Estás leyendo
Volkswagen ID.LIFE, el futuro eléctrico urbano de Volkswagen

Volkswagen ID.LIFE, el futuro eléctrico urbano de Volkswagen

+2
Ver galería

Gracias a su estrategia ACCELERATE, con la que la marca pretende acelerar la transformación eléctrica de sus modelos, Volkswagen va a poder lanzar al mercado dos años antes de lo previsto un modelo de la familia ID. en el segmento de los coches pequeños (podría ser el ID.2) con un precio de aproximadamente 20.000€. Como adelanto a su llegada, Volkswagen ha presentado en el Salón Internacional de Múnich (IAA MOBILITY 2021) el prototipo ID. LIFE, el octavo prototipo basado en la plataforma MEB de Volkswagen, cuya visión de un coche totalmente eléctrico urbano está centrada en las personas y sus experiencias comunes y combina además sostenibilidad y digitalización con un uso extremadamente flexible y es que el ID. LIFE se puede convertirse en una sala de cine o en salón de juegos, o simplemente, puede ser usado para relajarse al aire libre.

 

El ID. LIFE está equipado con motor eléctrico de 172 kW (234 CV) situado en el eje delantero (es el primer vehículo completamente eléctrico en la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen que transmite su potencia a la carretera a través de las ruedas delanteras) y puede acelerar de 0 a 100 Km/h en 6,9 segundos. Gracias a su batería de 57 kWh, el ID. LIFE tiene una autonomía de unos 400 Km

 

el ID. LIFE se puede convertirse en una sala de cine o en salón de juegos, o simplemente, puede ser usado para relajarse al aire libre

 

Diseño exterior sencillo

 

El diseño del ID.LIFE destaca por sus líneas limpias y sencillas al haber renunciado a los elementos decorativos y piezas superfluas, así como a una mezcla compleja de materiales. A pesar de esta simplicidad, cuenta con elementos que le otorgan un toque especial como son el capó delantero y el techo, ambos fabricados a base de botellas PET recicladas, que se fijan a la carrocería con cremalleras, lo que, llegado el caso, permite desmontar el techo y convertirlo en descapotable, además de reducir el peso del coche. En la parte delantera, una superficie translúcida asume el lugar reservado en los vehículos habituales para los faros y la parrilla del radiador, mientras que en la parte trasera, la gráfica de las luces traseras y su disposición en un panel retroiluminado con el logotipo de la marca en su centro retoman la apariencia de la parte delantera. Por último y, siguiendo la filosofía de materiales naturales y reciclados, su carrocería está barnizada con una capa transparente a base de virutas de madera como colorante natural y un endurecedor de base biológica, además sus neumáticos están fabricados con aceite orgánico, caucho natural y cascarilla de arroz, entre otras materias primas. Por último, además de su aspecto de B-SUV, el ID.LIFE puede circular fuera de las carreteras asfaltadas gracias a su distancia al suelo de 190mm, sus llantas de 20”  y unos ángulos  de  ataque/salida  de  26°  en  la  parte  delantera  y  37° en la trasera.

 

Para acceder a su interior, el ID:LIFE cuenta con una cámara integrada en el pilar B y un software de reconocimiento facial. Una vez identificado el usuario, se despliega la manilla de la puerta del lado del conductor

 

El diseño del ID.LIFE destaca por sus líneas limpias y sencillas al haber renunciado a los elementos decorativos y piezas superfluas, así como a una mezcla compleja de materiales

 

Un interior diseñado con mucho espacio para la vida digital

 

Para acceder a su interior, el ID:LIFE cuenta con una cámara integrada en el pilar B y un software de reconocimiento facial. Una vez identificado el usuario, se despliega la manilla de la puerta del lado del conductor. Ya dentro vemos un interior libre de botones, pues gracias a un panel de control táctil situado en la parte superior del volante hexagonal, podemos controlar las funciones de conducción más importantes como la selección de las marchas, los intermitentes, la  bocina y los limpiaparabrisas. Mediante otra superficie táctil, situada junto al volante integrada en la superficie de madera, podemos activar la iluminación y la climatización. El resto de las funciones, como por ejemplo la navegación y el infoentretenimiento se manejan mediante una app en nuestro Smartphone. Por último, tanto los retrovisores exteriores como el interior se han sustituido por cámaras que se visualizan en una pantalla de 9” en la zona superior del tablero de instrumentos.

 

Además de su aspecto de B-SUV, el ID.LIFE puede circular fuera de las carreteras asfaltadas gracias a su distancia al suelo de 190mm, sus llantas de 20”  y unos ángulos  de  ataque/salida  de  26°  en  la  parte  delantera  y  37° en la trasera

 

Su interior está  libre de botones gracias a unos paneles de control táctiles que nos permiten controlar las funciones de conducción más importantes

 

 Pero sin duda, lo más significativo de su interior es la configuración variable de sus asientos, que permite diversas configuraciones, de tal manera que, en un instante, se puede convertir en una cómoda sala de cine o una sala de juego, gracias al proyector o a la videoconsola que proyecta las imágenes sobre la zona superior del tablero de instrumentos y que cubre toda la zona del parabrisas delantero. Además, si plegamos el respaldo del asiento trasero y de los delanteros, su interior puede utilizarse como espacio para dormir. Otra de sus comodidades es que cuenta con una conexión de alimentación de 230 voltios (16 A) para alimentar dispositivo eléctricos  externos. Por último, el ID.LIFE cuenta con un maletero de 225 litros a los  que se  añaden otros 108  litros  debajo  del  fondo  del maletero.  Si se abate el  respaldo  del  asiento  trasero  y  el  del  acompañante,  se  puede  ampliar  el   volumen del maletero hasta 1.285 litros.

 

Para acceder a su interior, el ID:LIFE cuenta con una cámara integrada en el pilar B y un software de reconocimiento facial. Una vez identificado el usuario, se despliega la manilla de la puerta del lado del conductor. Ya dentro vemos un interior libre de botones, pues gracias a un panel de control táctil situado en la parte superior del volante hexagonal, podemos controlar las funciones de conducción más importantes

 

Ver también
Mercedes-AMG GT 63 S E PERFORMANCE, el AMG más potente

 

 

Lo más significativo de su interior es la configuración variable de sus asientos, que permite diversas configuraciones

 

234 CV de potencia y una autonomía de hasta 400Km

 

 El ID. LIFE está equipado con motor eléctrico de 172 kW (234 CV) situado en el eje delantero (es el primer vehículo completamente eléctrico en la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen que transmite su potencia a la carretera a través de las ruedas delanteras) y puede acelerar de 0 a 100 Km/h en 6,9 segundos. Gracias a su batería de 57 kWh, el ID. LIFE tiene una autonomía de unos 400 Km (ciclo WLTP) y si la recargamos en una estación de carga rápida con corriente continua, en tan sólo 10 minutos logramos una autonomía de 163 Km.

 

Pero sin duda, lo más significativo de su interior es la configuración variable de sus asientos, que permite diversas configuraciones, de tal manera que, en un instante, se puede convertir en una cómoda sala de cine o una sala de juego, gracias al proyector o a la videoconsola que proyecta las imágenes sobre la zona superior del tablero de instrumentos y que cubre toda la zona del parabrisas delantero

 

El ID. LIFE es el primer vehículo completamente eléctrico en la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) de Volkswagen que transmite su potencia a la carretera a través de las ruedas delanteras