Estás leyendo
BMW i4 M50, el primer M eléctrico con 544 CV

BMW i4 M50, el primer M eléctrico con 544 CV

Ver galería

En su camino hacia la movilidad eléctrica, el pasado verano, BMW presentó el BMW i4, su primera berlina 100% eléctrica y ahora ha dado un paso más con la presentación de su versión M, el BMW i4 M50, que se convierte en el primer modelo 100% eléctrico de la gama M, la más deportiva de la marca.

 

El BMW i4 M50 está equipado con dos motores eléctricos, situados uno en cada eje. El delantero desarrolla 190 kW (258 CV), mientras que el trasero genera 230 kW (313 CV), lo que hace que el BMW i4 M50 tenga una potencia combinada de 476 CV y 730 Nm de par motor si bien, gracias a la función Sport Boost, durante más de diez segundos la potencia se incrementa hasta los 544 CV y el par motor hasta los 795 Nm

 

Tras la llegada del BMW i4, la primera berlina 100% eléctrica de BMW, ahora llega su versión M, el BMW i4 M50, que se convierte en el primer modelo 100% eléctrico de la gama M

 

Detalles exclusivos M

 

Como miembro de la familia M, el BMW i4 M50 cuenta con una serie de elementos específicos que ponen de manifiesto su deportividad. Para empezar, el faldón delantero tiene el característico gráfico en forma de “U” de los modelos BMW M. El contorno de la parrilla de BMW y la moldura vertical que rodea las Air Curtains están acabadas en color Cerium Grey, al igual que las carcasas de los espejos retrovisores exteriores y las inserciones en los bordes exteriores del faldón trasero, mientras que los difusores de aire, los listones embellecedores de las taloneras y la moldura del paragolpes trasero están pintados en color negro brillante . Por último, las tomas de aire laterales adicionales optimizan la refrigeración de los frenos y el portón trasero cuenta con un alerón específico M. Opcionalmente, está disponible el paquete exterior M de carbono que incluye molduras laterales para las entradas de aire del frontal, carcasas de los espejos retrovisores, elementos laterales del faldón trasero y un alerón trasero especialmente diseñado en fibra de carbono.

 

Su tracción a las cuatro ruedas trasmite normalmente únicamente la potencia al eje trasero, lo que además de aumentar su eficiencia, aumenta su autonomía, si bien, cuando el control de par detecta pérdidas de tracción, se transmite potencia al eje delantero, todo ello con mucha más rapidez y precisión de lo que sería capaz una caja de transferencia colocada entre ambos ejes

 

Como miembro de la familia M, el BMW i4 M50 cuenta con una serie de elementos específicos que ponen de manifiesto su deportividad

 

Dos motores eléctricos y hasta 544 CV

 

Ver también
Opel Rocks-e, mi primer Opel

El BMW i4 M50 está equipado con dos motores eléctricos, situados uno en cada eje. El delantero desarrolla 190 kW (258 CV), mientras que el trasero genera 230 kW (313 CV), lo que hace que el BMW i4 M50 tenga una potencia combinada de 476 CV y 730 Nm de par motor si bien, gracias a la función Sport Boost, durante más de diez segundos la potencia se incrementa hasta los 544 CV y el par motor hasta los 795 Nm, lo que le permite acelerar de 0 a 100 Km/h en 3,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 225 km/h. Su tracción a las cuatro ruedas trasmite normalmente únicamente la potencia al eje trasero, lo que además de aumentar su eficiencia, aumenta su autonomía, si bien, cuando el control de par detecta pérdidas de tracción, se transmite potencia al eje delantero, todo ello con mucha más rapidez y precisión de lo que sería capaz una caja de transferencia colocada entre ambos ejes. Instalada en la parte baja del suelo, su batería de alto voltaje de 80,7 kWh le permite tener una autonomía de hasta 510 Km (ciclo WLTP), una batería que si la recargamos en  una estación de recarga rápida una potencia de carga de hasta 200 kW, en sólo 10 minutos se consiguen 140 Km de autonomía.

 

Opcionalmente, está disponible el paquete exterior M de carbono que incluye molduras laterales para las entradas de aire del frontal, carcasas de los espejos retrovisores, elementos laterales del faldón trasero y un alerón trasero especialmente diseñado en fibra de carbono

 

Su batería de alto voltaje de 80,7 kWh le permite tener una autonomía de hasta 510 Km

 

Además, el BMW i4 M50 cuenta con un tren de rodaje M hecho a medida, con muelles y amortiguadores configurados individualmente, barras estabilizadoras especialmente diseñadas y un refuerzo adicional en las torretas de la parte delantera, junto con una dirección deportiva variable, frenos M Sport y llantas de aleación ligera M de hasta 20” con neumáticos de diferente tamaño en los ejes.