Estás leyendo
F1 GP de Arabia Saudí: máxima tensión de cara la última cita en Abu Dabi

F1 GP de Arabia Saudí: máxima tensión de cara la última cita en Abu Dabi

+29
Ver galería

El Mundial más apretado de los últimos años llegaba al nuevo circuito urbano de Yaddah, diseñado por Hermann Tike (cómo no) de 6.174m, el segundo más largo tras el de Spa, pero sobre todo, rápido, con una velocidad media de 250 Km/h (los pilotos van el 90% del tiempo con el acelerados a fondo) y peligroso, con los muros muy cerca y sino, que se lo digan a Leclerc o a Schumacher. En definitiva, el escenario menos apropiado a falta de dos pruebas tal y como a quedado demostrado para la FIA, a quien si duda, esta temporada se le ha ido de las manos. La victoria fue para Hamilton, que de esta manera, empata a puntos con Verstappen a falta de la última carrera, pero eso es lo de menos, pues sin duda este Gran Premio pasará a la historia por la polémica y la tensión vivida, con los dos aspirantes al título y sus respectivos equipos como niños pequeños y a un Michael Masi completamente desbordado. En cuanto a los españoles, Sainz quedó condicionado por su error en los entrenamientos y la bandera roja y logró remontar desde la 15ª posición hasta la . En cuanto a Alonso, el asturiano tuvo problemas con su Alpine y terminó 13º, el mismo puesto en el que empezó.

 

En la segunda salida, Hamilton superaba a Verstappen quien recuperaba la posición al saltarse la chicane, maniobra de la que el gran beneficiado fue Ocon, que logró adelantar a Hamilton, pero un toque entre Leclerc y Pérez acabó con el Red Bull golpeado los muros con el consiguiente caos que terminó con Mazepin embistiendo al Williams de Russell y con una segunda bandera roja

 

Rapido y peligros son los mejores calificatvos del nuevo circuito de Jeddah

 

El sábado, Leclerc pudo recomponer su Ferrari tras su fuerte accidente en los libres 2 y tomar parte en los cronometrado sin tener que cambiar la caja de cambios, con lo que eso hubiese supuesto. En la Q1, Aston Martin fue la gran decepción al no lograr pasar a la Q2 , donde una vez más Russell lograba pasar y rendir así homenaje a Frank Williams, fallecido esa semana. Sainz, con opciones de estar entre los cinco primeros, se quedó fuera después de dañar “solo” un endplate del alerón trasero que rozó el muro tras sufrir un latigazo en la curva 11 que le hizo perder el control del coche (bastante suerte tuvo porque podía haber sido un impacto muy fuerte). Alonso tampoco lograba pasar a la Q3, no así su compañero Ocon, mientras que Giovinazzi sorprendía al pasar por tercera vez en la temporada.  La Q3 fue de las más intensas y emocionantes que hemos visto, con Verstappen logrando la pole provisional tras el primer intento, con 0,321 segundos de ventaja sobre Bottas y 0,382 sobre Hamilton, pero en el segundo intento, el británico volaba y rebajaba el tiempo de Verstappen por 0,142 segundos, Bottas se ponía segundo a 0,111 segundos de su compañero y sólo faltaba ver lo que era capaz de hacer Verstappen, que venía mejorando el tiempo de Hamilton por 0,244 segundos en el segundo sector, pero se fue largo en la última curva y golpeó el neumático trasero derecho con el muro. Así pues, Hamilton lograba la pole, la 103 de su carrera y la quinta de la temporada, con Bottas segundo y Verstappen finalmente tercero. Cuarto fue Leclerc, en su mejor resultado desde e GP de Turquía, Pérez fue quinto, Gasly sexto, Norris fue séptimo, Tsunoda octavo, Norris noveno y Giovinazzi fue décimo.

 

Cuando todo parecía indicar que Ocon iba a lograr su segundo podio de la temporada, Bottas conseguía adelantarle en la línea de meta (como ya hizo en el GP de Bakú de 2017 con Stroll), con lo que el francés se tuvo que conformar con la cuarta posición

 

El error de Verstappen en la última curva de la Q3 cuando tenía asegurdada la pole dio a Mercedes un inesperado doblete

 

De cara a la salida, todos salvo Sainz, Ricciardo, Vettel (duros) y Norris (blandos) optaron por el neumático medio, una salida que fue bastante limpia con pocos cambios y tras la cual, los tres primeros no tardaron en distanciarse de Leclerc. El primer golpe de teatro no tardó en llegar cuando Schumacher sufrió un fuerte golpe contra las protecciones en la 10ª vuelta que en un principio hizo salir al Salir al Safety Car, lo que aprovecharon los dos Mercedes para hacer su parada, no así Verstappen que optó por seguir. Sin embargo, Dirección de Carrera acabó optando por parar la carera para revisar las protecciones TecPro, lo que enfadó bastante a Hamilton ya que Verstappen pasó a liderar la carrera y pudo cambiar tranquilamente sus neumáticos y poner el compuesto duro. Si el holandés era el gran beneficiado, los grandes perjudicados fueron sin duda los tres pilotos que habían optado por salir con los duros y tuvieron que cambiar a medios antes de lo planeado.

 

El Mundial más apretado de los últimos años llegaba al nuevo circuito urbano de Yaddah, diseñado por Hermann Tike (cómo no) de 6.174m, el segundo más largo tras el de Spa, pero sobre todo, rápido, con una velocidad media de 250 Km/h (los pilotos van el 90% del tiempo con el acelerados a fondo) y  peligroso, con los muros muy cerca y sino, que se lo digan a Leclerc o a Schumacher

 

El accidente de Mick Schumacher hizo que s eparase la carrera después de haber salido el Safety Car

 

En la segunda salida, Hamilton superaba a Verstappen quien recuperaba la posición al saltarse la chicane, maniobra de la que el gran beneficiado fue Ocon, que logró adelantar a Hamilton, pero un toque entre Leclerc y Pérez acabó con el Red Bull golpeado los muros con el consiguiente caos que terminó con Mazepin embistiendo al Williams de Russell y con una segunda bandera roja. Con los coches otra vez en el pit lane vimos algo hasta ahora insólito: Michael Masi negociar con Red Bull la posición que debía ocupar Verstappen tras lo sucedido en la salida, que después de varios mensajes por radio y de aclaraciones, el equipo acabó aceptando el tercer puesto con Ocon eso sí, primero. Así pues, para la tercera salida, Verstappen optó por cambiar a medios frente a los duros de Ocon y de Hamilton con la intención de ponerse primero en la salida como así fue, mientras que Ocon lograba mantenerse por delante de Hamilton con toque incluido entre ambos, aunque sólo por una vuelta.

 

La Q3 fue de las más intensas y emocionantes que hemos visto, con Verstappen logrando la pole provisional tras el primer intento, con 0,321 segundos de ventaja sobre Bottas y 0,382 sobre Hamilton, pero en el segundo intento, el británico volaba y rebajaba el tiempo de Verstappen por 0,142 segundos, Bottas se ponía segundo a 0,111 segundos de su compañero y sólo faltaba ver lo que era capaza de hacer Verstappen, que venía mejorando el tiempo de Hamilton por 0,244 segundos en el segundo sector, pero se fue largo en la última curva y golpeó el neumático trasero derecho con el muro

 

Ocon, Hamilton y Verstappen protagonizaron una bonita lucha en la tercera salida de la carrera e la que el holnadés salió victorioso

 

A partir de ese momento fue ya cosa de dos, con Hamilton acercándose cada vez más a Verstappen hasta que en la vuelta 37ª ya con DRS, el británico lanzó su primer ataque del que Verstappen salió airoso, eso sí, gracias una vez más a saltarse la chicane. Esto hizo que desde el muro pidiesen a Verstappen que devolviese la posición a Hamilton y fue entonces cuando llegó el momento de la polémica: el holandés lo fue a hacer a la entrada de la recta, justo antes de pasar por la zona de DRS con la intención de tener él el DRS y adelantar así a Hamilton, pero el británico (como el mismo reconoció a la prensa) no lo quiso pasar para evitar precisamente esa maniobra y acabó golpeando por detrás al Red Bull, dañando aún más su alerón delantero.

 

Ver también
F1 GP de EE.UU.: Red Bull acaba con la hegemonía de Mercedes en otro bochorno por parte de la FIA

Con los coches otra vez en el pit lane vimos algo hasta ahora insólito: Michael Masi negociar con Red Bull la posición que debía ocupar Verstappen tras lo sucedido en la salida, que después de varios mensajes por radio y de aclaraciones, el equipo acabó aceptando el tercer puesto con Ocon eso sí, primero

 

El duelo entre Verstappen y Hamilton dio para mucho en este nuevo circuito

 

Cinco vueltas más tarde, Verstappen se dejaba adelantar por Hamilton, pero el holandés recuperaba la primera posición antes de llegar a la zona de DRS. La lucha terminó en la vuelta 43ª cuando primero, el holandés fue sancionado con 5 segundos por su maniobra en la vuelta 37ª y antes de acabar la vuelta, en su tercer intento, Hamilton lograba adelantarle.  Con neumáticos duros frente a los medios de Verstappen, el británico ya no tuvo problemas para abrir hueco y lograr la victoria, la octava de la temporada (las mismas que Verstappen) y su tercera consecutiva, con  Verstappen segundo a 7 segundos, que finalmente fueron 21 tras sumar los 5 de la sanción y otros 10 por frenar y provocar la colisión con Hamilton. Mientras tanto, Bottas lograba adelantar a Ricciardo a falta de diez vueltas y se ponía cuarto. Cuando todo parecía indicar que Ocon iba a lograr su segundo podio de la temporada, Bottas conseguía adelantarle en la línea de meta (como ya hizo en el GP de Bakú de 2017 con Stroll), con lo que el francés se tuvo que conformar con la cuarta posición. Ricciardo remontaba desde la 11º posición hasta la quinta,  sexto fue Gasly, séptimo Leclerc, octavo Sainz, noveno Giovinazzi y décimo Norris.

 

La victoria fue para Hamilton, que de esta manera, empata a puntos con Verstappen a falta de la última carrera, pero eso es lo de menos, pues sin duda este Gran Premio pasará a la historia por la polémica y la tensión vivida, con los dos aspirantes al título y sus respectivos equipos como niños pequeños y a un Michael Masi completamente desbordado

 

Octava victoria de Hamilton que empata a puntos con verstappena falta de la última carrera de la temporada

 

Clasifcación de pilotos

 

Clasificación constructores