Estás leyendo
Nuevo Porsche 911 GT3 CUP, la última generación del coche de carreras más vendido del mundo

Nuevo Porsche 911 GT3 CUP, la última generación del coche de carreras más vendido del mundo

En 1990, Porsche presentó el primer 911 Cup que debutó en la Porsche Carrera Cup Alemana. Esta primera generación tenía una potencia de 260 CV y estaba basada en la generación 964. A partir de 1993, también corrió en la recién creada Porsche Supercup, que se desarrolló como parte del programa de apoyo a la Fórmula 1 y en los años posteriores le siguieron cinco generaciones más del que hasta la fecha se ha producido un número récord de 4.251 unidades. Ahora, Porsche ha presentado su última generación: el nuevo 911 GT3 Cup, que desde el principio de la temporada 2021 disputará la Porsche Mobil 1 Supercup, así como las Carrera Cup nacionales de Alemania, Francia, Asia, Benelux y, por primera vez, Norteamérica. Cada vehículo de la Cup se entrega con un kit de accesorios completo, que incluye, por ejemplo, todas las herramientas especiales necesarias para el ajuste del eje delantero. Por lo tanto, el 911 GT3 Cup está listo para competir sin que los equipos cliente tengan que pedir estas piezas aparte.

 

Una de las características más sorprendentes del nuevo 911 GT3 Cup es su aerodinámica optimizada y su aspecto general más musculoso, que le hacen ser aún más impresionante a primera vista

 

El nuevo 911 GT3 Cup, que desde el principio de la temporada 2021 disputará la Porsche Mobil 1 Supercup, así como las Carrera Cup nacionales de Alemania, Francia, Asia, Benelux y, por primera vez, Norteamérica

 

El proyecto de esta nueva generación comenzó a principios de 2019 con el objetivo de mejorar aún más sus prestaciones, lograr un diseño más agresivo, una conducción más fácil y una mayor fiabilidad, todo ello con un menor coste de tiempo y mantenimiento y lo han conseguido. Para empezar, su motor de seis cilindros y cuatro litros refrigerado por agua desarrolla 510 CV, es decir, 25 CV más que su predecesor y 470 Nm a 6.150 rpm de par máximo y cuenta con tres sistemas diferentes de escape a elegir, en función del tipo de competición al que vaya destinado, de las normativas y de los circuitos. Por último, el motor va asociado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades, con levas en el volante. Esta caja de cambios apenas requiere una “inspección menor” después de 60 horas de carreras, lo que corresponde aproximadamente a dos años en la Porsche Mobil 1 Supercup y al superar las 120 horas de competición se debe realizar una revisión general. En la nueva generación, los radiadores se encuentran detrás del faldón delantero. Se ha elegido esta ubicación para minimizar el riesgo de daño en el sistema de refrigeración cuando se conduce con un estilo demasiado agresivo. Al mismo tiempo, se ha colocado un elemento de protección contra pequeños golpes.

 

El volante multifunción, adoptado del 911 GT3 R, tiene el aro abierto en la parte superior y está hecho de fibra de carbono. Los botones iluminados que manejan las diferentes funciones se han reorganizado teniendo en cuenta los comentarios de los pilotos. El llamado Rubber Switch Panel (RSP), situado a la derecha del piloto, integra diez botones y recuerda al panel de control del Porsche 919 Hybrid

 

El objetivo del nuevo Porsche 911 GT3 era  mejorar sus prestaciones, lograr un diseño más agresivo y una conducción más fácil, todo ello con un menor coste de tiempo y mantenimiento

 

Una de las características más sorprendentes del nuevo 911 GT3 Cup es su aerodinámica optimizada y su aspecto general más musculoso, que le hacen ser aún más impresionante a primera vista. En el apartado aerodinámico, la séptima generación del 911 Cup genera un apoyo aerodinámico notablemente superior. Esto se debe a la combinación del spoiler posterior con un alerón trasero más grande, junto con el faldón delantero, que se ha adaptado específicamente con un labio inferior y un borde de separación estratégicamente colocados. El alerón trasero con soportes de “cuello de cisne”, ajustable en once posiciones, asegura un flujo de aire ininterrumpido bajo su perfil. Esta mejorada eficiencia aerodinámica también proporciona más estabilidad, especialmente en las curvas rápidas. Su aspecto más musculoso se debe a una carrocería ligera, ensanchada y con elementos del Turbo, que se utilizan por primera vez en un coche de la Copa. Este nuevo Porsche 911 GT3 es más ancho tanto delante gracias en parte a las dos aletas frontales ensanchadas, como detrá, donde se  distingue por sus entradas de aire de refrigeración adicionales delante de las ruedas. Así mismo, la diferencia de anchura entre ejes, permite que las llantas delanteras sean de 12”, mientras que las traseras sean de 13″.

 

Cada vehículo de la Cup se entrega con un kit de accesorios completo, que incluye, por ejemplo, todas las herramientas especiales necesarias para el ajuste del eje delantero. Por lo tanto, el 911 GT3 Cup está listo para competir sin que los equipos cliente tengan que pedir estas piezas aparte

 

Una de las características más sorprendentes del nuevo 911 GT3 Cup es su aerodinámica optimizada y su aspecto general más musculoso, que le hacen ser aún más impresionante a primera vista

 

En lo que a las suspensiones se refiere, si bien el eje trasero permanece sin apenas cambios frente al modelo de producción, el delantero consta de doble horquilla y rodamientos Uniball, como en el 911 RSR, el modelo de carreras más avanzado de Porsche en este momento. Gracias a ello, los amortiguadores ya no están expuestos a fuerzas laterales, sino a las propias del eje. Esto proporciona mejores sensaciones con el eje delantero del coche y hace que el comportamiento en curva sea más preciso. Los amortiguadores también han heredado la tecnología de vanguardia de los 919 Hybrid y 911 RSR. Por otra parte, el 911 GT3 Cup monta por primera vez una dirección asistida totalmente electromecánica, lo que significa que ya no son necesarios ni la bomba ni otros componentes hidráulicos.  Unas pinzas de freno especiales permiten ahora cambiar las pastillas más rápidamente.

 

La electrónica se ha diseñado de tal manera que facilite el análisis de errores y ayude en la resolución de problemas. Hay disponibles alrededor de 700 opciones de diagnóstico. El software específico resume toda la información de una manera clara y legible. Las funciones opcionales del vehículo, como el ABS o el control de tracción, están almacenadas en el sistema y se pueden activar mediante un código digital

 

Ver también
WRC Rally de Estonia: Rovanperä hace historia y Ogier es más líder

 

En el nuevo Porsche 911 GT3, las llantas delanteras son de 12”, mientras que las traseras son de 13″

 

En su interior también hay importantes cambios , así por ejemplo, los diseñadores han prestado especial atención a la ergonomía, especialmente para los pilotos y así, el nuevo asiento de competición admite ahora el ajuste en dos posiciones de altura. Junto con la columna de dirección regulable, asegura que cada piloto pueda alcanzar una postura ideal en el puesto de conducción independientemente de su estatura. Los asientos también ofrecen distintos grados de acolchado para adaptarse a las necesidades de los diferentes pilotos. El volante multifunción, adoptado del 911 GT3 R, tiene el aro abierto en la parte superior y está hecho de fibra de carbono. Los botones iluminados que manejan las diferentes funciones se han reorganizado teniendo en cuenta los comentarios de los pilotos. El llamado Rubber Switch Panel (RSP), situado a la derecha del piloto, integra diez botones y recuerda al panel de control del Porsche 919 Hybrid. Estos botones son fáciles de usar, incluso durante la carrera, y agrupan funciones como la iluminación, la ventilación o la configuración del vehículo para adaptarse al cambio de neumáticos de seco a mojado. Un ejemplo de los detalles mejorados es el manejo del reparto de frenada, que ahora se puede controlar intuitivamente girando un mando situado en la parte exterior derecha del RSP, bien en la dirección de la marcha o en la contraria, dependiendo de si el eje delantero necesita más o menos presión de freno. También se ha renovado la pantalla en color de 10,3” ubicada en el centro del tablero de instrumentos que prioriza la visualización de datos e información relevante para el conductor durante la carrera. Junto a las revoluciones del motor, se muestran las temperaturas del agua y del aceite, la marcha engranada y mensajes de error o información sobre configuraciones de referencia importantes, como por ejemplo, “rain” para correr bajo la lluvia. Después de la lectura de datos, la pantalla del coche y los monitores de los ingenieros se sincronizan para que el piloto y la escudería vean la misma información, lo que es de gran ayuda para hacer un análisis profundo después de cada sesión.

 

En 1990, Porsche presentó el primer 911 Cup que debutó en la Porsche Carrera Cup Alemana. Ahora, Porsche ha presentado su última generación: el nuevo 911 GT3 Cup, que desde el principio de la temporada 2021 disputará la Porsche Mobil 1 Supercup, así como las Carrera Cup nacionales de Alemania, Francia, Asia, Benelux y, por primera vez, Norteamérica

 

Una de sus novedades en su nterior es su renovada pantalla en color de 10,3” ubicada en el centro del tablero de instrumentos que prioriza la visualización de datos e información relevante para el conductor durante la carrera

 

La electrónica se ha diseñado de tal manera que facilite el análisis de errores y ayude en la resolución de problemas. Hay disponibles alrededor de 700 opciones de diagnóstico. El software específico resume toda la información de una manera clara y legible. Las funciones opcionales del vehículo, como el ABS o el control de tracción, están almacenadas en el sistema y se pueden activar mediante un código digital. Otro ejemplo de soluciones sutiles y sofisticadas en el nuevo 911 GT3 Cup se puede ver en la disposición de los componentes electrónicos: las unidades de control y los elementos de registro de datos han cambiado de sitio y han pasado de estar en el espacio para los pies del pasajero a reubicarse en el compartimento trasero derecho. Esto elimina cualquier inconveniente a la hora de colocar un asiento de acompañante en determinadas situaciones, como por ejemplo, cuando se llevan a cabo vueltas de exhibición. Además, el sistema eléctrico funciona sin fusibles, reduciendo así el cableado, ahorrando peso y facilitando su acceso gracias a que se sitúa en una posición más centrada.