Estás leyendo
Lamborghini Sián Roadster, el placer de disfrutar de 819 CV a cielo abierto

Lamborghini Sián Roadster, el placer de disfrutar de 819 CV a cielo abierto

Ver galería

El año pasado, Lamborghini presentaba el Sian FKP 37, su primer modelo híbrido de 819 CV y 720 Nm de para motor, gracias a su motor V12 atmosférico de 785 CV y a un motor eléctrico de 48 voltios y 34 CV, con el que podemos realizar maniobras a baja velocidad como dar marcha atrás y aparcar. Ahora, le toca el turno a su versión roadster en una edición limitada a 11 unidades, las cuales, que ya están todas vendidas.

 

La versión roadster mantiene la elegante línea del coupé con el placer añadido de poder conducirlo a cielo abierto

 

La clave está en el supercondensador

 

Su supercondensador ubicado tras la mampara que separa el habitáculo y el motor, no sólo permite almacenar hasta diez veces más potencia que en la tradicional batería de iones de litio, sino que además, es tres veces más potente que una batería del mismo peso y tres veces más ligero que una batería que entrega la misma potencia. Además, el sistema eléctrico con el supercondensador y el motor eléctrico pesa sólo 34 kg, con lo que este conjunto ofrece una notable relación peso/potencia de 1,0 kg/CV. Al igual que el Sián coupé, la versión roadster dispone de un sofisticado sistema de frenada regenerativa que permite cargar el sistema de almacenamiento de energía del Sián cada vez que el vehículo frena, permitiendo al conductor disponer al instante de más potencia y de más par motor par cuando acelera hasta 130 km/h, momento en el que el motor eléctrico se desconecta automáticamente. En cuanto a sus prestaciones, éstas son prácticamente las mismas que las de la versión coupé: 350 Km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0-100 Km/h en 2,9 segundos, es decir, sólo una décima más lento.

 

al igual que el coupé, la versión roadster cuenta con un upercondensador ubicado tras la mampara que separa el habitáculo y el motor, no sólo permite almacenar hasta diez veces más potencia que en la tradicional batería de iones de litio

 

Ver también
Puesta al día para el Bentley Bentayga Speed, el SUV más rápido

Mismo diseño futurista que la versión roadster y sin afectar a su aerodinámica

 

En cuanto a su diseño, sigue las líneas futuristas marcadas por la versión coupé, con una vista cenital del nos recuerda la icónica línea de periscopio del primer Countach, que recorre diagonalmente el habitáculo hacia la zona posterior y culmina en las canalizaciones de flujo de aire situadas tras el conductor y el pasajero. Su parte delantera es muy baja, con unos splitter o divisores de fibra de carbono integrados e incluye los icónicos faros de Lamborghini en forma de Y. La ausencia de techo no afecta a su aerodinámica, pues el flujo de aire se dirige a través de los splitter o divisores delanteros y a través del capó delantero, por las entradas y salidas de aire laterales, así como sobre el alerón trasero sin perder su eficiencia aerodinámica. Para ayudar a la refrigeración del motor, cuenta con unas aletas de refrigeración activa, de tal manera que se activan por la reacción de estos materiales inteligentes a la temperatura del sistema de escape. En cuanto a su parte trasera, ésta se caracteriza por el diseño hexagonal de Lamborghini, con las seis luces traseras hexagonales inspiradas en el Countach, mientras que su alerón trasero está integrado en la carrocería y se despliega automáticamente para mejorar las prestaciones.

 

Su espectacular trasera se caracteriza diseño hexagonal de Lamborghini, con las seis luces traseras hexagonales inspiradas en el Countach