Estás leyendo
Porsche Turbo Charging, la estación de carga rápida más potente de Europa

Porsche Turbo Charging, la estación de carga rápida más potente de Europa

Porsche ha inaugurado en Leipzig, entre las autopistas número 9, 14 y 38, la nueva estación Porsche Turbo Charging, la estación de carga rápida más potente de Europa con una capacidad de siete megavatios, que funciona además con electricidad procedente de fuentes de energía renovables. La estación cuenta con 12 puntos de carga rápida con 350 kW (corriente continua) y cuatro puntos de carga con 22 kW (corriente alterna), las 24 horas del día, los 7 días de la semana, siendo además aptos para vehículos eléctricos e híbridos de todas las marcas.

 

El único requisito para utilizar la función de carga rápida, es que el coche tenga la llamada conexión de Sistema Combinado de Carga (CCS2) y dependiendo del modelo del coche, en solo cinco minutos puede cargar la energía necesaria para recorrer 100 kilómetros

 

La nueva estación Porsche Turbo Charging es la estación de carga rápida más potente de Europa con una capacidad de siete megavatios y funciona además con electricidad procedente de fuentes de energía renovables

 

El único requisito para utilizar la función de carga rápida, es que el coche tenga la llamada conexión de Sistema Combinado de Carga (CCS2) y dependiendo del modelo del coche, en solo cinco minutos puede cargar la energía necesaria para recorrer 100 kilómetros. Durante los tiempos de espera, los usuarios podrán utilizar las instalaciones del Centro de Atención al Cliente de Porsche que incluye una exposición de vehículos históricos así como una tienda. En su fase piloto, que durará hasta finales de marzo, la carga rápida será gratuita para todos los usuarios y posteriormente, se efectuara el pago con las tarjetas estándar de los proveedores de movilidad, de acuerdo con sus respectivas condiciones.

Ver también
Tacción Integral Simética de Subaru, un sello de distinción y de seguridad

 

La estación cuenta con 12 puntos de carga rápida con 350 kW (corriente continua) y cuatro puntos de carga con 22 kW (corriente alterna), las 24 horas del día, los 7 días de la semana

 

El único requisito para utilizarlo es que el coche tenga la llamada conexión de Sistema Combinado de Carga (CCS2)