Estás leyendo
La quinta generación del Range Rover llega para continuar siendo todo un referente en su categoría

La quinta generación del Range Rover llega para continuar siendo todo un referente en su categoría

+12
Ver galería

El Range Rover, el pionero de los todoterreno de lujo con 50 años de historia estrena su quinta generación con motores con tecnología mild-hybrid (MHEV)  e híbridos enchufables (PHEV), a los que en 2024 se sumará una versión 100% eléctrica, un interior disponible en cuatro, cinco o siete plazas, una carrocería con batalla normal y batalla larga, todo ello con una impresionante modernidad y elegancia estética así como con una increíble sofisticación tecnológica y una conectividad perfecta.

 

De momento, para su lanzamiento el nuevo Range Rover está disponible en la versión de gasolina y tope de gama P530 de 530 CV y dos opciones diésel, ambas MHEV (mild-hybrid) con un sistema de 48 voltios. El primero de ellos es el D300 de 300 CV y el segundo es el D350 de 350 CV. Todas estas versiones están asociadas a un cambio automático de 8 velocidades

 

La quinta generación del Range Rover sigue las ltradicionales líneas de este modelo, pero ahora  con un toque de modernidad y de elegancia

 

Diseño exterior continuista, pero más moderno y elegante

 

El nuevo Range Rover está construido sobre la plataforma modular longitudinal flexible MLA-Flex que, además de ofrecer una mayor rigidez, permite una gran variedad de motorizaciones que van desde el nuevo motor de gasolina V8 de origen BMW, pasando por los Mild Hybrid o los híbridos enchufables diésel y gasolina o, la versión totalmente eléctrica, así como dos opciones de carroceria: batalla corta (2.997 mm) con una longitud de 5.052 mm y batalla larga (3.197 mm) con una longitud de 5.252 mm.

 

De la mano de la división Special Vehicle Operations (SVO) estará disponible el nuevo Range Rover SV, que anteriormente se enmarcaba dentro de la familia SVAutobiography, cuenta con detalles de diseño exclusivos y diversas elecciones de materiales, por lo que ofrece más posibilidades de personalización para los clientes que nunca

 

La quinta generación del Range Rover seguirá estando disponibe el dos versines de carroceria, así como en 4, 5 ó 7 plazas

 

Su diseño no difiere mucho y es fiel al de las anteriores generaciones: línea del techo baja, perfil sólido y los estribos elevados. Estas características distintivas se combinan con el emblemático y corto voladizo delantero, junto con una nueva parte trasera en forma de barco, con un práctico portón trasero dividido, para dar forma a un perfil elegante. Así, la parte delantera muestra un aspecto robusto, mejorado gracias al pronunciado dibujo de la parrilla y a los faros LED cruzados (opcionalmente se pueden sustituir por LED digitales de alta definición con un rango de luz de hasta 500m), mientras que los faros antiniebla delanteros, el radar delantero y los sensores de aparcamiento están ocultos en la apertura inferior, que se destaca mediante un impecable dibujo horizontal, para aportar un aspecto elegante y refinado. Lateralmente, su imagen es mucho más limpia gracias a los tiradores de las puertas enrasados, así como por los pilares, que están ocultos bajo las lunas, lo que sin duda aporta la sensación de una amplia superficie acristalada completamente lisa y por último, está equipado con uan exclusivas llantas de 23″. La parte trasera es sin duda la más innovadora, con los faros verticales integrados en el panel único en Gloss Black que permanecen ocultos hasta que se encienden, mientras que la sección horizontal integra el resto de los faros funcionales y define su anchura. Por último, su portón trasero divido está oculto, debajo del cual, la parte trasera e inferior en forma de barco culmina en el paragolpes, que aloja las luces antiniebla traseras y los reflectores. Toda una serie de detalles que además de aportarle un aspecto más moderno, contribuyen a que su coeficiente aerodinámico Cx sea de sólo 0,30.

 

El Range Rover, el pionero de los todoterreno de lujo con 50 años de historia estrena su quinta generación con motores con tecnología mild-hybrid (MHEV)  e híbridos enchufables (PHEV), a los que en 2024 se sumará una versión 100% eléctrica, un interior disponible en cuatro, cinco o siete plazas, una carrocería con batalla normal y batalla larga, todo ello con una impresionante modernidad y elegancia estética así como con una increíble sofisticación tecnológica y una conectividad perfecta.

 

La parte trasera, con los con los faros verticales integrados en el panel único en Gloss Black, es sin duda donde más ha cambiado esta generación del Range Rover

 

De la mano de la división Special Vehicle Operations (SVO) estará disponible el nuevo Range Rover SV, que anteriormente se enmarcaba dentro de la familia SVAutobiography, cuenta con detalles de diseño exclusivos y diversas elecciones de materiales, por lo que ofrece más posibilidades de personalización para los clientes que nunca. Está disponible en carrocerías con batalla normal (SWB) y con batalla larga (LWB), incluida la exclusiva configuración de cinco asientos en el modelo de batalla larga y se puede especificar con los estilos de diseño especialmente seleccionados SV Serenity y SV Intrepid.

 

Interior digitalizado

 

El interior del nuevo Range Rover expresa el mismo atractivo moderno y sofisticado que el exterior. Para empezar, cuenta con un cuadro de instrumentos digital con un apantalla de 13,7” que se complementa con un con head-up display que permite elegir entre una amplia variedad de configuraciones. A ella, se suma una segunda pantalla semiflotante táctil central de 13,1” para el sistema de infoentretenimiento con la tecnología Pivi Pro de Land Rover que incluye el asistente de Amazon “Alexa”, compatible con Android Auto y con Apple CarPlay y que se actualiza de forma remota (over the air). Por su parte, los pasajeros de los asientos traseros disfrutarán del sistema de entretenimiento (RSE), que incluye pantallas táctiles ajustables de 11,4” de alta definición integradas en los respaldos de los asientos delanteros. Funcionan de manera independiente, son compatibles con la mayoría de los dispositivos mediante el puerto HDMI y se controlan mediante una pantalla táctil de 8” ubicada en el reposabrazos central de los asientos traseros.

 

El buque insignia de la familia Land Rover cuenta con tracción a las cuatro ruedas controlada por el sistema Intelligent Driveline Dynamics y con la tecnología Terrain Response con los modos Confort, Dinámico, Eco, Hierba/Gravilla/Nieve, Barro-Surcos, Arena, Subida de Rocas y Vadeo y por último, el modo Automático. Además, todos los Range Rover incorporan un Bloqueo de Diferencial Trasero Activo, dirección a las cuatro ruedas y es el primer Land Rover con Dynamic Response Pro, un avanzado sistema de Control Antivuelco Activo electrónico de 48 V

 

El nuevo Range Rover cuenta con una instrumentos digital con un apantalla de 13,7” que se complementa con un con head-up display y con  pantalla semiflotante táctil central de 13,1” para el sistema de infoentretenimiento

 

Por último, el maletero tiene una capacidad de 725 litros,  ampliable hasta 1.841 litros en la versión de batalla corta, mientras que en la versión de cinco plazas de batalla larga llega hasta los 2.601 litros. Cabe recordar que además de las versiones de 5 plazas, el Range Rover está disponible en la versión de 7 plazas en ambas batallas, en cuyo caso, el diseño inteligente de los asientos de segunda fila proporciona un amplio espacio para los pasajeros de los asientos de la tercera fila, cuyos asientos se deslizan hacia delante para facilitar la entrada y la salida con sólo pulsar un botón y que se pliegan eléctricamente en el suelo del maletero. Además, la configuración “tipo estadio” de los asientos implica que los asientos de tercera fila están 41 mm más elevados que los asientos delanteros, lo que proporciona una visibilidad excelente. Los reposabrazos externos integrales, los puertos de carga individuales para los dispositivos, los posavasos y la zona de almacenamiento adicional potencian la sensación de lujo y, cuando no es necesario utilizar los asientos de la tercera fila, la segunda fila se puede deslizar hacia atrás para ofrecer 50 mm más de espacio para las piernas.

 

Disponibe en gasolina y diésel MHEV o PHEV, a la espera de la versión 100% eléctrica

 

De momento, para su lanzamiento el nuevo Range Rover está disponible en la versión de gasolina y tope de gama P530, que está equipada con motor 4.4 V8 de gasolina biturbo de 530 CV con el que alcanza una velocidad máxima de 250 Km/h y un par motor de 750 Nm con el que acelera de 0 a 100 Km/h en 4,6 segundos. En diésel, hay dos opciones y ambos, MHEV (mild-hybrid) con un sistema de 48 voltios, lo que mejora el consumo. El primero de ellos es el D300, que está equipado con un motor de 6 cilindros 3.0 que desarrolla 300 CV y un par motor de 650 Nm, con el que alcanza una velocidad máxima de 218 Km y acelera de 0 a 100 Km/h en 6,9 segundos. El segundo de ellos es el D350 que, si bien está equipado con el mismo motor que el D300, pero que desarrolla 350 CV con un par motor de 700 Nm, lo que le permite alcanzar una velocidad máxima de 217 Km/h y acelerar de 0 a 100 Km/h en 6,1 segundos. Todas estas versiones están asociadas a un cambio automático de 8 velocidades.

 

Su diseño no difiere mucho y es fiel al de las anteriores generaciones: línea del techo baja, perfil sólido y los estribos elevados. Estas características distintivas se combinan con el emblemático y corto voladizo delantero, junto con una nueva parte trasera en forma de barco, con un práctico portón trasero dividido, para dar forma a un perfil elegante

Ver también
Volkswagen ID.LIFE, el futuro eléctrico urbano de Volkswagen

 

 

 

Salvo la versión de gasolina, el restoo son MHEV o PHEV y más adelante llegará la versión 100% eléctrica

 

Más adelante está prevista la incorporación de la gama PHEV o Híbrido Eléctrico Enchufable en las versiones P440e con un motor de seis cilindros 3.0 litros de 440 CV con un par de 620 Nm y el P510e también con un motor de seis cilindros 3.0 pero de 400 CV asociado a un motor eléctrico de 105 kW, con lo que la potencia combinada es de 510 CV y 700 Nm de par, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos. Ambas versiones están equipadas con una batería de iones de litio de 38,2 kWh con una capacidad de uso de 31,8 kWh, que otorga una autonomía de 100 Km en modo eléctrico y permite circular a una velocidad máxima de 140 Km/h. Esta batería, que va alojada en la parte inferior del suelo del habitáculo, entre la distancia entre ejes del vehículo no quita espacio y, de hecho, las versiones PHEV pueden incluso alojar una rueda de repuesto de tamaño completo, si fuera necesario. Además, puede cargarse hasta el 80 % en apenas una hora, mientras que en una toma doméstica de corriente alterna de 7,2 kW, necesita 5 horas para cargarse completamente. Por último, el conductor tendrá a su disposición tres modos de conducción: HYBRID: es el modo de conducción por defecto y emplea la función Predictive Energy Optimisation para optimizar la eficiencia en cada desplazamiento. La tecnología de geovalla emplea datos de navegación y ubicación obtenidos de eHorizon para conservar y priorizar de forma automática el modo eléctrico. EV, que emplea únicamente la potencia eléctrica para ofrecer una conducción silenciosa sin emisiones del tubo de escape y SAVE, que mantiene el nivel de carga de la batería para poderlo utilizar en un momento posterior del trayecto. La gama se completará en 2024 con la llegada de la versión 100% eléctrica que liderará la estrategia “Reimagine” de la marca.

 

Cargado de tecnología par seguir fiel a su reputación de todo terreno

 

El buque insignia de la familia Land Rover cuenta con tracción a las cuatro ruedas controlada por el sistema Intelligent Driveline Dynamics y con la tecnología Terrain Response con los modos Confort, Dinámico, Eco, Hierba/Gravilla/Nieve, Barro-Surcos, Arena, Subida de Rocas y Vadeo y por último, el modo Automático. Además, todos los Range Rover incorporan un Bloqueo de Diferencial Trasero Activo. También cuenta con dirección a las cuatro ruedas que ofrece una mayor estabilidad a gran velocidad así como una mejor capacidad de maniobra a bajas velocidades. Además, es el primer Land Rover en econtar con Dynamic Response Pro, un avanzado sistema de Control Antivuelco Activo electrónico de 48 V que reacciona con mayor rapidez y eficacia que un sistema hidráulico, y ofrece una capacidad de par líder en la industria de hasta 1.400 Nm, con un par de 900 Nm disponible en apenas 200 milisegundos.

 

El sistema de infoentretenimiento con la tecnología Pivi Pro de Land Rover incluye el asistente de Amazon “Alexa”, compatible con Android Auto y con Apple CarPlay y que se actualiza de forma remota (over the air)

 

No todo es diseño en el Range Rover y es que la nueva generación sigue fiel a las capacidades todoterreno que tanta fama le han dado a este modelo

 

La suspensión neumática totalmente independiente aísla el habitáculo de las imperfecciones del terreno con mayor eficacia que nunca para ofrecer un aplomo óptimo en todo momento, empleando datos de navegación eHorizon y una red de sensores del vehículo para leer el entorno y preparar el nuevo Range Rover para cualquier situación. Por último, el nuevo Range Rover está disponible con una tecnología Advanced Tow Assist que permite remolcar y enganchar un remolque con total facilidad gracias a una rueda de la consola central y mostrar las líneas de trayectoria superpuestas sobre la imagen de la cámara trasera que se visualiza en la pantalla táctil central y se combina con la Asistencia a la Estabilidad de Remolque. Por su parte, el sistema desplegable eléctrico de gancho de remolque mantiene las líneas elegantes del nuevo Range Rover cuando no se utiliza, ya que lo devuelve a su posición base pulsando un botón.