Estás leyendo
El grupo BMW aumenta el uso del acero con bajo contenido de carbono

El grupo BMW aumenta el uso del acero con bajo contenido de carbono

BMW Group continúa reduciendo las emisiones de CO2 en su red de proveedores como parte de sus actuales actividades de sustentabilidad. El acero producido utilizando gas natural o hidrógeno y energía verde, en lugar de recursos fósiles como el carbón, representa una contribución vital para lograr esa reducción y por eso, BMW Group ha firmado un acuerdo con Salzgitter AG para la entrega de acero con bajo contenido de carbono que se utilizará en la producción estándar de vehículos en las plantas europeas de BMW Group a partir de 2026. Con este movimiento, BMW Group está expandiendo su suministro de acero con bajo contenido de carbono a dos proveedores. El objetivo es utilizar acero con bajo contenido de carbono para cubrir más del 40% de la demanda en sus plantas europeas para 2030, reduciendo así las emisiones de CO2 en hasta 400,000 toneladas al año. BMW Group ya firmó un acuerdo con la empresa emergente sueca H2 Green Steel en octubre del año pasado para el suministro de acero producido utilizando exclusivamente hidrógeno y energía verde de energías renovables a partir de 2025 a las plantas europeas de BMW Group, lo que reducirá las emisiones de CO2 aproximadamente 95%.

 

BMW Group ya estableció un ciclo de material de circuito cerrado para los residuos de láminas de acero de la Planta de Leipzig de BMW Group con Salzgitter AG hace más de cinco años. Después de entregar bobinas de acero a la planta, Salzgitter AG retira los restos de acero del tipo producido en las plantas de prensado (por ejemplo en el perforado de las puertas) y utiliza este material para producir acero nuevo y este acero posteriormente se suministra a las plantas de BMW Group

 

BMW Group continúa reduciendo las emisiones de CO2 en su red de proveedores como parte de sus actuales actividades de sustentabilidad

 

Debido a su proceso de fabricación con un alto consumo energético, la producción de acero genera elevadas emisiones de CO2. Sin embargo, gracias a su versatilidad, el acero es uno de los materiales más importantes para la producción de vehículos y continuará representando una gran proporción de la carrocería, así como de muchos componentes. Para reducir las emisiones de CO2 de la producción de acero en una escala masiva, Salzgitter AG está cambiando gradualmente a una producción prácticamente libre de carbono. La electricidad proveniente de fuentes renovables y su uso en la producción de hidrógeno a partir de la electrolisis son elementos clave de la transformación. Este hidrógeno verde reemplazará el carbón que se utiliza actualmente en el proceso convencional de alto horno. Esto es posible mediante las llamadas plantas de reducción directa, las cuales utilizan hidrógeno para reducir directamente el mineral de hierro a hierro en estado sólido. El hierro sólido producido de esta manera se funde con restos de acero en un horno de arco eléctrico alimentado con electricidad renovable.

 

 

BMW Group ya firmó un acuerdo con la empresa emergente sueca H2 Green Steel en octubre del año pasado para el suministro de acero producido utilizando exclusivamente hidrógeno y energía verde de energías renovables a partir de 2025 a las plantas europeas de BMW Group, lo que reducirá las emisiones de CO2 aproximadamente 95%

 

Ver también
El Grupo BMW y Galp se unen para para expandir la movilidad eléctrica en España

 

 

BMW Group ha firmado un acuerdo con Salzgitter AG para la entrega de acero con bajo contenido de carbono que se utilizará en la producción estándar de vehículos en las plantas europeas de BMW Group a partir de 2026

 

BMW Group ya estableció un ciclo de material de circuito cerrado para los residuos de láminas de acero de la Planta de Leipzig de BMW Group con Salzgitter AG hace más de cinco años. Después de entregar bobinas de acero a la planta, Salzgitter AG retira los restos de acero del tipo producido en las plantas de prensado (por ejemplo en el perforado de las puertas) y utiliza este material para producir acero nuevo. Este acero posteriormente se suministra a las plantas de BMW Group. De esta manera, las materias primas se pueden utilizar múltiples veces en una economía circular, conservando así los recursos naturales. Los residuos de las láminas de acero de las demás plantas europeas de BMW Group también se reutilizan mediante un ciclo de material directo o se devuelven al productor de acero mediante operadores comerciales de acero y se procesan para generar acero nuevo. De esta forma, hasta una cuarta parte del acero en los vehículos de BMW Group ya proviene de circuitos de reciclaje. BMW Group tiene planeado incrementar su porcentaje de acero secundario en etapas, alcanzando hasta un 50% para 2030. Debido a que esto requiere significativamente menos energía, las emisiones de CO2 de la producción de acero secundario son en promedio 50% a 80% menos que del acero primario.