Estás leyendo
FE ePrix de Puebla: una gran actuación de Mortara le convierte en nuevo líder

FE ePrix de Puebla: una gran actuación de Mortara le convierte en nuevo líder

+25
Ver galería

Por sexta vez, México acogía la Formula E, pero en esta ocasión, el escenario cambió por el Covid-19, puesto que el Autódromo Hermanos Rodríguez en Ciudad de México está siendo utilizado como hospital contra el COVID-19, por lo que el doble ePrix tuvo lugar en el Autódromo Miguel E. Abed, en Puebla, un circuito permanente de 2.982 metros para la Formule E, que incluye una zona peraltada y en el que para activar “attack mode” hay que pasar por una curva que está fuera del trazado, al estilo de la “Joker Lap” en el rallycross. En lo deportivo, cara y cruz: la cara sin duda fue Mortara, que pasó del 11º puesto en la clasificación tras el ePrix de Mónaco, a liderar el Campeonato y la cruz, sin duda fue Porsche, que se fue de México con mal sabor de boca después de que dos errores le dejasen primero sin la que hubiese sido su primera victoria en la FE y al día siguiente sin el podio.

 

Pese a lograr la victoria, piloto alemán de Porsche fue descalificado por infringir el reglamento técnico al no comunicar su equipo las ruedas que iba a utilizar en la carrera

 

Debido al Covid-19, el EPrix d eMéxico se desplazó al Autódromo Miguel E. Abed, en Puebla

 

En la primera de las dos citas, Wehrlein logró la Super Pole por sólo 0,058 segundos sobre Rowland y 0,099 segundos sobre el BMW de Dennis, mientras que de los hombres de cabeza, el mejor colocado en parrilla fue Da Costa, que terminó 12º y Frins, que estrenaba su liderato, fue 22º. En la salida Wehrlein mantuvo la primera posición, mientras que Rowland perdía muchas pociones por una mala salida, todo lo contrario que Günther, que salía quinto, se puso segundo tras adelantar a su compañero Dennis en primera curva, pero apenas habían transcurrido dos minutos, el accidente del Envison Virgin Racing de Cassidy en la curva 8 motivó la salida del Safety Car. Tras la reanudación y uan vez habilitado el Attack Mode, el piloto de Porsche fue el primero en activarlo, perdiendo provisionalmente el liderato de la carrera, por detrás de los dos BMW, aunque no tardó en adelantar a Dennis y cuando Günther activó su Attack Mode, recuperó el liderato de la carrera. Por detrás, los dos primeros en la clasificación, Robin Frijns y Nick de Vries se tocaron cuando el piloto de Envison Virgin Racing golpeó al de Mercedes, lo que le costaría una sanción de 10 segundos.

 

Pese a no puntuar, Frinjs  mantenía el liderato del campeonato con 2 puntos de ventaja sobre Da Costa que remontó desde la 12ª posición hasta la 6º

 

Un error técnico del equipo Porsche dejó a Wehrlein sin la victoria en la primera d elas dos citas

 

A falta de 25 minutos para el final Wehrlein aprovechó su ventaja de tres segundos para activar su segundo y último Attack Mode sin perder el liderato de la carrera, una salida de la activación problemática, que causó al abandono de Vergne y de Bird al verse desplazados contra el muro en su reincorporación a la pista, el primero por Sims y el segundo por Lynn, lo que motivo la segunda salida del Safety Car para poder retirar el Jaguar. Tras la reanudación, Dennis pasó a su compañero de equipo, Günther para que el piloto alemán hiciese de tapón con el propósito de que el británico pudiese activar tranquilamente su segundo Attack Mode, pero el plan se vino abajo cuando tanto Mortara como di Grassi adelantaban a Günther, mientras que  Dennis perdió la segunda posición al activar el Attack Mode.

 

di Grassi volvía a ganar tras 22 carreras sin hacerlo (25 de mayo 2019 en Berlín), logrando su 11ª victoria en la Formula E

 

En la carrera del sábado, el Safety Car tuvo que salir en dos ocasiones

 

A falta de un minuto para el final, di Grassi aprovechó el Fan Boost para adelantar a Mortara y en la penúltima vuelta, su compañero Rast adelantaba también al Venturi  poniéndose tercero. Wehrlein cruzaba la meta en primera posición, pero la alegría le duró muy poco al piloto alemán de Porsche, pues era descalificado en ese mismo momento por infringir el reglamento técnico al no comunicar las ruedas que iba a utilizar en la carrera  (al igual que su compañero Lotterer y los Nissan de Rowland y de Buemi). De esta manera, Audi lograba un inesperado doblete después de haber salido desde la 8ª y 10ª posición y di Grassi volvía a ganar tras 22 carreras sin hacerlo (25 de mayo 2019 en Berlín), logrando su 11ª victoria en la Formula E. Mortara tercero, conseguía su segundo podio de la temporada 7. Pese a no puntuar, Frijns  mantenía el liderato del campeonato con 2 puntos de ventaja sobre da Costa que remontó desde la 12ª posición hasta la 6º, mientras que de Vries, que tampoco lograba puntuar, perdía un puesto y bajaba a la  tercera posición en la clasificación.

 

En la primera de las dos citas, Wehrlein logró la Super Pole por sólo 0,058 segundos sobre Rowland y 0,099 segundos sobre el BMW de Dennis, mientras que de los hombres de cabeza, el mejor colocado en parrilla fue Da Costa, que terminó 12º

 

En la primera de las dos carreras, Audi logró su primer podio de la temporada y lo hizo además con un doblete

 

Al día siguiente, Rowland logró la Super Pole, acompañado por Wehrlein en la primera fila, mientras que Mortara fue tercero, unos entrenamientos en los que que al igual que el día anterior, los primeros clasificados en la general terminaron muy atrás.  Ya en la carrera, esta vez Rowland no falló en la salida y mantuvo la primera posición, mientras que Mortara logró adelantar a Wehrlein y Dennis lograba ponerse cuarto tras adelantar a Vergne. El piloto de Nissan optó por agotar muy pronto sus dos Attack Mode, mientras que Mortara optó por esperar un poco más a la hora de activar el segundo Attack Mode y cuando lo hizo, logró salir por delanate del Nissan de Rowland.

 

Pese a que el piloto de Porsche subió en la segunda posición del podio, horas más tarde fue sancionado con cinco segundos por un “uso indebido del Fan Boost”, sanción que le relegó al cuarto puesto

 

En la salida, Mortara logró adelantar al Porche de Wehrlein y se puso segundo

 

La presión de Wehrelin a Rowland por la segunda posición provocó el error de Rowland, que golpeó ligeramente el muro, lo justo como para perder la velocidad necesaria como para que Wehrlein le adelantase sin problemas. A partir de ese momento, el piloto de Porsche, con más ritmo que el Venturi, fue recortando los casi dos segundos de ventaja del piloto suizo hasta pegarse a él, con la ventaja añadida de tener algo más de energía y el Fan Boost. Cuando logró acercarse al Venturi, Wehrlein cometió un error en la curva 7 a falta de siete minutos, permitiendo a Mortara abrir un hueco que acabaría siendo decisivo lograr la victoria (la segunda tras la lograda en 2019 en Hong Kong) pese a llegar con el 0% de energía, victoria que le sitúa al frente de la clasificación. Pese a que el piloto de Porsche subió en la segunda posición del podio, horas más tarde fue sancionado con cinco segundos por un “uso indebido del Fan Boost”, sanción que le relegó al cuarto puesto en un aciago fin de semana para el equipo.

Ver también
FE ePrix de Berlín: Mercedes logra un inesperado doblete por descarte

 

Al día siguiente, Rowland logró la Super Pole, acompañado por Wehrlein en la primera fila, mientras que Mortara fue tercero, unos entrenamientos en los que que al igual que el día anterior, los primeros clasificados en la general terminaron muy atrás

 

Un gran fin de semana de Mortara, con un tercer puesto y una victoria, le sitúa al frente de la clasificación de pilotos

 

Por detrás, de Vries (Mercedes-EQ), tuvo que abandonar la carrera debido a un pinchazo provocado por un toque con di Grassi, por el que el piloto brasileño de Audi fue sancionado con un drive-through. Vergne, que consiguió mantener la quinta posición durante parte de la carrera, cometió un error en los compases finales de la carrera que le hizo bajar al octavo puesto, mientas que su compañero y vigente campeón, el portugués da Costa corrió peor suerte y tuvo que abandonar tras chocar contra el muro en la curva 7. Cassidy (Envision Virgin Racing) lograba adelantar a Rowland a falta de un minuto, logrando así el tercer puesto, que posteriormente con la penalización de Wehrlein, acabaría segundo, mientras que Rowland, cuarto, fue finalmente tercero. Dennis fue quinto, Lynn sexto, Günther séptimo, Vergne octavo, Evans noveno y Rast décimo. Robin Frijns, que llegó como líder del campeonato, tuvo un fin de semana para olvidar en Puebla al no lograr puntuar en ninguna de las dos carreras.

 

Clasificación pilotos

Clasificación equipos