Estás leyendo
Nuevo Aston Martin Vantage, diseñado para los conductores de verdad

Nuevo Aston Martin Vantage, diseñado para los conductores de verdad

+14
Ver galería

Tras el lanzamiento el año pasado del DB12 Coupe y más tarde del DB12 Volante, Aston Martin ha presentado ahora la nueva generación del Vantage con el que la marca no sólo continúa esta legendaria saga que tiene ya 74 años de historia (esta denominación debutó en 1950 en un DB2, en 1964 se utilizó para designar una versión del DB5 y, en 1970 por fin pasó a ser un modelo independiente), sino que, además, reafirma su posición en el mercado de automóviles deportivos de alto rendimiento y superlujo. Esta nueva del Vantage está equipado con un motor V8 biturbo de 4 litros de 665 CV y 800 Nm de par motor, comenzará a producirse a lo largo del primer trimestre y, las primeras unidades comenzarán a entregarse a lo largo del segundo trimestre.

 

 

Un diseño reenfocado con una visión contemporánea

 

El nuevo Vantage mide 4.495 mm de largo, 1.275 mm de alto, 2.045 mm de ancho y tiene una distancia entre ejes de 2.705 mm. Su carrocería, fabricada en aluminio con un reparto de pesos del 50:50 ha visto reforzada los bajos para aumentar su rigidez torsional con un travesaño frontal de nuevo diseño, que se ha desplazado hacia atrás para incrementar la rigidez del punto de anclaje de la suspensión delantera de dobles triángulos y, mejorar así el tacto de la dirección. Otra mejora ha sido la instalación de un travesaño en el vano motor, más rígido y ligero, con el fin de aumentar la rigidez torsional y la rigidez lateral entre las torretas de la suspensión delantera. En la parte trasera, el Vantage se beneficia de un aumento del 29% de la rigidez en condiciones de carga en curva gracias al refuerzo entre las torretas de la suspensión trasera. Estéticamente, cuenta con una parrilla 38 % más grande, que ofrece un incremento del 29% del flujo de aire, a lo que se suman otras entradas de aire en el paragolpes, a ambos lados de la parrilla, que realzan los rasgos del frontal. Además, su nuevo splitter integrado más ancho y bajo, añade prestaciones aerodinámicas para ganar estabilidad a altas velocidades. Por último, sus faros de LED matriciales estrenan un nuevo diseño con luces diurnas integradas y, con nueva firma lumínica de Aston Martin. En el lateral, recupera los emblemáticos embellecedores laterales de Aston Martin, que ahora constituyen el punto central de las salidas de aire optimizadas en cada flanco, sus pasos de rueda más anchos, incorporan de serie llantas de aleación forjada de 21”, los retrovisores son sin marco y los tiradores de las puertas son  nuevos. En la parte trasera encontramos un nuevo paragolpes más ancho con salidas de aire y unos tubos de escape cuádruples de mayor diámetro. Por último, el Vantage está disponible en 21 colores y, además, los clientes tienen infinitas posibilidades de personalización a medida a través del programa Q de Aston Martin.

 

En cuanto a sus prestaciones, el nuevo Vantage alcanza una velocidad máxima de 325 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos gracias a la introducción de un nuevo sistema de Launch Control que, en combinación con el E-Diff, el control de tracción del ESP y, el control del par motor, mantiene el deslizamiento de las ruedas dentro del rango óptimo a lo largo de la arrancada

 

Su parrilla es un 38 % más grande, ofrececiendp así un incremento del 29% del flujo de aire, a lo que se suman otras entradas de aire en el paragolpes, a ambos lados de la parrilla, que realzan los rasgos del frontal

 

Nuevo interior similar al DB12

 

Pese a ser un deportivo, en su interior no se ha sacrificado el diseño, el confort o, el equipamiento y así, el nuevo Vantage cuenta con un interior de lujo que se caracteriza por sus líneas arquitectónicas impecables, el uso de materiales de la máxima calidad, tecnología de conectividad de vanguardia y, un fabuloso sistema de sonido envolvente desarrollado por su socio de sonido, Bowers & Wilkins de 390 W y 11 altavoces que, opcionalmente, se puede sustituir por otro de 1170 W y 15 altavoces. El cuero cosido a mano de Bridge of Weir, suave y aromático, crea un espacio cómodo y acogedor en el que la posición de conducción, los asientos deportivos con una sujeción impresionante, y la ergonomía centrada en el conductor, aportan una funcionalidad sin cortapisas que avala su opulencia y aumenta el disfrute de cada viaje. Al igual que el DB12, el Vantage incorpora el sistema de infoentretenimiento de última generación de Aston Martin con una pantalla de táctil en negro Pure Black de 10,25” compatible Android Auto y Apple CarPlay con conexión inalámbrica. No obstante, aún mantiene algunos botones físicos para la selección de los modos de conducción, la calefacción y ventilación, la selección de marchas, ajustes del chasis y suspensiones, el ESP, el sonido de escape, el asistente de carril y, el control de distancia de aparcamiento. El sistema de navegación del Vantage incorpora conectividad en línea para una experiencia más inteligente, rápida y práctica, así como mapas en 3D que proporcionan indicaciones claras e intuitivas con orientación de carril y superposiciones de tráfico en tiempo real.

 

Cuenta además con unos nuevos amortiguadores adaptativos inteligentes Bilstein DTX, neumáticos Michelin Pilot Sport S 5 con código “AML” fabricados específicamente para el Vantage con medidas 275/35 R21 en el eje delantero y 325/30 R21 en el trasero, neumáticos que van montados sobre unas llantas de aleación forjada de 21” disponibles en tres diseños distintos

 

Al igual que el DB12, el Vantage incorpora sistema de infoentretenimiento de última generación de Aston Martin con una pantalla de táctil de 10,25”

 

Motor V8 biturbo renovado de 665 CV

 

Ver también
La Clase G de Mercedes se pone al día para seguir siendo el rey de su categoría

El nuevo Vantage está equipado con un motor V8 biturbo de 4 litros asociado a un cambio automático ZF de ocho velocidades y a un diferencial trasero electrónico (E-Diff), que desarrolla una potencia de 665 CV y 800 Nm de par motor, lo que supone un aumento de 155 CV y de 115 Nm con respecto al anterior Vantage. Esto aumento ha sido posible gracia a la exhaustiva puesta a punto realizada por los ingenieros de Aston Martin, la adopción de perfiles de levas modificados, relaciones de compresión optimizadas, turbocompresores de mayor tamaño y, a una mayor refrigeración. En cuanto a sus prestaciones, el nuevo Vantage alcanza una velocidad máxima de 325 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos gracias a la introducción de un nuevo sistema de Launch Control que, en combinación con el E-Diff, el control de tracción del ESP y, el control del par motor, mantiene el deslizamiento de las ruedas dentro del rango óptimo a lo largo de la arrancada. Además, el conductor puede introducir la cantidad exacta de deslizamiento que desea durante el arranque, realizando cambios a través del sistema de control de tracción ajustable (ATC). El conductor puede además elegir entre cinco modos de conducción: Wet, Sport, Sports Plus, Track e Individual.

 

Estéticamente, cuenta con una parrilla 38 % más grande, que ofrece un incremento del 29% del flujo de aire, a lo que se suman otras entradas de aire en el paragolpes, a ambos lados de la parrilla, que realzan los rasgos del frontal. Además, su nuevo splitter integrado más ancho y bajo, añade prestaciones aerodinámicas para ganar estabilidad a altas velocidades

 

Su motor V8 biturbo desarrolal 665 CV y 800 Nm de par motor, lo que supone un aumento de 155 CV y de 115 Nm con respecto al anterior Vantage.

Cuenta además con unos nuevos amortiguadores adaptativos inteligentes Bilstein DTX, neumáticos Michelin Pilot Sport S 5 con código “AML” fabricados específicamente para el Vantage con medidas 275/35 R21 en el eje delantero y 325/30 R21 en el trasero, neumáticos que van montados sobre unas llantas de aleación forjada de 21” disponibles en tres diseños distintos: de serie de cinco radios y, opcionalmente,  de varios radios y con radios en “Y”  en una gama de diversos colores y acabados, incluido el bronce satinado que se empleó por primera vez en el DB12. En el apartado de frenos, de serie viene equipado con discos delanteros de 400 mm y traseros de 360 mm de hierro fundido, perforados para disipar el calor y tener una mayor resistencia al desgaste si bien, opcionalmente, se puede equipar con frenos cerámicos de carbono (CCB) de 410mm en el eje delantero y de 360mm en el trasero, que son 27 kg más ligeros, ofrecen un mayor rendimiento en la frenada y ofrecen una mayor resistencia a la fatiga.

 

Tras el lanzamiento el año pasado del DB12 Coupe y más tarde del DB12 Volante, Aston Martin ha presentado ahora la nueva generación del Vantage con el que la marca no sólo continúa esta legendaria saga que tiene ya 74 años de historia (esta denominación debutó en 1950 en un DB2, en 1964 se utilizó para designar una versión del DB5 y, en 1970 por fin pasó a ser un modelo independiente), sino que, además, reafirma su posición en el mercado de automóviles deportivos de alto rendimiento y superlujo

 

De serie viene equipado con discos delanteros de 400 mm y traseros de 360 mm que, opcionalmente, se puede equipar con frenos cerámicos de carbono (CCB) de 410mm en el eje delantero y de 360mm en el trasero