Estás leyendo
“Arena Del Futuro”, la recarga innovadora por inducción dinámica de Stellantis se convierte en realidad

“Arena Del Futuro”, la recarga innovadora por inducción dinámica de Stellantis se convierte en realidad

Arena Del Futuro” es un circuito de 1.050 metros de longitud situado en una zona privada de la autopista italiana A35, cerca de la salida Chiari Oeste que se ha construido por A35 Brebemi, el enlace directo de autopistas entre Brescia y Milán, en colaboración con Stellantis y otros socios internacionales, instituciones públicas y universidades con el fin de probar en condiciones reales el revolucionario sistema de recarga eléctrica por inducción dinámica. Alimentado por una potencia eléctrica de 1 MW, permite probar en condiciones reales esta innovadora tecnología usada para recargar los vehículos eléctricos que circulen por él. El nuevo FIAT 500 y el Bus Iveco E-Way equipados para probar el sistema han sido los primeros vehículos que ha recorrido numerosos kilómetros con resultados más que esperanzadores. El objetivo es demostrar que el sistema DWPT (Dynamic Wireless Power Transfer), protagonista del circuito “Arena del Futuro” es una de las principales tecnologías candidatas para responder de manera inmediata y concreta a las necesidades de descarbonización y de sostenibilidad medioambiental en el sector de la movilidad.

 

Stellantis prevé, para ello, invertir más de 30.000 millones de euros hasta 2025 en la electrificación y el desarrollo de software que apoyen los planes de descarbonización garantizando, al mismo tiempo, uno de los mejores niveles de satisfacción de los clientes a escala mundial

 

Ver también
AIR4 el Renault 4L volador

“Arena Del Futuro” se ha construido para probar en condiciones reales el revolucionario sistema de recarga eléctrica por inducción dinámica

 

La participación de Stellantis en este proyecto se inscribe en el marco de la estrategia de electrificación que el Grupo hizo pública con motivo del EV Day de 8 de julio de 2021. El objetivo principal es ofrecer a los clientes no sólo vehículos punteros capaces de alcanzar una gran autonomía y velocidades de recarga ultrarrápidas, sino también un ecosistema de servicios para responder a las necesidades, cada más exigentes, de los usuarios. Stellantis prevé, para ello, invertir más de 30.000 millones de euros hasta 2025 en la electrificación y el desarrollo de software que apoyen los planes de descarbonización garantizando, al mismo tiempo, uno de los mejores niveles de satisfacción de los clientes a escala mundial.