Estás leyendo
El TAG Heuer Carrera Chronograph, más elegante que nunca

El TAG Heuer Carrera Chronograph, más elegante que nunca

+5
Ver galería

El TAG Heuer Carrera Chronograph que, vio la luz en 1963, será́ siempre conocido como el cronógrafo elegido por algunos de los mejores equipos y pilotos de Fórmula 1 no en vano, fue diseñado para las carreras con su esfera altamente legible y despejada, sus líneas elegantes y sus movimientos de alto rendimiento. Desde entonces, su diseño atemporal ha adoptado muchas reinterpretaciones celebres, entre ellas, la referencia Heuer 1158 CHN introducida en 1970, la favorita de Jack Heuer, el entonces director general de TAG Heuer que, además de automático, era de oro amarillo. Ahora, Tag Heuer continúa con este legado único y presenta un diseño de esfera nunca visto, negra con subesferas doradas, una versión invertida de la famosa referencia Heuer 1158 CHN, con la que viene a reforzar la conexión de la colección con el mundo del motor. Sin duda, los amantes del automovilismo y la relojería también podrían reconocer la legendaria paleta bicolor de John Player Special que destacó en la Fórmula 1 en los años ‘70 y ’80, librea que Ayrton Senna, embajador de TAG Heuer y campeón del mundo, lució al principio de su brillante carrera con el Lotus 98T.

 

La clásica caja de 42mm está fabricada en oro amarillo macizo de 18 quilates 3N, con pulsadores y corona de oro. La esfera negra cepillada con efecto rayos de sol aporta sofisticación, profundidad y un sutil juego de luces a la muñeca. En contraste con la esfera negra profunda, hay dos subesferas de cronógrafo en dorado “azuré” a las 3 y 9 horas. A las 6, un discreto indicador de segundos permanente y una ventana de fecha completan la armoniosa disposición tricompax

 

Los índices, las agujas y la caja de 42mm están chapados en oro amarillo de 18 quilates 3N

La clásica caja de 42mm está fabricada en oro amarillo macizo de 18 quilates 3N, con pulsadores y corona de oro. La esfera negra cepillada con efecto rayos de sol aporta sofisticación, profundidad y un sutil juego de luces a la muñeca. En contraste con la esfera negra profunda, hay dos subesferas de cronógrafo en dorado “azuré” a las 3 y 9 horas. A las 6, un discreto indicador de segundos permanente y una ventana de fecha completan la armoniosa disposición tricompax. Los índices y las agujas están chapados en oro amarillo de 18 quilates 3N y pulidos, lo que realza la legibilidad y la elegancia de la esfera. El fondo de la caja presenta un cristal de zafiro a través del cual se puede ver claramente el movimiento y la masa oscilante negra personalizada. El reloj TAG Heuer Carrera Chronograph está equipado con el Calibre Heuer 02, el movimiento de cronógrafo de la marca. Con su embrague vertical y su rueda de pilares, ofrece una precisión y un rendimiento de cronometraje excepcionales, así como una reserva de marcha de 80 horas. Por último, esta versión cuenta con una correa de cocodrilo negra de gran tamaño con hebilla de oro.

 

Ver también
Bamford London LR001 inspirado por el Defender

Ahora, Tag Heuer continúa con este legado único y presenta un diseño de esfera nunca visto, negra con subesferas doradas, una versión invertida de la famosa referencia Heuer 1158 CHN, con la que viene a reforzar la conexión de la colección con el mundo del motor. Sin duda, los amantes del automovilismo y la relojería también podrían reconocer la legendaria paleta bicolor de John Player Special que destacó en la Fórmula 1 en los años ‘70 y ’80, librea que Ayrton Senna, embajador de TAG Heuer y campeón del mundo, lució al principio de su brillante carrera con el Lotus 98T

 

El reloj TAG Heuer Carrera Chronograph está equipado con el Calibre Heuer 02, el movimiento de cronógrafo de la marca que cuenta con una reserva de marcha de 80 horas