Estás leyendo
La Formula E, el campo de pruebas ideal para las baterías

La Formula E, el campo de pruebas ideal para las baterías

En busca de una movilidad sostenible, desde hace años la industria del automóvil optó por la electrificación como alternativa a los actuales motores de combustión. Por este motivo, desde hace ya seis temporadas se disputa la Formula E, competición que ha dado una visibilidad inigualable al automovilismo eléctrico y todas sus posibilidades y en la que poco a poco se han ido involucrando las marcas como es el caso de Porsche, Mercedes, jaguar, DS, BMW y Audi. El motivo de su presencia en este certamen está claro y es que, al igual que ocurre en la F1, la FE supone una experiencia clave para la evolución de la industria del automóvil eléctrico en lo que a prestaciones, capacidades de batería y procesos de carga se refiere.

La llegada del Gen2, un gran salto adelante

En sus orígenes los monoplazas de la Formula E equipaban una batería de 28 kWh, por lo que los pilotos tenían que cambiar de monoplaza a mitad de carrera para poder completar el ePrix. Esta limitación se acabó cuando en la temporada 2018/2019 debutó el Gen2, cuyas baterías diseñadas y fabricadas por McLaren Technologies pasaron a ser de 800 V con una capacidad de 52 kWh, es decir, que prácticamente han doblado su capacidad, permitiendo, así, poder completar un ePrix completo con un único monoplaza. Además, esta nueva batería supuso también un aumento de prestaciones y así, el nuevo Gen2 tiene 50 kW más de potencia, acelera de 0-100 Km/h en 2,8 segundos frente a los 3,5 segundos de su predecesor y su velocidad máxima ha pasado de los 225 km/h a 280 km/h. El piloto, con la ayuda de los ingenieros debe ahora saber gestionar la batería para poder acabar el ePrix , pues si pilotase al máximo todo el ePrix exprimiendo los 220 kW (295 CV) que el monoplaza entrega en carrera (250 kW, 335 CV, en clasificación), se podría poner en cabeza y distanciarse del resto de los pilotos, pero no podría terminar el ePrix. Para hacerlo, debe levantar el pie del acelerador al final de las rectas, justo antes de la frenada y accionar una palanca para activar la regeneración de la batería.

 

La bateria de los Formula E Gen2 permiten completar un ePrix sin tener que cambiar de monoplaza

¿Cómo se recarga la batería de un Formula E?

 

Para recargar un Formula hay que tomar una serie de precauciones con el fin de evitar un descarga eléctrica

 

Las baterías de los Fórmula E solo se pueden recargar fuera de la sesión de clasificación y carrera o mientras el coche esté en parque cerrado. Una vez el monoplaza está en el box,antes de conectarla al cargador, los mecanicos deben comprobar unos  indicadores situados en el propio vehículo que dicen si se puede o no toca rel monoplaza y además, debe equiparse con un equipamiento de seguridad que le proteje de cualquier tipo de descarga eléctrica. Los cargadores a los que se conecta la batería son proporcionados por Enel X, socio oficial de carga inteligente del campeonato. El Enel X JuicePump80 FE, cargador diseñado específicamente para este campeonato, cuenta con una capacidad de 80 kW y es capaz de cargar un Fórmula E en aproximadamente 75 minutos, aunque el tiempo exacto depende de la temperatura a la que esté la batería.

Ver también
Lunar Cruiser, el vehículo de exploración lunar de Toyota

 

Estos indicadores luminosos, indican si se puede o no tocar el Formula E

 

Durante cada ePrix cada equipo cuenta con dos cargadores para conectar sus baterías y monitorizar su recarga. Cumpliendo con los estándares de la Fórmula E, los cargadores reciben la energía eléctrica de unos enormes generadores que han sido adaptados por la empresa AquaFuel para ser alimentados con glicerina. Este alcohol, presente en aceites, grasas animales y vegetales, se emplea habitualmente para la elaboración de cosméticos, jarabes, lubricante de máquinas productoras de alimentos o en la industria textil. De esta manera, su combustión no tiene emisiones y el líquido no es tóxico.