de las áreas de servicio a las necesidades de los animales de compañía; en concreto, un 26% las valora como muy deficientes, y un 42% como mal adaptadas y sólo un 3% las califica como buenas, y un 1% como muy buenas. Presisamente, el momento de sacar a nuestra mascota a descansar es una de las situaciones que mayor riesgo generan: el 4% de los conductores que viajaban con una mascota reconoció que, en el momento de hacer la parada de descanso, perdieron el control del animal o se les escapó, lo que en un 1% provocó una situación de peligro (reconocido por el dueño). Si tenemos en cuenta que en España existen más de 10 millones de perros y gatos, podríamos considerar que se podrían haber producido hasta 400.000 situaciones de riesgo provocadas por la pérdida de control de la mascota, de las cuales, 100.000 habrían sido de alto riesgo para la circulación. Por este motivo, y dada la proximidad de vehículos que circulan por la zona de descanso, y la proximidad de la vía, se debe extremar la precaución, realizando la apertura del vehículo nunca antes de haber sujetado al animal, y procediendo a bajarle del vehículo con especial cuidado.

A continuación, te damos una serie de consejos y recomendaciones que te harán viajar de manera segura con tu mascota: