Estás leyendo
Ferrari 296 GTS, la versión descapotable del GTB con 803 CV para disfrutar a cielo abierto

Ferrari 296 GTS, la versión descapotable del GTB con 803 CV para disfrutar a cielo abierto

+5
Ver galería

El pasado verano, Ferrari presentó el Ferrari 296 GTB, un deportivo híbrido enchufable con motor V6 biturbo cuyo nombre se debía a la combinación de los dos primeros números de la cilindrada total (2.992 cc) y del número de cilindros, seguido de las iniciales GTB (Gran Turismo Berlinetta). Ahora, la marca italiana da un paso más y ha presentado su versión descapotable, el Ferrari 296 GTS (Gran Turismo Spider), que al igual que la versión GTB está también disponible en la versión Assetto Fiorano.

 

 

Mismo diseño de elegantes líneas que el GTB

 

Gracias al trabajo capitaneado por Flavio Manzoni en el Centro Stile Ferrari, la versión GTS sigue con las elegantes y compactas líneas de la versión GTB y, si bien mantiene sus medidas (4,57m de longitud, 1,96m de ancho y tiene una distancia entre ejes de 2,6m), es ligeramente algo más pesado como suele suceder en todas las versiones descapotables (1. 540 Kg frente a los 1.470 Kg de la versión GTB). De esta manera, la relación peso/potencia es ahora de 1,86 Kg/CV frente a los 1,77 Kg/CV del GTB. Obviamente, la principal diferencia con respecto a la versión GTB la encontramos en su techo rígido retráctil (RHT) dividido en dos partes que se guarda dentro del compartimiento del motor en tan sólo 14 segundos, incluso circulando a no más de 45 Km/h.  A pesar de esto, se ha podido mantener, aunque de menor tamaño que en el GTB un panel de vidrio en la parte trasera que permite ver parte del motor V6 y además, incorpora una luneta trasera de cristal regulable eléctricamente en altura entre el habitáculo y la parte trasera, garantizando así un confort óptimo cuando se circula sin el techo, incluso a altas velocidades. En el apartado aerodinámico, al igual que la versión GTB, e inspirado en el LaFerrari, cuenta con alerón activo situado en la parte posterior que, en lugar de reducir la carga aerodinámica, en este caso sirve para aumentar el apoyo aerodinámico, de tal manera que en la versión Assetto Fiorano, genera 360 Kg a 250 Km/h. Este spoiler está bien integrado en el paragolpes, ocupando casi todo el espacio entre los grupos ópticos y cuando no es necesario su utilización, se oculta en el hueco habilitado para ello.

 

Al igual que la versión GTB, el Ferrari 296 GTS está también disponible en la versión Assetto Fiorano, que mejora las prestaciones gran en parte a una mejora en la aerodinámica y a una reducción de peso y cuya decoración especial está inspirada en el 250 Le Mans

 

 

Gracias al trabajo capitaneado por Flavio Manzoni en el Centro Stile Ferrari la versión GTS sigue con las elegantes y compactas líneas de la versión GTB

 

En lo que respecta a su interior, éste se desarrolla en torno a la interfaz totalmente digital, y es precisamente de la coherencia estética con esta ultima que se originan sus formas. Si en el SF90 Spider se había destacado la tecnología avanzada y la ruptura con el pasado, el 296 GTS quería asimilar el contenido técnico dentro de una apariencia refinada. La connotación resultante es pura y se caracteriza por una notable elegancia, además de ser consistente con el diseño exterior y los asientos se han diseñado con una forma específica para mantener la coherencia estética con el diseño exterior.

 

Situado en el volante junto al tradicional Manettino, el conductor puede elegir cuatro modos de gestión de la energía: eDrive, Hybrid, Performance y Qualify

 

En su interior, el 296 GTS quería asimilar el contenido técnico dentro de una apariencia refinada

 

Motor V6 de 830 CV

 

La versión descapotable comparte el mismo motor que la versión GTB: un motor biturbo de 6 cilindros de 663 CV dispuesto en un ángulo de 120° en el que los turbocompresores van dentro de la “V”, una configuración que permite bajar el centro de gravedad y ser más compacto, lo que repercute a su dinámica. Este motor se combina con un motor eléctrico enchufable de 167 CV alimentado por una  batería de 7,45 kWh ubicada detrás de los asientos en el suelo y una autonomía de hasta 25 kilómetros en modo eléctrico (sin superar los 135 Km/h), todo ello combinado con la caja de cambios DCT de 8 velocidades ya vista en los SF90 Stradale, Ferrari Roma, Ferrari Portofino M, SF90 Spider y 296 GTB.  En su conjunto el 296 GTS desarrolla 830 CV y un par motor de 740 Nm, lo que le permite superar los 330 Km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 Km/h en 2,9 segundos y de 0 a 200 Km/h en 7,6 segundos.

 

Gracias al trabajo capitaneado por Flavio Manzoni en el Centro Stile Ferrari, la versión GTS sigue con las elegantes y compactas líneas de la versión GTB y, si bien mantiene sus medidas (4,57m de longitud, 1,96m de ancho y tiene una distancia entre ejes de 2,6m), es ligeramente algo más pesado como suele suceder en todas las versiones descapotables (1. 540 Kg frente a los 1.470 Kg de la versión GTB). De esta manera, la relación peso/potencia es ahora de 1,86 Kg/CV frente a los 1,77 Kg/CV del GTB

Ver también
Eletre, el primer SUV de Lotus que además es eléctrico y con 600 CV

 

 

Al igual que la versión GTB, el GTS está equipado con un motor biturbo de 6 cilindros de 663 CV combinado con un motor eléctrico enchufable de 167 CV que en su conjunto desarrollan 830 CV

Situado en el volante junto al tradicional Manettino, el conductor puede elegir cuatro modos de gestión de la energía: eDrive: en el que el motor térmico está apagado si no se superan los 135 Km/h y con un máximo de 35 Km de autonomía; Hybrid, el modo por defecto en el arranque, siendo la gestión electrónica quien determina si el motor de combustión se enciende o se apaga; Performance , en el que el motor de combustión interna está siempre encendido para cargar la batería y poder disponer así de toda la potencia y Qualify, que prioriza el máximo rendimiento. Por último, al igual que el 296 GTB, está equipado con un controlador ABS desarrollado exclusivamente para Ferrari, que disponible en las posiciones ‘Race‘ en adelante, permite reducir la distancia de frenado en un 8,8 % en comparación con el F8 Spider.

 

Disponible también en la versión Assetto Fiorano

 

Al igual que la versión GTB, el Ferrari 296 GTS está también disponible en la versión Assetto Fiorano, que mejora las prestaciones gran en parte a una mejora en la aerodinámica y a una reducción de peso. Así, por ejemplo, esta versión cuenta con amortiguadores Multimatic de competición, numerosos elementos tanto interiores como exteriores acabados en fibra de carbono o los apéndices de fibra de carbono de alta carga en el paragolpes delantero que permiten que el coche obtenga hasta 10 kg más de carga vertical y, opcionalmente, se puede equipar con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup2R con el fin de obtener el máximo rendimiento en circuito. Por último, esta versión cuenta con una decoración especial inspirada en el 250 Le Mans.

 

La versión descapotable comparte el mismo motor que la versión GTB: un motor biturbo de 6 cilindros de 663 CV combinado con un motor eléctrico enchufable de 167 CV alimentado por una  batería de 7,45 kWh con una autonomía de hasta 25 kilómetros en modo eléctrico, que en su conjunto desarrollan 830 CV y un par motor de 740 Nm

 

Al igual que la versión GTB, el Ferrari 296 GTS está también disponible en la versión Assetto Fiorano, que mejora las prestaciones gran en parte a una mejora en la aerodinámica y a una reducción de peso