Estás leyendo
Volkswagen ID.4 GTX, el “GTI” eléctrico

Volkswagen ID.4 GTX, el “GTI” eléctrico

El Volkswagen ID.4, el SUV eléctrico que la marca presentó a finales del año pasado estrena su versión más potente, bajo las siglas “GTX”, que servirán para identificar a los modelos eléctricos más deportivos, al igual que hacen las de “GTI” lo hacen en los de motor de combustión.

 

La principal novedad de la versión GTX con respecto a los demás modelos eléctricos basados en la plataforma MEB es que ésta, cuenta con dos motores eléctricos, uno en el eje trasero y otro en el delantero, que en conjunto desarrollan 220 kW (299 CV), lo que le permite tener tracción total

 

Las siglas “GTX” servirán para identificar a los modelos eléctricos más deportivos

 

Detalles diferenciadores tanto en el exterior como en el interior

 

Al igual que las versiones GTI o GTE, las versiones GTX se distinguen por una serie de detalles. En este caso, en su frontal hay tres pequeñas luces diurnas situadas en una moldura negra situada bajo los faros delanteros; todo el paragolpes delantero está pintado del color de la carrocería, al igual que la pieza de plástico situada bajo las puertas; los pilares van en negro, en lugar de ser cromados; tiene un nuevo paragolpes trasero; y por último, las inscripción GTX va en una pieza cromada en la aleta delantera y en el portón trasero, cambios que le otorgan un aspecto claramente deportivo.

 

El ID.4 TDX acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 180 Km/h

 

Al igual que las versiones GTI o GTE, las versiones GTX se distinguen por una serie de detalles

 

En su interior, tanto la sección superior del salpicadero como las inserciones decorativas de cuero artificial vienen con un tono azul oscuro, sinónimo de movilidad eléctrica y se complementan con costuras de color rojo que establecen una conexión con los modelos GTI y resaltan el carácter deportivo del modelo. El volante multifunción de cuero incorpora un clip identificativo GTX también en rojo y los asientos tiene bordadas las siglas.

 

Las siglas “GTX”, que servirán para identificar a los modelos eléctricos más deportivos, al igual que hacen las de “GTI” lo hacen en GTI los de motor de combustión.

 

Ver también
Maserati MC20 Cielo, el pacer de ir descapotado con 630 CV

El cuero azul artificial se complementa con costuras de color rojo que resaltan sucarácter deportivo

 

Dos motores eléctricos, 299 CV y tracción total

 

La principal novedad de la versión GTX con respecto a los demás modelos eléctricos basados en la plataforma MEB es que ésta, cuenta con dos motores eléctricos, uno en el eje trasero y otro en el delantero, que en conjunto desarrollan 220 kW (299 CV), lo que le permite tener tracción total (el primero basado en la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica MEB), puesto que el motor delantero entra en funcionamiento en pocos milisegundos cuando se necesita una mayor tracción o una mayores prestaciones. Mediante la selección del perfil de conducción (disponible de serie), el conductor puede además configurar según sus preferencias el funcionamiento de los motores eléctricos, la suspensión (opcional) y la dirección, en los perfiles Eco, Comfort, Sport, Individual y Traction. En cuanto a sus prestaciones, el ID.4 TDX acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 180 Km/h con la ventaja de que al ser un modelo eléctrico, el par motor máximo está siempre disponible.

 

Al igual que las versiones GTI o GTE, las versiones GTX se distinguen por una serie de detalle

 

La versión GTX cuenta con dos motores eléctricos, uno en cada eje, lo que le permite disponer de tracción total