Estás leyendo
Ferrari KC23, el nuevo One-Off basado en el 488 GT3 Evo 2020

Ferrari KC23, el nuevo One-Off basado en el 488 GT3 Evo 2020

Ver galería

Tras más de tres años de trabajo y, a petición de un importante coleccionista de la marca, Special Projects, el programa de Ferrari que tiene como objetivo la creación de unidades únicas o “One-Off” acaba de presentar el Ferrari KC23. Basado en el 488 GT3 en su versión Evo 2020, del que hereda su diseño, chasis y su motor V8 biturbo de 4.0 litros y 600 CV, aporta una visión audaz y extrema de un coche de carreras futurista con ruedas cubiertas. Está concebido únicamente para su uso no competitivo en circuitos o track-days, el KC23 hará su debut en el Goodwood Festival of Speed y posteriormente (del 1 de agosto al 2 de octubre), estará expuesto en el Museo Ferrari de Maranello.

 

Otros detalles por los que destaca el KC23 con sus puertas de apertura vertical articuladas en un solo brazo, una arquitectura compartida con el icónico superdeportivo LaFerrari y, su color Gold Mercury, una pintura de cuatro capas especialmente desarrollada con base de aluminio. El metal líquido que contiene la hace muy brillante cuando le da la luz solar y además, le permite cambiar de tonalidad en función del tipo y ángulo de la luz que incide sobre ella

 

Este nuevo One-=ff está basado en el 488 GT3 en su versión Evo 2020,

Desde las primeras etapas del proyecto, el Centro Stile Ferrari bajo la dirección de Flavio Manzoni se propuso, de acuerdo con el cliente para crear un coche único, extremo y sin homologación, que se convirtiera inmediatamente en un clásico de líneas atemporales y, al mismo tiempo, abriera una mirada al futuro del mundo de los superdeportivos, Su principal peculiaridad reside en su configuración dual y es que, cuando está parado presenta un aspecto limpio que permite lucir sus formas puras, elegantes y sinuosas a lo que se suman sus llantas de 21”  para el eje delantero y de 22” para el trasero. Por el contrario, cuando sale a la pista, se transforma y le aparecen unas tomas de aire salientes de apertura automática, un imponente alerón trasero y se cambias las llantas por otras de 18”. Desde el punto de vista de la carga aerodinámica y térmica, se ha realizado un intenso trabajo para mantener las prestaciones del coche, en línea con las del “coche donante” a pesar de que la silueta de ambos coches es completamente diferente. Por ello, se han construido paneles con cinemáticas ad hoc que se activan automáticamente al encender el KC23. Uno de ellos, el situado detrás de la rueda delantera descubre un desviador de flujo que aumenta la carga vertical delantera y mantiene el equilibrio aerodinámico adecuado. Por su parte, el de la parte trasera garantiza el flujo de aire necesario para refrigerar el intercooler y los componentes auxiliares, así como la admisión del motor.

 

Tras más de tres años de trabajo y, a petición de un importante coleccionista de la marca, Special Projects, el programa de Ferrari que tiene como objetivo la creación de unidades únicas o “One-Off” acaba de presentar el Ferrari KC23. Basado en el 488 GT3 en su versión Evo 2020, del que hereda su diseño, chasis y su motor V8 biturbo de 4.0 litros y 600 CV, aporta una visión audaz y extrema de un coche de carreras futurista con ruedas cubiertas

 

Ver también
Cupra Born VZ la versión más potente del primer modelo eléctrico de Cupra

Cuando el KC23 sale a la pista se transforma con su llantas de 18″, su alerón trasero y unas tomas de aire salientes de apertura automática

Heredado del 488 GT3, el capó delantero cuenta con un sistema de apertura rápido mediante unos pasadores, los grupos ópticos delanteros han sido rediseñados, al igual que los traseros, donde las lamas luminosas de metacrilato, inspiradas en el concept car Ferrari Vision Gran Turismo, proporcionan un llamativo efecto al encenderse. Incluso las ventanillas del coche se han visto influidas por la filosofía de diseño del KC23, cuyo montaje sin juntas, elimina de la vista los pilarescreando un efecto cúpula derivado de la aeronáutica y, su acabado metálico permite que se fundan con la carrocería del coche para lograr un efecto futurista de gran impacto. Otros detalles por los que destaca el KC23 con sus puertas de apertura vertical articuladas en un solo brazo, una arquitectura compartida con el icónico superdeportivo LaFerrari y, su color Gold Mercury, una pintura de cuatro capas especialmente desarrollada con base de aluminio. El metal líquido que contiene la hace muy brillante cuando le da la luz solar y además, le permite cambiar de tonalidad en función del tipo y ángulo de la luz que incide sobre ella. El interior se ha mantenido lo más minimalista posible y similar al del 488 GT3 Evo 2020, con la excepción de los paneles de las puertas y el guarnecido del salpicadero del lado del pasajero. Los asientos específicos, tapizados en Alcantara con el logotipo electrosoldado, confieren al habitáculo un aspecto elegante, perfectamente integrado con el del exterior. La visibilidad trasera está garantizada por un sistema de cámaras que ha aportado grandes ventajas aerodinámicas al suprimir los clásicos espejos retrovisores, además de preservar las líneas del lateral.

 

Su principal peculiaridad reside en su configuración dual y es que, cuando está parado presenta un aspecto limpio que permite lucir sus formas puras, elegantes y sinuosas a lo que se suman sus llantas de 21”  para el eje delantero y de 22” para el trasero. Por el contrario, cuando sale a la pista, se transforma y le aparecen unas tomas de aire salientes de apertura automática, un imponente alerón trasero y se cambias las llantas por otras de 18”

 

Su color Gold Mercury con base de aluminio es muy brillante cuando le da la luz solar y además, le permite cambiar de tonalidad en función del tipo y ángulo de la luz que incide sobre ella