Estás leyendo
Porsche estrena la tercer generación del Panamera más digital, potente y con más autonomía

Porsche estrena la tercer generación del Panamera más digital, potente y con más autonomía

+10
Ver galería

Fue en 2009 cuando Porsche lanzó al mercado el Panamera, su berlina deportiva de la que, hasta la fecha, se han vendido 385.00 unidades. Ahora la marca alemana ha presentado su tercera generación con una evolución de su diseño, más funciones digitales en su interior, unos sistemas de propulsión E-Hybrid más potentes (está previsto que Porsche ofrezca cuatro versiones E-Hybrid para el nuevo Panamera, en respuesta a la gran demanda de este tipo de sistemas de propulsión) y, un nuevo sistema de suspensión de alto rendimiento. Para su lanzamiento, está disponible en tres versiones: Panamera (125.102 euros), Panamera 4 (129.836 euros) y, Panamera Turbo E-Hybrid (198.800 euros).

 

Como tope de gama, está el Panamera Turbo E-Hybrid, en cuyo caso está equipado con un  motor V8 turbo y con un motor eléctrico de 190 CV ((140 kW), que juntos desarrollan una potencia de 680 CV (500 kW) con un par motor de 930 Nm. Su batería es ahora de 25,9 kW, lo que le da una autonomía de hasta 91 kilómetros en el ciclo combinado WLTP y que se carga en algo más de dos horas y media con un cargador de 11 kW

 

La tercera generación del Panamera, la berlina de deportiva de Porsche esta disponible on una evolución de su diseño, más funciones digitales en su interior, unos sistemas de propulsión E-Hybrid más potente

 

Exterior mas deportivo

 

El nuevo Panamera no ha visto modificada sus dimensiones: 5.052 mm de largo (5.202 mm en la versión Executive), 1.937 mm de ancho y 1.423 mm de alto (1.428 mm en al versión Executive). Su diseño tampoco ha experimentado un cambio radical en comparación con las generaciones anteriores, más bien, se ha renovado con una apariencia aún más expresiva y deportiva. Así, la parte delantera incluye ahora una nueva toma de aire adicional por encima de la matrícula para aportar un mayor caudal de aire para los sistemas de propulsión. De serie viene equipado con faros Matrix LED que, opcionalmente, se pueden sustituir por HD-Matrix LED de alta resolución, con más de 32.000 píxeles por faro con un alcance de hasta 600m y que además, cuenta con funciones de iluminación completamente nuevas, como el alumbrado específico del carril. De perfil, la nueva línea de la ventanilla enfatiza la imagen de berlina de este deportivo de cuatro puertas, mientras que los bordes exteriores de la luneta trasera están enrasados con el contorno de la carrocería, creando líneas armoniosas en la parte posterior. Estrena además nuevos diseños para sus llantas, así como una llanta de 21” con tuerca central  opcional. En el caso de la versión Turbo E-Hybrid, exteriormente se caracteriza además por un faldón trasero diferente con paneles difusores pintados, un faldón delantero específico en el color de la carrocería y las salidas de escape cromadas en bronce oscuro. El color Turbonite, exclusivo de esta versión, se utiliza como contraste en los marcos de las ventanillas y en el logotipo “Turbo” del portón, así como en el escudo Porsche del capó, las llantas y el volante. En el interior, ese color Turbonite se combina con elementos de carbono para crear un ambiente deportivo que podemos apreciar en el cuentarrevoluciones y en los mandos de la consola central.

 

El conductor dispone de una cuadro de instrumentos digital de 12,6”, a la que se suma una segunda pantalla de 10,9” para el sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Opcionalmente esta disponible además una tercera pantalla, también de 10,9”, para el pasajero que permite manejar el sistema de información y entretenimiento, así como reproducir vídeo mientras el coche está en movimiento eso si, para evitar distracciones del conductor, esta pantalla del acompañante no puede verse desde el asiento del conductor

 

La parte delantera incluye ahora una nueva toma de aire adicional por encima de la matrícula y de serie viene equipado con faros Matrix LED que, opcionalmente, se pueden sustituir por HD-Matrix LED

 

Interior más tecnológico y digital

 

El concepto de puesto de conducción Porsche Driver Experience presenta el equilibrio ideal entre mandos digitales y analógicos, a la vez que sitúa los elementos esenciales para la conducción a lo largo del eje del conductor y la palanca selectora del cambio justo a la derecha del volante. También son de fácil acceso para el conductor el conmutador de los modos Normal, Sport y Sport Plus, así como los pulsadores de los controles de asistencia. El conductor dispone de una cuadro de instrumentos digital de 12,6”, a la que se suma una segunda pantalla de 10,9” para el sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Opcionalmente esta disponible además una tercera pantalla, también de 10,9”, para el pasajero que permite manejar el sistema de información y entretenimiento, así como reproducir vídeo mientras el coche está en movimiento eso si, para evitar distracciones del conductor, esta pantalla del acompañante no puede verse desde el asiento del conductor.

 

Si bien de serie el nuevo Panamera viene de serie con una suspensión neumática de dos cámaras, amortiguadores de dos válvulas y el Porsche Active Suspension Management (PASM), la agilidad del coche puede mejorarse aún más gracias a la dirección a las cuatro ruedas opcional. Como novedad y como opción para las versiones E-Hybrid, el nuevo Panamera se puede equipar con el Porsche Active Ride

 

Su interior cuenta con dos pantallas digitales, una para el cuadro de instrumentos y otra para el sistema de infoentretenimiento y, opcionalmente se puede añadir una tercera para el acompañante

 

Motores de combustión mas potentes y una versión híbrida con más autonomía

 

Ver también
Alfa Romeo regresa al segmento B con el Junior (o Milano), un SUV compacto que, además, es su primer modelo 100% eléctrico

La gama de acceso es el Panamera con tracción trasera, a la que le sigue  el Panamera 4 con tracción total. Ambas están equipadas con una versión mejorada del motor V6 turbo de 2.9 litros, cuya potencia es ahora de 353 CV (260 kW) con un par motor de 500 Nm es decir, 23 CV más y 50 Nm más que la versión anterior. Esto permite que el Panamera acelere de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y que su velocidad máxima sea ahora de 272 km/h, mientras que en la versión Panamera 4, la velocidad máxima es de 270 km/h y su aceleración de 0 a 100 km/h es de 4,8 segundos. Como tope de gama, está el Panamera Turbo E-Hybrid, en cuyo caso está equipado con un  motor V8 turbo y con un motor eléctrico de 190 CV ((140 kW), que juntos desarrollan una potencia de 680 CV (500 kW) con un par motor de 930 Nm. Asociado a un cambio de doble embrague PDK, de ocho velocidades. Esta versión acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 315 km/h. Su batería es ahora de 25,9 kW, lo que le da una autonomía de hasta 91 kilómetros en el ciclo combinado WLTP y que se carga en algo más de dos horas y media con un cargador de 11 kW.

 

El nuevo Panamera no ha visto modificada sus dimensiones: 5.052 mm de largo (5.202 mm en la versión Executive), 1.937 mm de ancho y 1.423 mm de alto (1.428 mm en al versión Executive). Su diseño tampoco ha experimentado un cambio radical en comparación con las generaciones anteriores, más bien, se ha renovado con una apariencia aún más expresiva y deportiva

 

El Panamera Turbo E-Hybrid, está equipado con un  motor V8 turbo y con un motor eléctrico de 190 CV ((140 kW), que juntos desarrollan una potencia de 680 CV (500 kW) y su batería es ahora de 25,9 kW, lo que le da una autonomía de hasta 91 kilómetros

Si bien de serie el nuevo Panamera viene de serie con una suspensión neumática de dos cámaras, amortiguadores de dos válvulas y el Porsche Active Suspension Management (PASM), la agilidad del coche puede mejorarse aún más gracias a la dirección a las cuatro ruedas opcional. Como novedad y como opción para las versiones E-Hybrid, el nuevo Panamera se puede equipar con el Porsche Active Ride: unos amortiguadores activos de nuevo desarrollo con tecnología de dos válvulas y conectados cada uno a una bomba hidráulica accionada eléctricamente. Esto permite generar un flujo que varía el volumen en el amortiguador, según sea necesario, para poder alterar de forma rápida, precisa y selectiva las fuerzas transmitidas entre las ruedas y el bastidor. Con ello se contrarrestan y compensan casi por completo los movimientos causados por las irregularidades de la carretera. Esta tecnología se complementa con un conjunto de muelles neumáticos monocámara, de bajo peso. En lo que a las ayudas a la conducción se refiere, Porsche  ha mejorado significativamente su gama y así, el asistente activo de velocidad de serie interactúa ahora con el reconocimiento de señales de tráfico. Si el sistema está en uso, el Panamera automáticamente no circulará a más velocidad de la permitida. El Porsche InnoDrive que, incluye el control de crucero adaptativo, cuenta con guiado activo de carril y asistente para cruces. Un asistente de desvío también forma parte ahora de la gama de funciones. Otra novedad es que, durante el aparcamiento automático, el conductor ya no tiene que estar en el coche, aunque sigue siendo responsable de la maniobra y, puede supervisarse desde un teléfono móvil con la nueva función Remote ParkAssist.

 

Fue en 2009 cuando Porsche lanzó al mercado el Panamera, su berlina deportiva de la que, hasta la fecha, se han vendido 385.00 unidades. Ahora la marca alemana ha presentado su tercera generación con una evolución de su diseño, más funciones digitales en su interior, unos sistemas de propulsión E-Hybrid más potentes (está previsto que Porsche ofrezca cuatro versiones E-Hybrid para el nuevo Panamera, en respuesta a la gran demanda de este tipo de sistemas de propulsión) y, un nuevo sistema de suspensión de alto rendimiento

 

 

De serie el nuevo Panamera viene de serie con una suspensión neumática de dos cámaras, amortiguadores de dos válvulas y el Porsche Active Suspension Management (PASM)