Estás leyendo
F1 GP de Gran Bretaña: suenan tambores de guerra

F1 GP de Gran Bretaña: suenan tambores de guerra

+29
Ver galería

A la división de opiniones ante el estreno de las carreras al sprint (Gran Bretaña, Italia y Brasil), se ha sumado el debate de quién es el culpable de lo ocurrido en la curva de Cops, que acabó con el Red destrozado y con Verstappen en el hospital por precaución ante las fuerzas G que soportó, mientras que Hamilton se daba un baño de masas tras ganar la carrera después de haber tenido que cumplir una sanción de 10 segundos. Esta situación, que ya hemos vivido en épocas pasadas (Senna y Prost, Schumacher y Villeneuve o entre Schumacher y Hill), además de servir para que los más de 120.000 espectadores que abarrotaban las gradas de Silvestrone se fuesen a casa  con la alegría de ver ganar a su ídolo por octava vez, reaviva  tanto el campeonato de pilotos como de constructores y abre una guerra sin cuartel entre ambos pilotos y equipos. En cuanto a los españoles, Sainz tuvo que remontar en la “Sprint Qualifying” tras sufrir un toque de Russell y terminó 11º, mientras que el domingo, un problema en la rueda delantera izquierda le costo muco tiempo y salir detrás de Ricciardo a quien no pudo adelantar y acabó 6º. En cuanto a Alonso, el asturiano realizó una gran salida en el “Sprint Qualifying” pasando del 11º puesto al 5º, si bien, finalmente terminó 7º, el mismo puesto en el que acabó el domingo.

 

Aunque fuera de los puntos (terminó 15º), Raikkonen se convertía en el primer piloto de la F1 en correr en el mismo circuito 20 veces

 

Una gran salida de Alonso en la “Sprint Qualifying” le permitió pasar del 11º puesto al 5º

 

Este nuevo formato de Gran Premio trajo consigo un cambio en el desarrollo habitual del fin de semana, con los habituales entrenamientos cronometrados con su Q1, Q2 y Q3 el viernes en lugar del sábado, unos entrenamientos que sirvieron para establecer el orden de salida del “Sprint Qualifying”, como así se denonimó finalmente a la carrera al sprint de 17 vueltas del sábado, que  sirve para determinar la parrilla de salida del Gran Premio. Ante su público y aunque sólo fuese por 0,075 segundos, Hamilton cosiguió batir a Verstappen y marcar  el mejor tiempo por primera vez desde el GP de España, circunstancia que sin embargo, no computa a efectos estadisticos como su pole número 101. Al igual que en el pasado GP de Austria, Russell daba la sorpresa, no ya sólo por meterse en la Q3, sino que además, marcó el octavo mejor tiempo. Otra de las sorpresas fue sin duda Leclerc, que terminó cuarto a medio segundo de Bottas, superando a Pérez y a los dos McLaren. Sainz  terminó noveno y Vettel décimo.

 

Con el compuesto duro, Hamilton era casi un segundo por vuelta más rápido que Leclerc, así que estaba claro que el británico iba a alcanzarle con tiempo suficiente como para adelantarle antes de la bandera a cuadros, lo que hizo a falta de dos vueltas para el final, logrando su octava victoria en el GP de Gran Bretaña y la 99ª de su carrera

 

Aunque marcó el mejor tiempo, en los entrenamientos, no computa conmo su pole nº 101 debido al nuevo formato de este Gran Premio

 

Para la “Sprint Qualifying” de sólo 17 vueltas, Mercedes optó por estrategias distintas, montando a Bottas el compuesto blando para intentar adelantar en la salida a Verstappen que iba con medios, estrategía que siguieron Alonso, Ocon y Raikkonen. Sin embargo, los planes no salieron como esperaba Mercedes y Verstappen no sólo mantuvo a Bottas detrás, sino que, además, logró adelantar a Hamilton. Por detrás Sainz bajaba hasta la 19ª posición por un toque de Russell y poco a poco fue remontando posiciones hasta acabar 11º. Con su gran salida Alonso daba la sorpresa y se colocaba 5º, aunque acabó siendo adelantado por los dos McLaren y se dedicó la parte final  a  defenderse de Vettel. Pérez fue sin duda el gran perdedor de este nuevo formato, pues el mexicano se salió en la vuelta y aunque pudo continuar, lo hizo reincorporándose en la 19º posición, si bien, acabó abandonando. Verstappen lograba la victoria con 1,4 segundos de ventaja sobre Hamilton y por lo tanto, lograba oficialmente la pole de este Gran Premio y con ello, sumaba 3 puntos en la clasificación. El segundo puesto de Hamilton le daba dos puntos y Bottas, tercero, sumo un punto.  Leclerc logró mantener la cuarta posición, Norris fue quinto, Ricciardo sexto, Alonso fue séptimo, octavo fue Vettel. Pese a terminar noveno, Russell fue sancionado por su incidente con Sainz con tres puestos en parrilla y bajó al 12º puesto, lo que permitió a Ocon y a Sainz, 10º y 11º respectivamente subir una posición.

 

Este nuevo formato de Gran Premio trajo consigo un cambio en el desarrollo habitual del fin de semana, con los habituales entrenamientos cronometrados con su Q1, Q2 y Q3 el viernes en lugar del sábado, unos entrenamientos que sirvieron para establecer el orden de salida del “Sprint Qualifying”, como así se denonimó finalmente a la carrera al sprint de 17 vueltas del sábado, que  sirve para determinar la parrilla de salida del Gran Premio

 

La clave de la  victora de Verstappen en la  Sprint Qualifying estuvo en la salida

 

El domingo, estaba claro que Hamilton iba a inetantar desquitarse de lo ocurrido el día anterior  y desde que se apagaron los semáforos ambos pilotos fueron prácticamente en parralero intercambiándose la posición hasta que llegaron a Cops, donde Hamilton tocó por detrás a Verstappen, que perdió el control del Red Bull y acabó golpeando fuertemente las protecciones de neumáticos, destrozando el Red Bull. Aunque ileso, Verstappen fue trasladado al hospital para someterse a una revisión tras soportar 51G en el impacto. Este incidente dejó a Leclerc liderando la carrera tras adelantar a Bottas en la salida hasta que se detuvo la carrera, situación que al igual que en Emilia-Romagna, permitió a Hamilton reparar los daños en su Mercedes, de lo contario y en palabras de Andrew Shovlin, jefe de ingeniería en pista, el piloto británico hubiese tenido que abandonar.

 

Además de servir para que los más de 120.000 espectadores que abarrotaban las gradas de Silvestrone se fuesen a casa  con la alegría de ver ganar a su ídolo por octava vez, reaviva  tanto el campeonatode pilotos como de constructores y abre una guerra sin cuartel entre ambos pilotos y equipos

 

Así acabó el Red Bull de Verstappen tras el accidente que sufrión en la primera vuelta

 

Tras la reanudación con salida en parrilla y pese a los problemas de motor por un sensor que reportaba Leclerc por la radio, el piloto de Ferrari lideraba (por primera vez en 27 carreras, Ferrari lograba liderar un Gran Premio) y lograba mantener a Hamilton fuera de DRS hasta que el británico  paró en la vuelta 27ª para montar el compuesto duro y cumplir la sanción de 10 segundos que recibió por el incidente . A partir de ese momento, el británico, que salió 5º por detrás de Norris, comenzó a remontar hasta que llegó a Bottas, quien cumplió las ordenes de equipo y no opuso ninguna resistencia para que el británico le adelantase en la vuelta 41º y se pusiese segundo, a 8,6 segundos de Leclerc. Por detrás, Sainz que una vez más fue de los últimos con el compuesto medios en parar, llegó a ser segundo, pero un problema con el neumático delantero izquierdo que le hizo perder mucho tiempo y salir 6º detrás de Ricciardo a quien no pudo adelantar ya en las 24 vueltas restantes.

 

Hamilton cosiguió batir a Verstappen y marcar  el mejor tiempo por primera vez desde el GP de España, circunstancia que sin embargo, no computa a efectos estadisticos como su pole número 101

 

Ver también
WRC Rally Safari: Ogier se salva de la debacle

Una vea reanudada la carrera y pese s los probelas de motor, Lecler logró mantener fuera del DRS a Hamilton

 

Con el compuesto duro, Hamilton era casi un segundo por vuelta más rápido que Leclerc, así que estaba claro que el británico iba a alcanzarle con tiempo suficiente como para adelantarle antes de la bandera a cuadros, lo que hizo a falta de dos vueltas para el final, logrando su octava victoria en el GP de Gran Bretaña y la 99ª de su carrera, mientras que Leclerc lograba su primer podio de la temporada y el primero desde el GP de Gran Bretaña de hace un año, donde terminó 3º. Bottas completó el podio a 8 segundos de Leclerc y a 11 segundos Hamilton. Norris y Ricciardo fueron cuarto y quinto respectivamente, Sainz fue sexto, Alonso séptimo, Stroll octavo, Ocon fue noveno y décimo fue Tsunoda. Pérez que, tras su abandono del sábado, salió desde el pit-lane, al menos logró amargarle parcialmente la fiesta a Hamilton al quitarle la vuelta rápida a dos vueltas para el final tras parar por tercera vez en la vuelta 48 para montar blandos usados. Aunque fuera de los puntos (terminó 15º), Raikkonen se convertía en el primer piloto de la F1 en correr en el mismo circuito 20 veces. Hungría será la siguiente prueba, donde seguro que los ánimos vendrán muy calientes, especialemnte por parte de Verstappen, veremos a ver como termina la cosa.

 

Tras la reanudación con salida en parrilla y pese a los problemas de motor por un sensor que reportaba Leclerc por la radio, el piloto de Ferrari lideraba (por primera vez en 27 carreras, Ferrari lograba liderar un Gran Premio) y lograba mantener a Hamilton fuera de DRS hasta que el británico  paró en la vuelta 27ª para montar el compuesto duro

 

Victoria 99 de Hamilton, que deja a sólo 8 puntos de Verstappen

 

 

Clasifcación de pilotos

 

Clasificación constructores