Estás leyendo
Aston Martin DBR22, un concept car con aire retro

Aston Martin DBR22, un concept car con aire retro

La Monterey Car Week y el Concurso de Elegancia de Pebble Beach no sólo congregan algunos de los coches clásicos más valiosos, sino que también sirve de escaparate para que las marcas presenten sus modelos más exclusivos como es el caso del DBR22 presentado este año por Aston Martin. Se trata de un impresionante biplaza roadster que celebra el 10º aniversario de “Q by Aston Martin”, la división de personalización de la marca, creadora de algunos modelos únicos como el Aston Martin Victor, y otros especiales de bajo volumen como el Vulcan limitado a 24 unidades en todo el mundo o, el Vantage V600 limitado a sólo 14 unidades. Equipado con un motor V12 biturbo de 5.2 litros que desarrolla 715 CV y 753 Nm que, asociado a un cambio automático de ocho velocidades, el DBR22 alcanza una velocidad máxima de 319 Km/h y acelera de 0 a 100 Km/h en 3,4 segundos. Su diseño está inspirado en dos de los modelos históricos más importantes en la historia de la competición de la marca: el DB3S y el DBR1. El primero de ellos fue fruto de Frank Feeley, debutó en la competición en 1953. Este modelo se hizo famoso por sus curvas y su eficiencia aerodinámica y aunque no logró ganar Le Mans, si obtuvo algunos buenos resultados. El DBR1 es sin duda el más importante, pues además de llevar el lenguaje de diseño de Feeleys un paso más allá, en 1959 logró la victoria en Le Mans con Carroll Shelby y Roy Salvadori.

 

Otra novedad de este modelo es que, por primera vez, Aston Martin ha fabricado un subchasis trasero empleado la impresión en 3D, una solución que no sólo permite reducir el peso del coche, sino que además fabricar piezas para modelos de bajo volumen de fabricación cuando sea necesario

 

El Aston Martin DBR22 celebra el 10º aniversario de “Q by Aston Martin”, la división de personalización de la marca

 

Así, el DBR22 combina el arte clásico de la construcción de carrocerías con materiales avanzados y tecnologías de fabricación de vanguardia, con unas proporciones clásicas y unas curvas inmaculadas y musculosas con las que el DBR22 habla sin pudor de la tradición, pero lo expresa con una nueva y dinámica versión. De esta manera, el concepto de diseño DBR22 muestra una carrocería completamente nueva de los diseñadores de Aston Martin creada a partir de un número mínimo de paneles de carrocería para crear una presencia más esculpida y musculosa. Una característica especialmente destacable es la parrilla delantera completamente nueva, que incorpora un diseño único de fibra de carbono en lugar de las habituales formas que se ven en los Aston Martin de serie, un diseño que se inspira directamente en el DBR1 y el DB3S, lo que le confiere una identidad única, que se inspira claramente en la herencia de Aston Martin, pero utiliza esta inspiración para crear un diseño verdaderamente contemporáneo.

 

Su diseño está inspirado en dos de los modelos históricos más importantes en la historia de la competición de la marca: el DB3S y el DBR1. El primero de ellos fue fruto de Frank Feeley y debutó en la competición en 1953. Este modelo se hizo famoso por sus curvas y su eficiencia aerodinámica y aunque no logró ganar Le Mans, si obtuvo algunos buenos resultados. El DBR1 es sin duda el más importante, pues además de llevar el lenguaje de diseño de Feeleys un paso más allá, en 1959 logró la victoria en Le Mans con Carroll Shelby y Roy Salvadori

 

Su diseño está inspirado en dos de los modelos históricos más importantes en la historia de la competición de la marca: el DB3S y el DBR1

 

Ver también
Porsche 911 GT3 RS pensado para circuitos, apto para carretera

El capó presenta una espectacular salida de aire en forma de herradura, empotrada para facilitar el flujo de aire del motor, un capó que atrae la mirada hacia el habitáculo por encima del deflector de viento de línea baja y de los delicados retrovisores que están montados en la parte superior de las puertas sobre unos delgados brazos de fibra de carbono. Por último, el DBR22 viene con unas llantas de 21” con un diseño único de 14 radios creado especialmente para él y con un buje de bloqueo central derivado de las utilizadas en competición. En lo que respecta a su habitáculo, éste continúa con la fusión de enfoques clásicos y contemporáneos un amplio uso de cuero y de fibra de carbono expuesta. Su salpicadero de cuero combinado con fibra de carbono  que incluye una pantalla de infoentretenimiento, da lugar a un entorno limpio y despejado, mientras que detrás de sus asientos de fibra hay dos góndolas que suavizan el flujo de aire detrás de las cabezas del conductor y el pasajero. Otra novedad de este modelo es que, por primera vez, Aston Martin ha fabricado un subchasis trasero empleado la impresión en 3D, una solución que no sólo permite reducir el peso del coche, sino que además permite fabricar piezas para modelos de bajo volumen de fabricación cuando sea necesario. Por último, obviamente, través del célebre servicio a medida, Q by Aston Martin es posible personalizar el coche a gusto del cliente mediante una amplia paleta de opciones disponibles tano para el exterior, como para el interior.

 

La Monterey Car Week y el Concurso de Elegancia de Pebble Beach no sólo congrega algunos de los coches clásicos más valiosos, sino que también sirve de escaparate para que las marcas presenten sus modelos más exclusivos como es el caso del DBR22 presentado este año por Aston Martin

 

El DBR22 es un impresionante biplaza roadster equipado con un motor V12 biturbo de 5.2 litros que desarrolla 715 CV y 753 Nm