Estás leyendo
Porsche Mission R, el futuro sustituto del 911 GT3 monomarca

Porsche Mission R, el futuro sustituto del 911 GT3 monomarca

+8
Ver galería

Con motivo del IAA MOBILITY 2021, Porsche ha presentado el concept car Mission R, un coche de competición totalmente eléctrico de hasta 800 kW (1.088 CV) y tracción a las cuatro ruedas, con el que Porsche presenta su visión sobre el futuro de la competición de las copas monomarca para clientes con coches totalmente eléctricos.

 

El concept car Mission R está equipado con un motor eléctrico delantero de hasta 320 kW (435 CV) y otro trasero de hasta 480 kW (653 CV), lo que le permite tener una potencia constante (hay reducción de potencia por efecto térmico) de 500 kW (680 CV) en el “modo carrera” y de  800 kW (1.088 CV)  en el “modo de calificación”.  Sumado a los 1.500 kg de peso y a su tracción a las cuatro ruedas, el Mission R es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 2,5 segundos y superar los 300 Km/k como velocidad máxima, prestaciones que le permiten rodar en los mismos tiempos que el actual Porsche 911 GT3

 

El concept car Mission R es una visión de como podrían ser los coches eléctricos de las copas monomarca para clientes

 

Carroceria sostenible,  interior enfocado al piloto y aerodinámica con tecnología Porsche Active Aerodynamics

 

Además de por su sistema de propulsión eléctrica, el Mission R es innovador por su carrocería enfocada a la sostenibilidad y la reducción de CO2. Está fabricada en gran parte con plástico reforzado con fibra natural (NFRP, por sus siglas en inglés), cuyo elemento básico es la fibra de lino. Este material ecológico también se utiliza en el labio del spoiler delantero, en el difusor y en los faldones laterales, así como en los paneles de las puertas, los asientos y la parte trasera. El diseño del habitáculo está totalmente centrado en el piloto. Una pantalla, perfectamente ubicada entre los controles del volante, muestra datos relevantes durante la carrera. En otro monitor situado sobre la columna de dirección se proyectan las imágenes de las cámaras de los espejos retrovisores laterales y del espejo retrovisor central. Una pantalla táctil ubicada a la derecha del asiento permite consultar, entre otros, los datos biométricos del conductor. En el prototipo se pueden incorporar más cámaras en el interior para conseguir extraordinarios planos en una retransmisión en directo.

 

Su batería de 82 kWh ubicada detrás del conductor está pensada para una carrera al sprint de 25 a 40 minutos y gracias a la tecnología de 900 voltios y al sistema de carga Porsche Turbo Charging, en 15 minutos su carga pasa del 5% al 80% con una capacidad de carga máxima de 350 kW

 

El diseño del habitáculo está totalmente centrado en el piloto y cuenta con una pantalla entre los controles del volante, con los datos relevantes durante la carrera y otra, situado sobre la columna de dirección  con las imágenes de  las cámaras de los espejos

 

Los ingenieros y diseñadores de Porsche han denominado “exoesqueleto” a la llamativa jaula de carbono del Mission R. La estructura de seguridad hecha de  fibra de carbono combina un alto nivel de protección para el conductor con un peso reducido y un diseño distintivo. La estructura integra la jaula de seguridad y la sección externa del propio techo y es visible desde el exterior como un marco de seis segmentos transparentes hechos de policarbonato. Esto se traduce en una generosa sensación de espacio en el habitáculo para el piloto. También hay algunas superficies transparentes, incluida una trampilla de escape extraíble para el conductor, que cumple con los requisitos de la FIA para los vehículos de carreras utilizados en competiciones internacionales. La solución de techo con “exoesqueleto” es una interpretación moderna del concepto Targa de Porsche, en la que la barra antivuelco también se combina con una sección de techo extraíble. En materia aerodinámica, el Mission R Con está equipado con la tecnología Porsche Active Aerodynamics (PAA), que le permite adaptar su aerodinámica de manera óptima a diferentes situaciones en la pista, a lo que se suma el DRS (Drag Reduction System) en la parte delantera y en el alerón trasero. Para desviar la mayor cantidad de aire posible en una carrera, los pasos de rueda cuentan con unas aberturas específicas destinadas a tal efecto, además, las ruedas delanteras están casi completamente libres de carenado en la zona trasera.

 

El concept car Mission R es un coche de competición totalmente eléctrico de hasta 800 kW (1.088 CV) y tracción a las cuatro ruedas, con el que Porsche presenta su visión sobre el futuro de la competición de las copas monomarca con coches totalmente eléctricos para clientes

 

La tecnología Porsche Active Aerodynamics (PAA), que le permite adaptar su aerodinámica de manera óptima a diferentes situaciones en la pista, a lo que se suma el DRS (Drag Reduction System) en la parte delantera y en el alerón trasero

 

 

Motor eléctrico de 680 CV en carrera y hasta 1.088 en modo entrenameinto y tracción a las cuatro ruedas

 

El concept car Mission R está equipado con un motor eléctrico delantero de hasta 320 kW (435 CV) y otro trasero de hasta 480 kW (653 CV), lo que le permite tener una potencia constante (hay reducción de potencia por efecto térmico) de 500 kW (680 CV) en el “modo carrera” y de  800 kW (1.088 CV)  en el “modo de calificación”.  Sumado a los 1.500 kg de peso y a su tracción a las cuatro ruedas, el Mission R es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 2,5 segundos y superar los 300 Km/h como velocidad máxima, prestaciones que le permiten rodar en los mismos tiempos que el actual Porsche 911 GT3. Además, el Mission R está preequipado para la tecnología de conexión inalámbrica. De esta manera, en caso de que se produzcan problemas durante la carrera, los expertos de Porsche Motorsport de Weissach podrían acceder a los datos de los coches de los clientes a través de una interfaz remota y, de este modo, ayudar a solucionarlos.

 

Ver también
F1 GP de Mónaco: Red Bull le roba la cartera a Ferrari

En materia aerodinámica, el Mission R Con está equipado con la tecnología Porsche Active Aerodynamics (PAA), que le permite adaptar su aerodinámica de manera óptima a diferentes situaciones en la pista, a lo que se suma el DRS (Drag Reduction System) en la parte delantera y en el alerón trasero

 

El concept car Mission R está equipado con un motor eléctrico delantero de hasta 320 kW (435 CV) y otro trasero de hasta 480 kW (653 CV), lo que le permite tener una potencia constantede 500 kW (680 CV) en el “modo carrera” y de  800 kW (1.088 CV)  en el “modo de calificación”.

 

Su batería de 82 kWh ubicada detrás del conductor está pensada para una carrera al sprint de 25 a 40 minutos y gracias a la tecnología de 900 voltios y al sistema de carga Porsche Turbo Charging, en 15 minutos su carga pasa del 5% al 80% con una capacidad de carga máxima de 350 kW. El coche arranca con un estado de batería del 85%, por lo tanto, la recuperación es posible en casi todas las situaciones de conducción. Esto significa que, dependiendo del circuito, más del 50% de la energía se puede recuperar y está disponible para su uso. En caso de colisión, las conexiones de la batería al vehículo y los consumidores de alto voltaje se desconectan automáticamente para garantizar que no haya tensión. También hay un sistema de alerta diseñado específicamente para el personal de boxes: unos LED especiales situados detrás del parabrisas y en el techo proporcionan información rápida y detallada sobre el estado de funcionamiento del sistema de alto voltaje. Si los LED se iluminan en verde, el Mission R es seguro en alta tensión y si están en rojo, sólo debe acercarse al vehículo personal capacitado en alta tensión.

 

El diseño del habitáculo está totalmente centrado en el piloto. Una pantalla, perfectamente ubicada entre los controles del volante, muestra datos relevantes durante la carrera. En otro monitor situado sobre la columna de dirección se proyectan las imágenes de las cámaras de los espejos retrovisores laterales y del espejo retrovisor central. Una pantalla táctil ubicada a la derecha del asiento permite consultar, entre otros, los datos biométricos del conductor

 

La estructura de seguridad integra la jaula de seguridad y la sección externa del propio techo y es visible desde el exterior como un marco de seis segmentos transparentes hechos de policarbonato, lo que se traduce en una generosa sensación de espacio en el habitáculo para el piloto

 

Su sistema de frenos está formado por discos de freno es de 380mm y 355mm en los ejes delantero y trasero respectivamente. Las pinzas son de seis pistones en el delantero y de cuatro en el trasero.  Sus llantas monotuerca Cup de magnesio de 18” optimizan el flujo de aire y sus cinco radios gemelos cuentan con un diseño que rebaja el peso. Michelin ha desarrollado unos nuevos slicks exclusivamente para el Mission R 30/68 delante y 31/71 detrás, unos neumáticos que pueden equiparse con sensores que se comunican con la electrónica de a bordo durante una carrera en tiempo real y proporcionan al piloto información relativa al desgaste y, por lo tanto, ayuda a la hora de hacer las paradas en boxes.