Estás leyendo
Aston Martin DBX707, el SUV más deportivo gracias a sus 707 CV

Aston Martin DBX707, el SUV más deportivo gracias a sus 707 CV

+9
Ver galería

El DBX, el SUV de Aston Martin que salió al mercado en 2019 estrena ahora la versión DBX707 con la que, gracias a sus 707 CV, presume de ser el SUV más potente del mercado. Además de un motor más potente, cuenta con una serie de mejoras que van desde los frenos, a la aerodinámica, pasando por la caja de cambios, así como cambios estéticos tanto en el exterior como en el interior. Las primeras entregas están previstas para el segundo cuatrimestre del año.

 

Tanto el exterior como el interior del DBX707 han recibido un cambio de imagen de diseño con un resultado espectacular: abiertamente deportivo, pero con el estilo y la atención al detalle por los que Aston Martin son reconocidos

 

Gracias a sus 707 CV, el nuevo DBX707 presume de ser el SUV más potente del mercado

 

Exterior e interior deportivo, a la vez que elegante

 

Tanto el exterior como el interior del DBX707 han recibido un cambio de imagen de diseño con un resultado espectacular: abiertamente deportivo, pero con el estilo y la atención al detalle por los que Aston Martin son reconocidos. Exteriormente viene con una parrilla frontal más grande y con seis barras horizontales, así como un nuevo diseño del paragolpes delantero que incluye, además de unas tomas de aire más grandes para refrigerar mejor los frenos, un splitter de color negro. En la parte trasera se ha incorporado un nuevo alerón con el fin de mejorar la aerodinámica, un nuevo paragolpes y un difusor con salidas de escape cuádruples que ofrecen un sonido único. En cuanto a su interior, la principal novedad es su rediseñada consola inferior que permite acceder de modo más rápido al selector de los modos de conducción que incluye botones para el modo de suspensión, el ESP, el modo de selección de marcha manual y un interruptor para el escape activo. Por último, siempre nos queda la opción de personalizarlo a nuestro gusto de la mano Q by Aston Martin, el servicio a medida de la marca que ofrece lo último en personalización tanto en el interior como en el exterior.

 

Esta versión está equipada con el ya conocido motor V8 biturbo de 4.0 litros del DBX, pero su potencia se ha incrementado hasta los 707 CV y ​​900 Nm, lo que supone un aumento de 157 CV y ​​200 Nm con respecto a la versión V8 del DBX

 

Tanto el exterior como el interior cuentas con varios cambios que le dan un look más deportivo y agresivo

 

Mismo motor V8 biturbo, pero ahora de 707 CV y 900 Nm de par motor

 

Esta versión está equipada con el ya conocido motor V8 biturbo de 4.0 litros del DBX, pero su potencia se ha incrementado hasta los 707 CV y ​​900 Nm, lo que supone un aumento de 157 CV y ​​200 Nm con respecto a la versión V8 del DBX, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 310 Km/h. Este aumento de prestaciones se ha conseguido gracias a que sus turbocompresores cuentan con cojinetes de bolas y a una nueva calibración de la gestión electrónica. Pero, además, esta versión cuenta con una caja de cambios automática de 9 velocidades con “embrague húmedo”, que es capaz de gestionar cargas de par mucho mayores en comparación con un convertidor de par automático normal, así como de que los cambios sean más rápidos.

Ver también
Nuevo BMW M4 CS, 550 CV y más ligero que el BMW M4 Competition Coupé con M xDrive

 

Exteriormente viene con una parrilla frontal más grande y con seis barras horizontales, así como un nuevo diseño del paragolpes delantero que incluye, además de unas tomas de aire más grandes para refrigerar mejor los frenos, un splitter de color negro. En la parte trasera se ha incorporado u nuevo alerón con el fin de mejorar la aerodinámica, un nuevo paragolpes y un difusor con salidas de escape cuádruples que ofrecen un sonido único

 

Su motor V8 biturbo de 4.0 litros  ha visto aumentada en 157 CV su potencia, mientras que su par motor lo ha hecho en ​​200 Nm

 

La distribución de par de adelante hacia atrás sigue siendo completamente automática, con la capacidad de enviar hasta el 100 % del par al eje trasero según las necesidades, pero se ha reforzado el diferencial trasero de deslizamiento limitado electrónico (e-diff) para gestionar los 900 Nm. También se han realizado cambios en los parámetros del sistema eARC (Electronic Active Roll Control) ​​que aumentan la sensación de agilidad y mejoran el equilibrio dinámico del automóvil y se ha recalibrado la dirección para que el conductor note según va girando el aumento de las cargas en las curvas. Así mismo se ha incluido la función “Race Start” disponible en los modos GT, Sport y Sport+, que maximiza la aceleración desde parado. Obviamente, también se han mejorado los frenos, que ahora son carbocerámicos de 420 mm delante y 390 mm detrás, que además son 40,5 Kg más ligeros y las pastillas son de alto rendimiento, ofreciendo una excelente consistencia de fricción en un amplio rango de temperaturas y de serie, viene con llantas de 22” que opcionalmente, se pueden sustituir por otras de 23”.