Estás leyendo
Porsche amplia su compromiso con la Formula E

Porsche amplia su compromiso con la Formula E

Porsche se unió a la Formula E en la temporada 2019/2020, temporada en la que debutó el GEN2, monoplaza que supuso una gran mejora frente a su predecesor, pues gracias a su mayor autonomía, ya no era necesario cambiar de monoplaza a mitad de carrera. Hoy, Porsche ha anunciado la extensión de su participación en el Campeonato del Mundo de Fórmula E ABB FIA y, por lo tanto, competirá con la nueva GEN4 cuando éste llegue en la temporada 13 (2026/2027). Los nuevos vehículos ofrecerán a los fabricantes un margen de desarrollo aún mayor, del que luego podrán obtener más conocimientos para su producción en serie.

 

 

 

“Desde el principio sabíamos que nuestro compromiso con la Fórmula E era a largo plazo”, afirma Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Investigación y Desarrollo. “La evolución de los coches de carreras muestra el potencial de desarrollo que existe en la movilidad eléctrica. De cara al futuro, queremos obtener aún más conocimientos de la Fórmula E que podamos transferir a nuestros vehículos deportivos de carretera. Trabajar en uno de los campeonatos más competitivos que existen, nos empuja a alcanzar la excelencia tecnológica. Esperamos seguir formando parte de esta competición y contribuir al avance de la movilidad eléctrica”.

 

 

Ver también
Marzo cierra con un descenso del 4,7% en las matriculaciones

 

“Al igual que la Fórmula E, queremos añadir tecnologías innovadoras y una mayor sostenibilidad al deporte del motor, además de estar a la vanguardia de los nuevos desarrollos”, añade Thomas Laudenbach, Vicepresidente de Porsche Motorsport. “El campeonato ofrece carreras al más alto nivel, interés público en todo el mundo y una gran relevancia tecnológica. Todo el conocimiento adquirido durante nuestra participación en la Fórmula E fluye directamente hacia nuestros coches deportivos, dado que los ingenieros de competición trabajan en estrecha colaboración con los equipos responsables de los vehículos de producción en serie. Después de todo, no desarrollamos tecnología por el bien de la tecnología, sino en beneficio de nuestros clientes”.