Estás leyendo
CUPRA enseña sus nuevas armas para ganar en los circuitos

CUPRA enseña sus nuevas armas para ganar en los circuitos

+2
Ver galería

CUPRA ha presentado sus dos nuevas armas para las competiciones de circuito: el CUPRA e-Racer, 100 % eléctrico y el CUPRA León Competición.

 

El primero de ellos, el CUPRA e-Racer ha sido desarrollado para competir en el E-TCR, un nuevo campeonato de turismos eléctricos que comenzará el año que viene. Este modelo eléctrico está equipado con cuatro motores eléctricos situados sobre el eje trasero que generan una potencia máxima de 500 kW (680 CV) y con una batería de refrigeración líquida de 65 kWh, cuyos paneles están situados a lo largo de todo el fondo plano, lo que le permite tener un centro de gravedad extraordinariamente bajo. En cuanto a su prestaciones, ésa son superan a las de la versión de combustión, el CUPRA León Competición: 270 Km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 Km/h en 3,2 segundos y está equipado además con un sistema de control vectorial del par motor dirigido al eje posterior que adapta dicho par entre la rueda interior y la exterior a la curva para ofrecer el máximo rendimiento en todo momento.

 

El CUPRA e-Racer está equipado con cuatro motores eléctricos situados sobre el eje trasero que generan una potencia máxima de 500 kW (680 CV) y con una batería de refrigeración líquida de 65 kWh

 

El CUPRA e-Racer ha sido desarrollado para competir en el E-TCR, un nuevo campeonato de turismos eléctricos que comenzará el año que viene

 

Estéticamente, su aspecto es más deportivo, con unos pasos de rueda más anchos y una altura de la  carrocería más baja. Al carecer de parrilla delantera, su frontal ofrece una mínima resistencia aerodinámica, mejorando el flujo de aire generando una cortina por encima del logotipo CUPRA y a través de un innovador diseño de su paragolpes y el capó. Asimismo, los paneles laterales incorporados facilitan el flujo de aire a lo largo de la carrocería.

 

 

El CUPRA e-Racer cuenta con unos pasos de rueda más anchos y una altura de la  carrocería más baja

 

Ver también
F1 GP de Bélgica: Hamilton suma y sigue

Por su parte, el Cupra León Competición ha sido diseñado para competir tanto en los campeonatos mundiales TCR, como en carreras de resistencia. Está equipado con un motor 2.0 TSI de 340 CV, con el que alcanza una velocidad máxima de 260 Km/ y acelera de 0-100 Km/h en 4,5 segundos. Cuenta con mejoras aerodinámicas en el diseño de su carrocería que mejoran el flujo de aire y aumentan la carga aerodinámica. La geometría de su chasis ha sido diseñada específicamente, lo que además de reducir el peso, su reparto es más equitativo y eficiente. La arquitectura de suspensión delantera de tipo McPherson permite ajustar la altura, el ángulo de inclinación, la convergencia, el ángulo de avance vertical, el ángulo Ackermann y la anchura de vías. Por su parte, la trasera es de tipo multibrazo independiente y permite modificar la altura, el ángulo de inclinación, la convergencia y la anchura de vías.

 

El CUPRA Cpmpetición está equipado con un motor 2.0 TSI de 340 CV, con el que alcanza una velocidad máxima de 260 Km/ y acelera de 0-100 Km/h en 4,5 segundos. Cuenta con mejoras aerodinámicas en el diseño de su carrocería que mejoran el flujo de aire y aumentan la carga aerodinámica

 

 

El Cupra León Competición ha sido diseñado para competir tanto en los campeonatos mundiales TCR, como en carreras de resistencia