Estás leyendo
Jaguar-Land Rover desarrolla un revolucionario proyecto de avanzados materiales compuestos

Jaguar-Land Rover desarrolla un revolucionario proyecto de avanzados materiales compuestos

Con el proyecto Tucana, Jaguar Land Rover se prepara para el futuro de los vehículos eléctricos con una investigación sobre avanzados materiales compuestos y ligeros que ofrecerán una mejor autonomía, mayor rendimiento y una experiencia de conducción más dinámica. Este proyecto es un programa de cuatro años con el que Reino Unido se colocará a la vanguardia mundial de la tecnología de bajas emisiones de CO2, ayudando a reducir las emisiones de C02 en 4,5 millones de toneladas entre 2023 y 2032, gracias al incremento del uso generalizado de los vehículos eléctricos y a la fabricación de coches más ligeros que, a menor peso, reducirán sus emisiones y el consumo de energía de sus motores eléctricos.

 

Jaguar Land Rover espera aumentar la rigidez de los vehículos en un 30 %, reducir su peso en hasta 35 kg y refinar aún más la estructura de seguridad frente a colisiones gracias al uso estratégico de compuestos personalizados, como la fibra de carbono

 

Tucana es el proyecto de Jaguar Land Rover con el  investiga sobre avanzados materiales compuestos y ligeros

 

Gracias a esta investigación, Jaguar Land Rover desarrollará vehículos y estructuras de motores ligeros al sustituir el aluminio y el acero por compuestos capaces de controlar el aumento del par generado por las baterías de alto rendimiento, además de mejorar la eficiencia y reducir la huella de CO2. Jaguar Land Rover espera aumentar la rigidez de los vehículos en un 30 %, reducir su peso en hasta 35 kg y refinar aún más la estructura de seguridad frente a colisiones gracias al uso estratégico de compuestos personalizados, como la fibra de carbono. Además, la reducción del peso del vehículo permitirá incorporar baterías más grandes con mayor autonomía sin afectar a las emisiones de CO2.

Ver también
Porsche y Siemens Energy avanzan en el desarrollo de combustibles sintéticos no contaminantes