Estás leyendo
WEC 24 horas de Le Mans: Ferrari agranda su leyenda y victoria de Costa de LMP2

WEC 24 horas de Le Mans: Ferrari agranda su leyenda y victoria de Costa de LMP2

+111
Ver galería

En ocasiones, las celebraciones o aniversarios de algo no salen como uno se espera, pero el centenario de las 24 Horas de Le Mans no ha sido el caso. Toyota, ganador de las últimas cinco ediciones se enfrentaba a Ferrari y a Porsche, que regresaban a Le Mans en la máxima categoríaFerrari lo hacía 50 años después de su última participación en busca de su décima victoria, mientras que Porsche que, este año celebra los 75 años de automóviles deportivos, buscaba su 20ª victoria. Pero también estaba Cadillac, que debutaba en Le Mans, Peugeot, Glickenhaus y Vanwall. En total, 16 hypercar, a los que había que sumar 24 prototipos LMP2, 21 GTE Am y un Chevrolet Camaro de la NASCAR en el Garaje 56 (ya en 1976 hubo un Dodge Charger y un Ford Torino de la Nascar que participaron en esta prueba). en definitiva una participación de lujo para una edición tan especial.

 

A falta de algo más de una hora, Giovinazzi cedía el Ferrari#50 a Pier Guidi con casi dos minutos de ventaja sobre el Toyota#8. Los minutos iban pasando y las caras de tristeza en el box de Toyota contrastaban con la sonrisa nerviosa en el de Ferrari, que cada vez veía más cerca la victoria. Finalmente, y una vez cumplidas las 24 horas de carrera, Pier Guidi cruzaba la meta tras completar 264 vueltas y lograba la primera victoria de Ferrari en Le Mans en 58 años con casi minuto y medio de ventaja sobre el Toyota#8 y, con una vuelta de ventaja sobre el Cadillac#2

 

 

Para su centenario, Le Mans contó con una amplia y variada participación en todas las categorías

Con todos estos alicientes, esta edición fue una de las más intensas de los últimos años, con muchas alternancias en el liderato, lluvia a ratos con el consiguiente caos, drama y,  al final, una lucha entre el Toyota#8 y el Ferrari#51 muy emocionante que terminó a falta de algo menos de dos horas para el final, cuando el japonés Hirikawa cometió un error en Arnage y acabó contra las barreras, dañando la parte trasera de su coche, lo que le obligó a hacer una parada en boxes, dejando la victoria al Ferrari#51 en bandeja. Cadillac fue el otro triunfador de esta edición, al subir al podio en su primera participación con el Cadillac#2, mientras que el Cadillac#3 terminó cuarto. Peugeot, que hasta esta prueba estaba teniendo muchos problemas de fiabilidad, llegó incluso a liderar la prueba en algunos momentos, al igual que el Porsche#38 del equipo Hertz JOTA Team. Pero Toyota no fue el único derrotado en esta edición y es que los Porsche oficiales nunca estuvieron a la altura que se les esperaba, con el Porsche#5  siendo el mejor clasificado, en novena posición. Al menos, su iniciativa “Racing for Charity” donará 549.750€ (750 por cada una de las 733 vueltas que dieron los tres Porsche 963 del equipo oficial) a las organizaciones benéficas Kinderherzen Retten e.V., Interplast Germany e.V. y Ferry Porsche Foundation. Por otro lado, destacar la victoria del equipo Inter Europol Competition y de su piloto, el español Albert Costa. Este humilde equipo de la categoría LPM2 que ya en Spa lograron subir al podio, lograron la victoria y se colocan segundos en el campeonato.

 

La lluvia que, hizo acto de presencia en la tercera hora de carrera,  trajo consigo el caos, con muchas salidas de pista, que dieron lugar a un nuevo periodo de Safety Car también largo. Esta situación benefició a los dos Peugeot, que pasaron a liderar la carrera con el Porsche#38 en tercera posición

 

Gran carrera del Inter Europol Competition#4 del español Albert Costa, que contra todo pronóstico, logró la victoria en la categoría LMP2

Previo al inicio de la prueba, Alpine presentó el A424_β como adelanto de su Hypercar que competirá en la categoría reina del WEC a partir de 2024, mientras que Toyota presentó el GR H2 Racing Concept, un vehículo con motor de hidrógeno que competirá en la categoría de hidrógeno recientemente anunciada por el ACO. En lo deportivo, la noticia estuvo en los cambios del BoP (Balance of Performance), que anunció el ACO para esta prueba pese a no estar previstos. Con estos cambios, el peso de los Toyota GR010 Hybrid aumentaba 37 Kg24 Kg el de los Ferrari 499P, 3 Kg el de los Porsche 963 y 11 Kg el de los Cadillac (el Peugeot 9X8, el Glickenhaus SCG 007 LMH y el Vanwall Vandervell 680 LMH no se vieron afectados).  Ya en los libres se vio que con esto cambios, el Ferrari era el Hypercar más rápido, dominio que quedó reflejado en tanto en los entrenamientos cronometrados como en la Hyperpole, donde los dos Ferrari quedaron primero y segundo, con el Ferrari#50 pilotado por Fuoco en la pole y, el Ferrari#51 en segunda posición. Por su parte, Toyota se tuvo que conformar con el tercer puesto del Toyota#8 a casi segundo y medio de la pole y con el quinto puesto del Toyota#7, ya. a casi dos segundos. En el resto de las categorías, el IDEC Sport#48 logró la Hyperpole en la categoría LMP2 con sólo 0,112 segundos de ventaja sobre el JOTA#28, categoría en la que el equipo del español Albert Costa no logró pasar el corte para luchar en la Hyperpole y finalmente terminó decimotercero. Por su parte, el Corvette#33 líder indiscutible en la categoría LMGTE Am, no falló y logró la Hyperpole con 1,5 segundos de ventaja sobre el Aston Martin#23, mientras que el español Álex Riberas (Aston Martín, GTE Am) terminó el 18º.

 

Pier Guidi perdía el liderato (y a punto estuvo de decir adiós a la carrera) al acabar en la gravilla tras cometer un trompo para esquivar a otros dos coches que habían trompeado delante suya. Pese a perder tiempo a la espera de que una grúa le devolviese a la pista, tuvo la suerte de hubiese un nuevo periodo de Safety Car provocado por el Toyota#7 de Kobayashi

 

Ferrari logró un histórico doblete, con el Ferrari#50 pilotado por Fuoco en la pole tas imponer ene la Hyperpole, seguido por el Ferrari#51

LeBron James fue el encargado de dar la salida a las cuatro de la tarde, con los Toyota la ataque que permitió a Toyota liderar la carrera, con sus dos coches en las dos primeras posiciones, pero el fuerte golpe del Cadillac#311 nos dejo unos primeros 40 minutos detrás del Safety Car y, por lo tanto, sin poder disfrutar de la lucha entre los Toyota y los Ferrari. Tras la reanudación, los dos Ferrari lograron adelantar al Toyota#7, mientras que el otro Toyota abría una pequeña ventaja. La lluvia que, hizo acto de presencia en la tercera hora de carrera,  trajo consigo el caos, con muchas salidas de pista, que dieron lugar a un nuevo periodo de Safety Car también largo. Esta situación benefició a los dos Peugeot, que pasaron a liderar la carrera con el Porsche#38 en tercera posición. Cuando volvió la clama a la pista, ya con slicks, Ferrari recuperó el liderato de la carrera, con el Ferrari#51 primero y el Ferrari#50 segundo.

 

Como es tradición en Toyota, para el último stint montaron a un piloto japonés, pero en esta ocasión, Hirakawa carecía de experiencia y además, salió  con neumáticos usados del último stint de Hartley. Por su parte, Giovinazzi sólo paró a repostar tras lo cual, el italiano fue ampliando poco a poco los 16 segundos de ventaja que tenía, hasta que la presión pudo con Hirakawa y perdió el control del Toyota #8 en Arnage dañando la parte trasera de su coche, lo que le obligó a parar en boxes, diciendo adiós a las opciones de Toyota de lograr su sexta victoria consecutiva en Le Mans

 

Tras la salida, los dos Toyota pasaron a liderar la carrera que en seguido tuvo su primer periodo de Safety Car

Con la llegada de la noche vino de nuevo el drama y la lluvia. Para empezar, Molina pedía el control de su Ferrari y tenía que pasar por boxes donde, además, tuvieron que resetear el Ferrari#50, con la consiguiente pérdida de tiempo que le mandó a la cuarta posición, por detrás del Toyota#7 y del Peugeot#94, que seguía sorprendiendo por su buen rendimiento. Pier Guidi perdía el liderato (y a punto estuvo de decir adiós a la carrera) al acabar en la gravilla tras cometer un trompo para esquivar a otros dos coches que habían trompeado delante suya. Pese a perder tiempo a la espera de que una grúa le devolviese a la pista, tuvo la suerte de hubiese un nuevo periodo de Safety Car provocado por el Toyota#7 de Kobayashi. El japonés fue golpeado violentamente por el Ferrari#66 cuando Kobayashi frenó bruscamente al llegar a una zona lenta. Si bien el Toyota pudo continuar algunos metros más (no así el Ferrari), acabó deteniéndose y pese a los intentos de resetearlo, finalmente tuvo que abandonar. Todos estos incidentes los aprovechó el Peugeot#94 que, lideraba de nuevo la prueba, hasta que pasadas las tres de la mañana, Menezes cometió un error en la primera chicane de Mulsanne y tuvo que entrar en boxes para reparar los daños sufridos cuando era segundo. El Ferrari#50 también dijo adiós a sus opciones de luchar por el podio al tener que parar en boxes para reparar una fuga en el radiador, lo que le costó perder varias vueltas.

 

En lo deportivo, la noticia estuvo en los cambios del BoP (Balance of Performance), que anunció el ACO para esta prueba pese a no estar previstos. Con estos cambios, el peso de los Toyota GR010 Hybrid aumentaba 37 Kg, 24 Kg el de los Ferrari 499P, 3 Kg el de los Porsche 963 y 11 Kg el de los Cadillac (el Peugeot 9X8, el Glickenhaus SCG 007 LMH y el Vanwall Vandervell 680 LMH no se vieron afectados)

 

Peugeot que, llegó incluso a liderar la carrera, sorprendió por su buen rendimiento

 

Con las fuerzas igualadas entre Toyota y Ferrari, llegó el amanecer con el Ferrari#51 liderando la carrera, con algo más de un minuto de ventaja sobre el Toyota#8, (únicos ya con opciones de luchar por la victoria), el Cadillac#2 era tercero, cuarto era el Cadillac#3 y quinto era el Peugeot#93.  A falta de cinco horas y media para la finalización, el Ferrari#51 paraba en boxes y al igual que le ocurrió al otro Ferrari por la noche, hubo que resetearlo, costándole el liderato en favor del Toyota#8, que paraba en la misma vuelta. Con el problema ya solucionado, Pier Guidi no tardó en adelantar a Buemi en la pista, lo que hizo ver a Toyota que, salvo problemas, no iba a poder con el ritmo del Ferrari, por lo que optó por jugársela con Hartley con una estrategia de tres stints sin cambiar neumáticos presionar a Giovinazzi y dejar en sólo 9,6 segundos la diferencia entre ambos. Como es tradición en Toyota, para el último stint montaron a un piloto japonés, pero en esta ocasión, Hirakawa carecía de experiencia y además, salió  con neumáticos usados del último stint de Hartley. Por su parte, Giovinazzi sólo paró a repostar tras lo cual, el italiano fue ampliando poco a poco los 16 segundos de ventaja que tenía, hasta que la presión pudo con Hirakawa y perdió el control del Toyota #8 en Arnage dañando la parte trasera de su coche, lo que le obligó a parar en boxes, diciendo adiós a las opciones de Toyota de lograr su sexta victoria consecutiva en Le Mans.

 

Ver también
WRC Rally de Suecia: seis años después, Lappi logra su segunda vitoria en el WRC

Por otro lado, destacar la victoria del equipo Inter Europol Competition y de su piloto, el español Albert Costa. Este humilde equipo de la categoría LPM2 que ya en Spa lograron subir al podio, lograron la victoria y se colocan segundos en el campeonato

 

Un gran relevo de Hartley, que llegó a hacer tres stints de neumáticos, mantuvo la presión sobre el Ferrari#51

A falta de algo más de una hora, Giovinazzi cedía el Ferrari#50 a Pier Guidi con casi dos minutos de ventaja sobre el Toyota#8. Los minutos iban pasando y las caras de tristeza en el box de Toyota contrastaban con la sonrisa nerviosa en el de Ferrari, que cada vez veía más cerca la victoria. Finalmente, y una vez cumplidas las 24 horas de carrera, Pier Guidi cruzaba la meta tras completar 264 vueltas y lograba la primera victoria de Ferrari en Le Mans en 58 años con casi minuto y medio de ventaja sobre el Toyota#8 y, con una vuelta de ventaja sobre el Cadillac#2. Cuarto fue el Cadillac#3, el Ferrari#50 de Molina finalmente fue quinto a cinco vueltas, los Glickenhaus fueron sexto y séptimo, el Peugeot#93 fue octavo y hay que ir hasta el decimosexto puesto de la general para ver al primer Porsche, el número 5. En la categoría LMP2 y, contra todo pronóstico, la victoria fue para el Inter Europol Competition#34 que terminó noveno en la general. Su victoria no estuvo exenta de incertidumbre en los momentos finales con un Scherer cojo al volante después de un gran stint de Albert Costa, que dejó a su equipo con 26 segundos de ventaja sobre el Team WRT#41 con Kubica al volante. En su última participación de la categoría LMGTE AM, que el año que viene será sustituida por los GT3, Corvette logró la victoria pese a perder mucho tiempo en el box para reparar un amortiguador delantero, pero gracias a su consistencia, a falta de tres horas para el final, recuperó el liderato. Las grandes derrotadas de esta categoría fueron sin duda el equipo femenino del Iron Dames#85, que lideraban la prueba a falta de tres horas y acabaron fuera del podio en los momentos finales de la carrera. En cuanto al español Álex Riberas (Aston Martín, GTE Am), finalmente terminó en sexta posición, a tres vueltas del Corvette, mientras que el Camaro#24 del Garage 56 logró terminar en la 39ª posición de la general.

 

En ocasiones, las celebraciones o aniversarios de algo no salen como uno se espera, pero el centenario de las 24 Horas de Le Mans no ha sido el caso. Toyota, ganador de las últimas cinco ediciones se enfrentaba a Ferrari y a Porsche, que regresaban a Le Mans en la máxima categoría. Ferrari lo hacía 50 años después de su última participación en busca de su décima victoria, mientras que Porsche que, este año celebra los 75 años de automóviles deportivos, buscaba su 20ª victoria. Pero también estaba Cadillac, que debutaba en Le Mans, Peugeot, Glickenhaus y Vanwall

 

50 años después de su última participación en Le Mans, ferrari volvió a lo grande, logrando una histórica victoria

Clasificación pilotos HyperCar

Clasificación HyperCar constructores

Clasificación pilotos LMP2

Clasificación LMP2 equipos

Clasificación pilotos LMGTE AM

 

Clasificación equipos LMGTE AM