Estás leyendo
Juan Manuel Correa, 10º los test de F3 de Barcelona

Juan Manuel Correa, 10º los test de F3 de Barcelona

Han pasado exactamente 600 días desde el accidente de Juan Manuel el 31 de agosto de 2019, y en este tiempo el joven piloto de 21 años  ha superado cuantos obstáculos se le han puesto por delante. Problemas físicos que pusieron en riesgo, primero su vida, y después superado aquello, hubo doctores que aconsejaron incluso amputar una extremidad. Juan Manuel ya demostró carácter y espíritu de superación en esos momentos, y gracias esa actitud ante la vida y al apoyo familiar y de amigos, ha podio volver a estar de nuevo en el top 10 de los 30 pilotos que han participado en las dos jornadas de entrenamientos en el circuito de Montmeló (Barcelona).

 

 

A las nueves de la mañana comenzaron los entrenamientos y en ellos Juan Manuel completó 33 vuelas consiguiendo el décimo mejor tiempo. Una mañana productiva que terminó con un pequeño susto. “Fue una buena mañana, pilotando muy bien, lo que me permitió estar entre los diez primeros. Desde el punto de vista del pilotaje creo que fue un importante paso adelante respecto al miércoles. Pudimos hacer tres simulacros de calificación (algo muy importante en esta competida categoría), y tuve tráfico en ellos, así que podía haber ido un poco mejor, pero acabé muy contento y a pocas décimas de mis compañeros, lo cual es muy positivo”. Por la tarde el equipo ART tenía previsto realizar simulacros de carrera, pero al final de la mañana surgió un imprevisto que dejó a Juan Manuel parado en la pista, provocando una de las banderas rojas del día. “Hubo un cortocircuito en el monoplaza lo que supuso cambiar toda la electrónica y eso me restó un tiempo importante de rodaje por la tarde. El coche solo pudo estar listo para los últimos 45 minutos de entrenamientos vespertinos, lo que me dejó sin hacer los simulacros de carrera que queríamos hacer. Afortunadamente pude hacer uno al final del día, siendo éste mi primer simulacro de carrera en este coche y fue interesante. Falta aún alguna décima comparado con Frederik Vesti, mi compañero de equipo, pero al menos me sirvió para tener una referencia. Teníamos miedo de ir a la carrera sin haber hecho siquiera una tanda larga”.

 

El resumen general que hace Juan Manuel es positivo, pero como dice el bi campeón español de Rallyes, Carlos Sainz, “aún falta”. Esta frase que se ha hecho famosa en boca del madrileño resume un poco el sentir de Juan Manuel. “Nos faltan cosas aún, por mi parte y por parte del equipo, que tiene que analizar lo que hemos hecho diferente en estos test y veremos donde estamos en los entrenamientos libres  y la calificación dentro de quince días, cuando estemos en este mismo circuito, pero ya enfrentándonos a un fin de semana con tres carreras”.

Ver también
El Rallye de la Acrópolis vuelve WRC

 

El pequeño incendio sufrido en el coche de Juan Manuel fue apagado por el propio piloto que lo explica así: “Fue chistoso. Pensé que el poco olor a quemado inicial venía de los frenos, ya que habíamos puesto pastillas nuevas para hacer una tanda larga, pero el coche se quedó sin electricidad, se volvió a encender y finalmente se apagó y lo aparqué en la hierba. En ese momento sentí un olor más fuerte a quemado y miré por el espejo y vi un poco de humo. Nunca hubo mucho fuego, pero salté rápido porque no quería que se quemara todo. Había un comisario de pista con un extintor pero no se apuraba y le tomé yo y apagué el pequeño incendio. Cuando abrimos la tapa del motor había muchas cosas quemadas adentro y eso demoró mucho la reparación”