Estás leyendo
Ferrari 296 GT3, el sustituto del 488 GT3· para las carreras de resistencia

Ferrari 296 GT3, el sustituto del 488 GT3· para las carreras de resistencia

Mientras que el nuevo Ferrari LMH inició sus primeras pruebas sobre la pista de Fiorano el pasado mes de julio, Ferrari ha dado a conocer al sustituto del 488 GT3 que debido al cambio de normativa de la próxima temporada dirá adiós al WEC: el 296 GT3 que se ha diseñado para para satisfacer las necesidades de los equipos, los pilotos profesionales y los gentlemen drivers en los que Ferrari siempre se ha centrado. Basado en el 296 GTB presentado hace un año, el nuevo 296 GT3 supone el regreso a la pista de un Ferrari equipado con un motor de 6 cilindros montado en la parte central trasera si bien, en cumplimiento de la normativa técnica, a diferencia de la versión de calle, la versión de competición no cuenta con un motor eléctrico, es decir, que cuenta únicamente con el motor V6 en un ángulo de 120°, razón por la cual, su potencia  es de unos 600 CV y un par motor de 710 Nm frente a los 860 CV y 740 Nm de la versión de calle. Además, el motor está más adelantado y más bajo que en la versión de carretera en beneficio de un centro de gravedad más bajo y de la rigidez torsional que es aproximadamente un 10% mayor que en el 488 GT3. También se ha trabajado mucho para reducir el consumo significativamente sin sacrificar el rendimiento con el objetivo de lograr estrategias de carrera más flexibles y reducir los tiempos de las paradas en boxes. Otra de las novedades es su caja de cambios que ha sido desarrollada especialmente para este coche. Los diseñadores optaron por una unidad de embrague de un solo disco con seis marchas dispuesta transversalmente para mejorar la aerodinámica y la distribución del peso. El accionamiento del embrague es ahora electrónico y puede controlarse desde el volante, en lugar de ser mecánico a través del pedal.

 

En el apartado de frenos, éste también se ha revisado y mejorado con pinzas y discos de 400 mm en el eje delantero y de 332mm en el trasero y además, Rotiform ha desarrollado una llanta forjada totalmente nueva, homologada específicamente para el 296 GT3

 

Basado en el 296 GTB presentado hace un año, el nuevo 296 GT3 supone el regreso a la pista de un Ferrari equipado con un motor de 6 cilindros montado en la parte central trasera

 

Aunque el chasis del 296 GT3 se basa en la experiencia del 488 GT3, éste es totalmente nuevo y está fabricado en aluminio. Además de ser extremadamente fácil y divertido de conducir, el 296 GT3 puede explotar el potencial de agarre que ofrecen los neumáticos sin comprometer su integridad en pocas vueltas. Cuenta con una mayor distancia entre ejes que el 496 GTB, así como con un diseño de suspensión diferente, con cinemática y estructuras específicas. Los brazos de doble horquilla de las suspensiones delantera y trasera están diseñados para ofrecer el máximo agarre incluso a altas velocidades, limitando al máximo el esfuerzo de los neumáticos en beneficio de la vida útil de los mismos, su rendimiento y su fiabilidad. La suspensión, al igual que las barras estabilizadoras, cuenta con la más amplia gama de ajustes posibles, lo que proporciona a los conductores la mejor configuración posible. En el apartado de frenos, éste también se ha revisado y mejorado con pinzas y discos de 400 mm en el eje delantero y de 332mm en el trasero y además, Rotiform ha desarrollado una llanta forjada totalmente nueva, homologada específicamente para el 296 GT3.

 

Mientras que el nuevo Ferrari LMH inició sus primeras pruebas sobre la pista de Fiorano el pasado mes de julio, Ferrari ha dado a conocer al sustituto del 488 GT3 que debido al cambio de normativa de la próxima temporada dirá adiós al WEC: el 296 GT3 que se ha diseñado para para satisfacer las necesidades de los equipos, los pilotos profesionales y los gentlemen drivers

 

Aunque el chasis del 296 GT3 se basa en la experiencia del 488 GT3, éste es totalmente nuevo y está fabricado en aluminio

 

Ver también
F1 GP de Gran Bretaña: Sainz entra en el olimpo de los elegidos

En su diseño del 296 GT3, los ingenieros de Ferrari se han centrado en agilizar las operaciones en pista del coche durante la carrera y antes de la misma. De esta manera, es más fácil llevar a acabo la configuración del coche debido a que los componentes mecánicos y elásticos son más accesibles. Además, las operaciones relacionadas con las comprobaciones del motor o de los principales sistemas accesorios también se han mejorado significativamente para reducir el tiempo de intervención en el coche. Otra de las ventajas con respecto a sus rivales es la sustitución de partes importantes del coche, y es que, las partes delantera y trasera pueden cambiarse en segundos gracias a una serie de dispositivos y soluciones que garantizan una rápida vuelta a la pista tras cualquier daño que afecte a la aerodinámica o a las prestaciones.

 

Basado en el 296 GTB presentado hace un año, el nuevo 296 GT3 supone el regreso a la pista de un Ferrari equipado con un motor de 6 cilindros montado en la parte central trasera si bien, en cumplimiento de la normativa técnica, a diferencia de la versión de calle, la versión de competición no cuenta con un motor eléctrico, es decir, que cuenta únicamente con el motor V6 en un ángulo de 120°, razón por la cual, su potencia  es de unos 600 CV y un par motor de 710 Nm frente a los 860 CV y 740 Nm de la versión de calle

 

El Ferrari 296 GT3 centa con una mayor distancia entre ejes que el 496 GTB, así como con un diseño de suspensión diferente