Estás leyendo
Alfa Romeo 33 Stradale, el regreso de una leyenda

Alfa Romeo 33 Stradale, el regreso de una leyenda

+7
Ver galería

En 1964, Luraghi, presidente de Alfa Romeo, consideró que había llegado el momento de volver oficialmente a la competición y, para reconstituir el departamento de carreras, adquirió Autodelta, una empresa de Udine que ya era un socio privilegiado en la producción del TZ. Tras años de meticulosa preparación, el 33 finalmente debutó en la competición el 12 de marzo de 1967, logrando la primera de una larga serie de triunfos en los circuitos más prestigiosos. Entusiasmada por su regreso a la competición, Alfa Romeo decidió producir el 33 en una edición muy limitada para particulares, como un coche “fuoriserie” (fabricado a medida), que combinase las prestaciones del Tipo 33 de carreras con el confort y la facilidad de conducción adecuados para el uso diario y, cuyo diseño se confió a Franco Scaglione. El resultado fue el Alfa Romeo 33 Stradale, que fue presentado oficialmente en el Salón del Automóvil de Turín de 1967. Tan sólo se fabricaron 18 unidades y, sin duda, gracias a su combinación de belleza y prestacionescontinúa siendo uno de los modelos más fascinantes jamás producidos por la marca italiana.

 

El 33 Stradale puede estar equipado con un motor V6 biturbo de 3.0 litros con más de 620 CV que se transmiten al eje trasero mediante una caja de cambios DCT de ocho velocidades y diferencial electrónico de deslizamiento limitado o bien, en su versión BEV, en cuyo caso está equipado con tres motores eléctricos que proporcionan una potencia total de más de 750 CV, tracción total y una autonomía estimada de 450 km (WLTP) gracias a su batería de 90 kWh útiles

 

Presentado oficialmente en el Salón del Automóvil de Turín de 1967, tan sólo se fabricaron 18 unidades del 33 Stradale

Ahora, Alfa Romeo vuelve al mundo de los “fuoriserie” con una serie limitada de sólo 33 unidades, todas ellas ya vendidas del nuevo 33 Stradale, que combina la herencia y el futuro de la marca como símbolo de la noble deportividad italiana. Creado en la recién fundada “Bottega” Alfa Romeo, donde los diseñadores e ingenieros del Alfa Romeo Centro Stile, junto con historiadores de la marca, primero escucharon a los posibles compradores y luego produjeron el coche juntos, ha sido fabricado a mano en la Carrozzeria Touring Superleggera y con un nivel de personalización sin precedentes para garantizar la exclusividad de cada modelo. Homologado para circular por carretera, ofrece prestaciones excepcionales en un circuito, pero ha sido concebido sin comprometer en absoluto el confort y la facilidad de uso, incluso en el día a día.

 

Los clientes podrán elegir entre tres colores de carrocería exclusivos que rememoran la historia del 33 Stradale: el clásico Rosso Alfa pastel, una reinterpretación del azul real y, el más sofisticado Rosso transparente tintado, conocido como “Villa d’Este” y, como homenaje al legendario Tipo 33 de carreras, es posible decorarlo con una librea blanca y roja. Los clientes también tienen la opción de personalizar los acabados visibles de fibra de carbono, elegir entre diferentes configuraciones de las tomas de aire, elegir  el logotipo que se colocará en el lateral entre Quadrifoglio o, el Autodelta y, por último,  optar por la configuración clásica o 3D de la parrilla delantera

 

Alfa Romeo vuelve al mundo de los “fuoriserie” con una serie limitada de sólo 33 unidades, todas ellas ya vendidas del nuevo 33 Stradale

Diseño con  rasgos de la primera versión

 

Tomando como base el Maserati MC20, el nuevo 33 Stradale está construido sobre un chasis de aluminio en “H”, con un monocasco de fibra de carbono y mide 4.637 mm de largo1.226 mm de alto, 1.966 de ancho y, tiene una distancia entre ejes de 2.700 mm. Su aerodinámico diseño ha permitido que el nuevo 33 Stradale tenga un Cx de sólo 0,375 y, sin la necesidad de recurrir a la ayuda de sistemas aerodinámicos activos. Su parte delantera conserva los rasgos y el ADN del 33 Stradale original, con la inconfundible “V” del “cofango” (termino que integra el capó y el guardabarros), el escudo característico de Alfa Romeo en fibra de carbono (a elección del cliente con el logotipo clásico o en versión 3D) y, sus faros de formas complejas sobre una base elíptica. Por último, el diseño del frontal se completa con los apéndices aerodinámicos de fibra de carbono situados en la parte inferior. Su lateral cuenta con dos grandes tomas de aire laterales y, al igual que el 33 Stradale original, las puertas son de apertura vertical y se ha respetado el sistema de apertura del capó y de la cubierta del motor. En cuanto a la parte trasera, ésta encarna la esencia “brutal” del Stradale, con unos pilotos traseros completamente evolucionados, que se erigen como una poderosa referencia a sus homólogos redondos del 33 Stradale original, mientras que los intermitentes laterales se dividen en dos partes, una integrada en el centro del grupo óptico trasero y, otra que emerge del lateral del guardabarros. Inicialmente, los clientes podrán elegir entre tres colores de carrocería exclusivos que rememoran la historia del 33 Stradale: el clásico Rosso Alfa pastel, una reinterpretación del azul real y, el más sofisticado Rosso transparente tintado, conocido como “Villa d’Este” y, como homenaje al legendario Tipo 33 de carreras, es posible decorarlo con una librea blanca y roja. Los clientes también tienen la opción de personalizar los acabados visibles de fibra de carbono, elegir entre diferentes configuraciones de las tomas de aire, elegir  el logotipo que se colocará en el lateral entre Quadrifoglio o, el Autodelta y, por último,  optar por la configuración clásica o 3D de la parrilla delantera.

 

El nuevo 33 Stradale está construido sobre un chasis de aluminio en “H”, con un monocasco de fibra de carbono y mide 4.637 mm de largo, 1.226 mm de alto, 1.966 de ancho y, tiene una distancia entre ejes de 2.700 mm. Su aerodinámico diseño ha permitido que el nuevo 33 Stradale tenga un Cx de sólo 0,375 y, sin la necesidad de recurrir a la ayuda de sistemas aerodinámicos activos

 

Su parte delantera conserva los rasgos y el ADN del histórico 33, con el inconfundible “V” del “cofango”, termino que integra el capó y el guardabarros

 

Interior minimalista inspirado en la aviación

 

Su interior está disponible en dos acabados diferentes: Tributo, que rinde homenaje al coche histórico y, Alfa Corse, más deportivo. En ambos casos, prescinde de todas las interacciones necesarias en un coche convencional y, en su consola,  encontramos un número limitado de controles. Delante del conductor hay un cuadro de instrumentos digital que reúne toda la información necesaria, y su volante con tres radios en aluminio en el acabado Tributo o, en fibra de carbono en el Alfa Corsecarece de botones (sólo tiene las levas del cambio). Tanto el sencillo y funcional salpicadero, como el túnel central, están inspirados en el mundo de la aviación. El primero combina aluminio, fibra de carbono, cuero y/o Alcantara, mientras que en el túnel central encontramos algunos interruptoresmecánicos“, al igual que en el techo. Entre el salpicadero y el túnel central se encuentra una gran pantalla escamoteable, para gestionar todos los ajustes. Por último, sus asientos cómodos y envolventes son la reinterpretación contemporánea de los originales y disponen de mandos eléctricos de seis posiciones y cuatro posiciones lumbares. Los mismos materiales y colores que los asientos se utilizan en la tapicería de los paneles de las puertas, el salpicadero, el habitáculo y el túnel central.

 

Ver también
El Ford Kuga se pone al día

Ahora, Alfa Romeo vuelve al mundo de los “fuoriserie” con una serie limitada de sólo 33 unidades, todas ellas ya vendidas del nuevo 33 Stradale, que combina la herencia y el futuro de la marca como símbolo de la noble deportividad italiana. Creado en la recién fundada “Bottega” Alfa Romeo, donde los diseñadores e ingenieros del Alfa Romeo Centro Stile, junto con historiadores de la marca, primero escucharon a los posibles compradores y luego produjeron el coche juntos, ha sido fabricado a mano en la Carrozzeria Touring Superleggera

 

Su interior, disponible en los acabados Tributo o alfa Corsa, está inspirado en el mundo de la aviación

 

Versión V6 biturbo o eléctrica con tracción total

 

El 33 Stradale puede estar equipado con un motor V6 biturbo de 3.0 litros con más de 620 CV que se transmiten al eje trasero mediante una caja de cambios DCT de ocho velocidades y diferencial electrónico de deslizamiento limitado o bien, en su versión BEV, en cuyo caso está equipado con tres motores eléctricos que proporcionan una potencia total de más de 750 CV, tracción total y una autonomía estimada de 450 km (WLTP) gracias a su batería de 90 kWh útiles. Si bien, ambas versiones aceleran de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, en la versión eléctrica, su velocidad máxima es de 310 km/h, mientras que en la versión con motor V6 biturbo  es de 333 km/h (la versión de gasolina pesa 1.600 kg Vs a los 2.100 kg de la eléctrica). El conductor puede seleccionar entre los modos de conducciónStrada” y “Pista”. El primero se activa al arrancar el coche y garantiza confort y placer de conducción, con una entrega de potencia suave, sensibilidad habitual del pedal, suspensión blanda, transmisión fluida y válvulas de escape activas que sólo se abren por encima de las 5.000 rpm. Por su parte, en el modo “Pista”, la potencia es máxima, los pedales responden aún más rápido, la suspensión es rígida, el cambio de marchas es rápido y las válvulas de escape activas siempre están abiertas con el control de tracción desactivado (ESC OFF). En el apartado de suspensiones, el nuevo 33 Stradale lleva un esquema de suspensiones de doble brazo con amortiguadres activos y dirección semivirtual tanto en el eje delantero como en el trasero. Para poder superar sin problemas obstáculos en la calzada, como por ejemplo badenes o baches o, para poder entrar en aparcamientos o garajes,  se puede activar un sistema que eleva el eje delantero unos 50mm, con lo que evitamos  daños en la carrocería. Equipado con el sistema de frenado integrado Alfa Romeo Brake-By-Wire, el 33 Stradale cuenta con frenos carbonocerámicos Brembo ventilados y perforados con una pinza monobloque de seis pistones de aluminio en la parte delantera y, de cuatro pistones en la parte trasera. Las pinzas, además de los clásicos colores Rosso, Nero y Giallo, pueden personalizarse en otros colores bajo pedido.

 

Entusiasmada por su regreso a la competición, Alfa Romeo decidió producir el 33 en una edición muy limitada para particulares, como un coche “fuoriserie” (fabricado a medida), que combinase las prestaciones del Tipo 33 de carreras con el confort y la facilidad de conducción adecuados para el uso diario y, cuyo diseño se confió a Franco Scaglione. El resultado fue el Alfa Romeo 33 Stradale, que fue presentado oficialmente en el Salón del Automóvil de Turín de 1967

 

El nuevo 33 Stradale está disponible con un motor motor V6 biturbo de 3.0 litros de 620 CV o, en su versión eléctrica de 750 CV